Viernes, 23.08.2019 - 21:43 h
El proceso de transición energética se acelera

Bank of America avanza a 2027 el declive del petróleo ante renovables y baterías

El negocio del almacenamiento de energía va a pasar de 5.000 millones de dólares anuales a 27.000 millones en apenas diez años.

Parque eólico con baterías de almacenamiento de Tesla en Australia.
Parque eólico con baterías de almacenamiento de Tesla en Australia.

Se acabó lo que se daba. La era de los combustibles fósiles como materia prima para producir electricidad empieza a ser historia. El petróleo y el carbón han perdido la batalla frente a las renovables, que cuentan con un nuevo aliado: los sistemas de baterías para almacenar electricidad que se están desarrollando con éxito, principalmente en EE UU. Bank Of America Merrill Lynch (BofAML) lo tiene claro. En un informe titulado gráficamente 'Clean it, Store it, Use it' , los analistas de la entidad sostienen que la combinación de energías renovables, almacenamiento y vehículo eléctrico adelantará el punto de no retorno para el crudo -'peak oil'- a un periodo comprendido entre 2027 y 2030.

El banco norteamericano describe así su pronóstico sobre el punto en el que la demanda de crudo iniciará el declive: "Las energías renovables y el almacenamiento de energía pueden incluso aumentar los vehículos eléctricos a través de una electricidad más limpia y adelantar el pico de petróleo (2027-2030)".

En el proceso de sustitución de los combustibles fósiles, hay un elemento que está revolucionando el mercado energético: las baterías que permiten almacenar la electricidad para cuando no sea posible producir con viento o con sol. Hasta hace poco eran un sueño. Ahora empiezan a ser un buen negocio. El Bank of America sostiene al respecto que el almacenamiento anuncia ya  "la próxima fase importante en la transición a la energía limpia". Y pronostica una reducción de costes para los sistemas de almacenamiento de hasta el 50% para 2025 respecto a 2018.

El negocio de las baterías

El despegue de las baterías será tan grande, sostiene el banco, que alcanzarán el 6% de la capacidad energética mundial en 2040. Por supuesto, ahí hay negocio. El grueso se se lo disputan, fundamentalmente, tres compañías: Tesla, la alemana Sonnen-Shell (que ha abierto mercado en Estados Unidos y Australia) y la coreana LG Chem. Tienen ante sí un inmenso mercado en crecimiento. "El mercado anual de almacenamiento de energía de batería podría crecer al 16% entre 2020-30" sostiene el informe "llegando a 27.000 millones de dólares para 2030 y a 58.000 millones de dólares para 2040".

Gráfico baterías.
Gráfico baterías.

De momento, Estados Unidos parece estar a la vanguardia en la adopción de modelos que combinan renovables y almacenamiento, seguido de Europa. Asia está más rezagada. Las actividades que podrían beneficiarse del boom de las baterías a través de una mayor demanda serán los proveedores de equipos renovables, los desarrolladores de proyectos, los proveedores de baterías, los especialistas en reciclaje y los proveedores de equipos eléctricos.

El modelo que viene estará marcado por los proyectos de energía limpia híbridos, que combinan energías renovables (eólica, solar o las dos) con algo de almacenamiento de batería, generalmente de 2 a 4 horas. Es una solución para reducir problemas como la intermitencia, la reducción, los bajos precios y la sobrecarga de la red. Los proyectos híbridos, señala el informe del Bank Of America, no pueden asegurar el vertido del 100% de energía renovable a la red. Tampoco un almacenamiento de larga duración estacional (de verano a invierno). Pero pueden ayudar a aumentar la penetración renovable en general. 

No es futuro porque ya está aquí. Empresas como Vestas, Siemens y Next Era tienen en marcha en EE UU y Australia proyectos que combinan viento, placas fotovoltaicas y baterías de almacenamiento. No son sólo las empresas "verdes" las que se interesan por el almacenamiento. También lo hacen las empresas de servicios públicos y hasta las empresas de petróleo y gas. Iberdrola, NextEra, Xcel, Engie o Shell -dueño de Sonnen- tienen proyectos importantes en marcha.

Precios de derribo

El almacenamiento de energía ha irrumpido ya en los contratos de suministro. En Los Ángeles (California, EEUU), la Junta de Comisionados de Agua y Energía va a aprobar un contrato de suministro a 25 años con la empresa 8minute Solar Energy que cubrirá el 7% de la demanda de electricidad de la ciudad a 1.997 centavos de dólar/kwh para energía solar y a 1,3 centavos para energía procedente de baterías. Es el precio solar fotovoltaico más bajo registrado en EEUU, según informó Forbes. 

Los pronósticos del Bank Of America para la demanda mundial de petróleo, con el año 2027 como horizonte, no están muy alejados de los que elaboró la Agencia Internacional de la Energía para la Unión Europea. Tampoco se alejan mucho del informe que encargó una petrolera  española en 2017 que situaba el pico de consumo en España en 2023. Hasta entonces, el consumo, que fue profundamente afectado por la crisis, irá en aumento. 

Ahora en Portada 

Comentarios