Domingo, 18.08.2019 - 01:42 h
Se compromete a mantener el dividendo de 2.500 millones

Bankia se abre a rebajar sus objetivos de beneficio por el BCE y los tipos bajos

José Ignacio Goirigolzarri asegura que la cúpula de la entidad está evaluando rebajar los 1.300 millones de beneficio previstos para 2020.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri / EFE
Bankia se abre a rebajar sus objetivos de beneficio por el BCE y los tipos bajos. / EFE

El entorno permanente de bajos tipos de interés y la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) aplique rebajas adicionales han obligado a Bankia a plantearse la posibilidad de rebajar los objetivos de beneficio de su Plan Estratégico 2018-2020, que contempla cerrar el próximo ejercicio con unas ganancias de 1.300 millones de euros.

Así lo ha indicado el presidente de la entidad nacionalizada, José Ignacio Goirigolzarri, durante su participación en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde, en cualquier caso, ha reiterado el compromiso de Bankia de repartir 2.500 millones de euros en dividendos durante los tres años de vigencia del plan. Para ello, el banco tiene previsto repartir entre los accionistas su exceso de capital por encima del 12%

"En cualquier entorno de tipos de interés se mantiene nuestro compromiso con los 2.500 millones de euros", ha afirmado el presidente de Bankia, que asegura que la entidad cuenta con "palancas" para alcanzarlo. Respecto al beneficio, no obstante, ha señalado que desde la cúpula de la entidad se está "evaluando" si cambiarlo o no. "La decisión no está tomada", ha dicho.

En este contexto, Goirigolzarri ha defendido que el Plan Estratégico no es simplemente "un número", sino que se trata de un conjunto de "actuaciones" y ha puesto en valor han conseguido adelantarse a la hoja de ruta prevista en lo referido a la integración con BMN, a la reducción de activos improductivos y a la generación de capital orgánico.

Niega contactos con Banco Sabadell

En otro orden de cosas, Goirigolzarri ha descartado cualquier tipo de contacto con Banco Sabadell respecto a su posible fusión. "No hay nada de nada, ni por encima, ni por debajo de la mesa", ha dicho Goirigolzarri una vez que el presidente del banco catalán, Josep Oliu, alimentó los rumores sobre esta operación hace ya algunos meses. Además, ha negado que se hayan producido presiones desde los supervisores: "nadie se nos a acercado a este respecto".

El presidente de Bankia, sin embargo, no ha cerrado por completo la puerta a la fusión con Sabadell: "Todos sabemos que quien está en el mercado no puede decir qué va a pasar en el futuro, el Plan Estratégico no contempla cambios en nuestro perímetro, pero somos conscientes de que estamos en el mercado y de que la posición puede cambiar".

"Sufro con la evolución de la cotización"

Con respecto a la privatización, Goirigolzarri ha vuelto a indicar que el precio actual de las acciones de Bankia, que está lastrado por el entorno de bajos tipos de interés, no invita reactivar la privatización del banco. "No estoy nada tranquilo con la evolución de la cotización, de hecho sufro con su evolución, más por la devolución de las ayudas, que por la propia inversión que yo tengo", ha comentado.

En este sentido, el presidente de Bankia sostiene que si la los tipos de interés se mantienen en los niveles actuales o incluso inferiores se perjudicará el proceso de privatización. "Si se alarga no es bueno para el precio que pondrá el precio a los bancos y eso no será bueno para la privatización", apunta Goirigolzarri.

Respecto a la coyuntura política de España, Goirigolzarri no teme un posible gobierno de cooperación entre PSOE y Podemos. "Mi experiencia real ha sido muy positiva con los dos gobiernos anteriores, tanto con el del PP como con el del PSOE. No veo ninguna razón para que no siga así en el futuro", ha zanjado.

Ahora en Portada 

Comentarios