Jueves, 27.02.2020 - 14:35 h
Tenía que aportar al beneficio en 2019

La difícil digestión del Popular: lastrará los resultados de Santander hasta 2021

Ana Botín reconoce que "se equivocaron" con la previsión del escenario de tipos de interés cuando compraron la entidad por un euro.

Banco Santander, sede
La difícil digestión del Popular: lastrará los resultados de Santander hasta 2021. / J.G. 

A Banco Santander se le está complicando la digestión de Banco Popular por culpa del actual escenario de tipos. La entidad cántabra tenía previsto que el banco que adquirió al precio simbólico de un euro tuviera una aportación positiva al beneficio por acción en 2019, pero la realidad es que sigue lastrando los resultados del grupo dos años y medio después de su compra. Y podría hacerlo durante un año más, según reveló Ana Botín en la rueda de prensa celebrada este miércoles con motivo de la presentación de sus cuentas anuales.

La presidenta admitió públicamente que se equivocaron "en una cosa" cuando compraron Popular en junio de 2017: el escenario futuro de tipos de interés. En aquel entonces, el banco preveía un cambio de tendencia en el Euríbor y proyectaba que tocaría el terreno positivo a comienzos de 2018. En cambio, en 2020, sigue en negativo, lo que ha obligado a Santander a retrasar uno de los objetivos que anunció tras la adquisición de la entidad financiera.

"Hay una cosa en la que nos equivocamos: el ciclo. Cuando compramos Popular pensábamos, no nosotros, el mercado entero, que los tipos iban a cambiar y, como he dicho antes, en un banco, que los tipos pasen del 0,5% al -0,4% tiene un impacto enorme. Entonces, aunque no damos estos datos, se va a retrasar un poco la aportación positiva, hasta 2020 o 2021, pero va a estar ahí", explicó Botín. Por este mismo motivo, el banco ya elevó hace un año el ahorro de costes a aplicar en Banco Popular.

Y es que el pasado mes de abril, durante la presentación de su plan estratégico, Banco Santander informó de un incremento del 50% respecto a sinergias que se anunciaron en el momento de la compra del Popular. Así se podría conseguir el objetivo de rentabilidad sobre la inversión del 13-14% que prometió a los inversores que acudieron a la ampliación de capital de 7.000 millones de euros realizada en 2017 con motivo de la absorción de Banco Popular. Este ahorro de costes superior al previsto, no obstante, se tradujo en un ERE y un cierre de oficinas más intenso de lo previsto inicialmente.

Y es que inicialmente el ahorro de costes previsto con Popular 'solo' iba a suponer la salida de 3.823 trabajadores a jornada completa (FTEs), de acuerdo a documentación interna del banco. No obstante, un escenario económico peor de lo esperado ha forzado a la entidad a realizar finalmente dos EREs, uno en 2018 de 1.715 empleados y otro en 2019 de un total de 3.223 trabajadores.  Además, fuentes del mercado aseguran que los costes legales de la adquisición podrían ser superiores a lo inicialmente previsto por el banco.

Sinergias Banco Santander Popular
 
Buen humor en banco santander

Ana Botín, de Orcel al feminismo

Pese al ligero retraso en los objetivos de  Banco Popular, Ana Botín estaba de muy buen humor. Y lo cierto es que tiene motivos para ello. La acción de Santander subió ayer más de un 4% y el buen ambiente entre los altos directivos del grupo era palpable en la rueda de prensa posterior a la presentación a las cuentas anuales.

En su intervención, Botín mostró una actitud cercana y coloquial, algo inusual en los banqueros a la hora de dar cuenta de sus resultados, pero que está en línea con la nueva estrategia de imagen del grupo, que busca mejorar su reputación acercando a su presidenta a la sociedad. Y parece que está funcionando, ya que la propia Botín reconoció que su participación en Planeta Calleja hace que a las personas que vieron el programa sean más propensas a hacerse clientes de Banco Santander. 

Ni siquiera se molestó cuando le preguntaron en hasta tres ocasiones por el polémico fichaje de Andrea Orcel. Se limitó a esquivar el asunto diciendo que es un tema de abogados. Y bromeó con el consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair, cuando se le preguntó por qué no se había situado a una mujer al frente de esta división.

"Me encantaría que el próximo consejero delegado (en España) fuera una mujer, así que Rami, ponte a trabajar", dijo Botín, en tono aparentemente jocoso, al responsable del negocio del banco en nuestro país. La presidenta también renovó su compromiso feminista y explicó que se fomenta la igualdad de género en la cúpula del banco, aunque matizó que no quiere discriminar "contra los hombres" . "Nosotras no somos así", apostilló.

Respecto a su presencia en las redes sociales, Botín se aventuró a contar que captó a un cliente en Salamanca a través de Instagram y dio la casualidad que una periodista presente en la rueda de prensa conocía a dicha persona. Además, la banquera solicitó a los asistentes encontrar una traducción precisa para el término financiero anglosajón "mid-single digit". Tras no quedar satisfecha con la respuesta, espetó lo siguiente: "No lo entiendo, con la cantidad de gente de letras que hay aquí...".

También lanzó un 'recado' a la división de marketing, que "gasta mucho" y admitió que se enteró de la compra de Coches.com por parte de Santander a través de la prensa. Y tuvo otro momento simpático cuando el máximo responsable del negocio del banco Gerry Byrne, que no habla español, intervino en la presentación para aclarar un malentendido. "Rami and me are amigos", dijo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING