Jueves, 05.12.2019 - 23:34 h
El supervisor pide menos ladrillo y sucursales

El BdE muestra a la banca las recetas para elevar sus ganancias en 4.700 millones

Intensificando la reducción de los activos tóxicos y la reducción de costes las entidades conseguirían elevar en 3,5 puntos su rentabilidad (ROE).

Hernández de Cos, Banco de España
El BdE muestra a la banca las recetas para elevar sus ganancias en 4.700 millones. / EFE 

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, desvela su receta para que la banca vuelva a ser rentable, un objetivo que el conjunto del sector conseguiría reduciendo su morosidad y costes hasta los niveles vistos antes de la crisis. Según los cálculos del organismo, solo estas dos medidas permitirían elevar el beneficio neto de las entidades financieras españolas en hasta 4.700 millones de euros. La mejora en rentabilidad, situada actualmente en el 6,2% (ROE) sería de 3,5 puntos, lo que llevaría este indicador por encima del coste del capital y haría al sector de nuevo atractivo para los inversores.

De acuerdo al discurso pronunciado por Hernández de Cos en la apertura del 15 Encuentro del Sector Bancario -organizado por el IESE y EY-, igualar los mínimos históricos en morosidad y eficiencia (mejor cuando más bajos) permitiría al sector elevar su resultado anual en "casi 5.000 millones de euros con respecto al observado (...), y un ROE 3,5 puntos porcentuales más elevado". "De esta forma, el ROE se situaría confortablemente por encima del rango superior estadísticamente factible de estimación del coste de los recursos propios", ha explicado el gobernador del Banco de España.

Para el organismo supervisor, rebajar los activos tóxicos de la banca desde el 5,3% actual -equivalente a 40.000 millones de euros- hasta el 0,26% de 2005 permitiría elevar el resultado anual de la banca española en 1.700 millones de euros y subir el ROE en 1,3 puntos porcentuales. Por su parte, reducir la ratio de eficiencia (que mide la relación entre costes e ingresos) hasta el 43,2% de 2009, desde el 56,2% de junio de 2019, contribuiría con 3.000 millones de euros y 2,2 puntos de rentabilidad.

Hernández de Cos advierte, no obstante, que estas dos estimaciones son "simplemente ilustrativas" y reconoce la "dificultad" de alcanzar unos niveles de morosidad y de gasto tan bajos. No obstante, dice que la reducción del gasto mediante cierre de oficinas y sucursales y seguir limitando la exposición al ladrillo tóxico son dos acciones que "deberían ser priorizadas por las entidades". Respecto a las fusiones, Hernández de Cos dice que ya ha habido una gran consolidación y que solo deben salir adelante cuando "generen valor para el accionista".

Posibles daños colaterales por los tipos bajos

Este discurso se produce en un momento en el que los supervisores bancarios, tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo (BCE), han identificado la escasa rentabilidad del sector como uno de los mayores riesgos a futuro. La banca atribuye sus bajos beneficios al actual escenario de tipos de interés en negativo, pero Hernández de Cos defiende que el 70% de la caída en el margen de intereses -el principal indicador del negocio bancario tradicional- se corresponde con la caída del crédito y el crecimiento de los créditos morosos, dos factores a los que contribuyen positivamente los bajos tipos de interés.

​No obstante, el gobernador sí que ha reconocido que el nivel actual de los tipos de interés, de extenderse 'sine die' en el tiempo, puede tener efectos colaterales perjudiciales para los intereses del sector. "El mantenimiento de tipos muy reducidos durante un período adicional potencialmente amplio pueda acabar teniendo alguna consecuencia negativa sobre el canal bancario de transmisión de nuestra política monetaria", ha dicho Hernández de Cos, que también ha desvelado que el coste del capital ha caído desde el tradicional 8-10% hasta el 7% en la actualidad.

Ahora en Portada 

Comentarios