Lunes, 19.08.2019 - 22:55 h
Tras la investidura fallida

Santander insta a Sánchez y al PSOE a formar un gobierno estable cuanto antes

Jose Antonio Álvarez, CEO del grupo cántabro, pide acuerdos que permitan formar un Ejecutivo y dar estabilidad económica al país.

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander
José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander / BANCO SANTANDER

Banco Santander, la mayor entidad financiera española, irrumpe en la investidura e insta al al actual presidente en funciones, Pedro Sánchez, a alcanzar "cuanto antes"  los acuerdos necesarios para formar un gobierno "estable" que permita dar certidumbre económica al país. "Nos gustaría que hubiese un gobierno cuanto antes", ha comentado este martes José Antonio Álvarez, consejero delegado del grupo que preside Ana Botín.

En opinión del número dos de Santander -que en rueda de prensa ha rechazado ofrecer detalles sobre la batalla legal que disputará el grupo con Andrea Orcel por su fallido fichaje- se ha mostrado partidario de evitar unas nuevas elecciones, ya que la formación de un nuevo gobierno da "estabilidad" y favorece las dinámicas de inversión. "Es más fácil con gobierno que sin gobierno", ha señalado el directivo.

Unas horas después de que Sánchez no haya superado la primera votación de investidura, Álvarez ha evitado pronunciarse sobre un posible gobierno de coalición del PSOE con Unidas Podemos y ha reiterado que el deseo del banco es que haya un gobierno estable que dé un "horizonte de certidumbre en la dirección política y económica que estime correcta", sin entrar a valorar el color del nuevo Ejecutivo.

El consejero delegado ha asegurado también que el banco no mediará en las negociaciones de investidura: "Nosotros nos dedicamos a gestionar el banco y con eso ya tenemos bastante. Son los partidos, de acuerdo con el mandato que han recibido, los que se encargarán de ver cómo se gestiona la situación política. Respecto al posible impuesto a la banca que lleva Unidas Podemos en su programa, ha afirmado "no tener noticias".

Álvarez ha realizado estas declaraciones durante la presentación de los resultados de Santander correspondientes al primer semestre del año. En los seis primeros meses del ejercicio, el grupo que preside Ana Botín ha registrado un beneficio neto de 3.231 millones de euros entre enero y junio, un 14% menos que un año antes, tras aplicar un cargo de 600 millones de euros por el ERE (Expediente de Regulación de Empleo) por la integración de la red de oficinas Banco Popular, un proceso que se cobrará la salida de 3.223 empleados, entre otros ajustes.

A la espera de un presidente en Santander España

En el encuentro con la prensa, el consejero delegado también se ha mostrado reacio a avanzar cualquier tipo de detalle sobre quién podría ser el sustituto de Rodrigo Echenique en la presidencia de Santander España, un cargo que estaba reservado para el propio Álvarez en el marco de la reestructuración de la cúpula que tenía prevista el banco por el fichaje de Orcel, operación que se canceló el pasado mes de enero.

"Cuando tengamos algo que comunicar se lo haremos llegar oportunamente", ha afirmado Álvarez durante la presentación de unos resultados que han sido mejores de lo esperado y muy celebrados por el mercado, que ha premiado al Santander con una revalorización superior al 3,6% en la Bolsa de Madrid.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios