Lunes, 18.11.2019 - 17:03 h
El efecto de trasladar a la economía real la política del BCE

Los bancos podrían ingresar hasta 3.296 millones si cobrasen por los depósitos

Banco Sabadell abre la puerta a tener que cobrar por los depósitos a clientes particulares para superar el permanente escenario de tipos bajos.

Banco de España bolo
Los bancos podrían ingresar hasta 3.296 millones si cobrasen por los depósitos. Efe

Los bancos se están planteando cobrar por guardar el dinero de sus clientes particulares. Una posibilidad que, aunque remota, aportaría hasta 3.296 millones de euros a la cuenta de resultados de las entidades en un momento en el que las vías alternativas de ingresos con las que alimentar sus ya deprimidos márgenes se les van agotando. ¿El motivo? El permanente entorno de bajos tipos de interés que impone el Banco Central Europeo (BCE).

Esta cuantiosa y nada despreciable cifra se alcanzaría si los bancos optaran por trasladar el tipo de facilidad de depósito del BCE, situado en el -0,4%, al total de depósitos que tienen en la actualidad las familias españolas, un importe que asciende a 823.878 millones de euros, según los último datos del Banco de España correspondientes al pasado mayo. De este total, 669.889 millones son depósitos a la vista, es decir cuentas corrientes, y los 154.289 millones restantes se corresponden con depósitos a plazo, un producto bancario en extinción.

Aún falta mucho para que los bancos cobren a los particulares por guardar su dinero. Es algo que está lejos de materializarse. Y es difícil que un pequeño ahorrador pague por tener su dinero en el banco si existe la posibilidad de retirarlo y guardarlo en efectivo en casa. Otra cosa son los clientes institucionales (gestoras de fondos, aseguradoras y fondos de inversión, entre otros) que ya pagan un precio de prácticamente el 0,4% por tener depositados sus fondos.

El siguiente paso van a ser las empresas, a las que los bancos acabarán cobrando de forma generalizada como ya se está haciendo en otros países como Alemania, donde es normal que una pyme pague por los depósitos superiores a 100.000 euros. Esta práctica sigue las recomendaciones del Banco Central Europeo (BCE), que cree que las empresas tendrían dificultades para operar sin una cuenta bancaria, ya que deben hacer frente al pago de salarios y proveedores, por lo que es probable que sigan depositando sus fondos en una entidad a pesar de que el servicio tenga un coste.

Si la inflación no remonta y los tipos de interés siguen cayendo, los siguientes en la lista serán los clientes particulares. Hasta el viernes pasado todas las entidades rechazaban de plano esta posibilidad, pero Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell abrió la veda. "Es más difícil trasladar estos cobros por los pasivos a los particulares, pero en algunos países ya se hace, como Suiza. La probabilidad es baja, pero se puede contemplar cualquier paradigma en un momento de cambio como el actual", dijo el directivo catalán.

El dinero ya pierde valor en el banco

Pese a que suena extraño que el banco te cobre por guardar tu dinero, lo cierto es que los depósitos de los hogares en la actualidad tan solo remuneran un 0,04% (los depósitos a plazo un 0,05%), umbrales que se sitúan por debajo de la inflación, por lo que, en términos reales los pequeños ahorradores están perdiendo dinero tanto si lo tienen en el banco como si lo guardan debajo del colchón.

En cambio, el coste de esta remuneración del 0,04% para los bancos no es despreciable, pues supone pagar a las familias 345 millones de euros. Cifra que, sumada a lo que están pagando actualmente a las empresas, asciende a 638 millones de euros. Mientras, el BCE cobra a los bancos un 0,4% por sus excesos de liquidez, un coste que más temprano que tarde acabará trasladándose a sus clientes, primero a las empresas y después, si la cosa no mejora, a los particulares.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING