Sábado, 23.03.2019 - 14:37 h
Cree que hay margen para más fusiones bancarias

Bankia insta al Estado a retomar "poco a poco" su privatización cuando convenga

Reclama una regulación común para el sector financiero y los nuevos competidores si se dedican a las mismas actividades.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, presenta los resultados
El consejero delegado de Bankia, José Sevilla / EUROPA PRESS - Archivo

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha abogado este miércoles por que el Estado, a través del FROB, retome la privatización de la entidad cuando sea oportuno y "poco a poco", después de que la ministra de Economía, Nadia Calviño, abriera la puerta a colocar una participación de control del banco.

Además, durante su intervención en el XIV Encuentro Bancario organizado por el IESE y EY, el número dos de Bankia asegura que "habrá que ver el calendario y las oportunidades", destacando las dos colocaciones que ya se han llevado a cabo, cada una de un 7,5%, una en 2014 y, otra, a finales del año pasado. Actualmente el Estado, a través del FROB, ostenta una participación del 60,63%.

De esta forma, el banquero ha aseverado que la idea es continuar acudiendo al mercado para privatizar poco a poco la entidad, pero siempre con el visto bueno del accionista, que es el que debe decidir.

Calviño reconoció la semana pasada durante el Desayuno Informativo organizado por Europa Press, que el Gobierno no descarta ampliar el plazo límite para desprenderse de Bankia, actualmente fijado en diciembre de 2019.

Sevilla argumenta que queda por ver que las grandes tecnológicas sean capaces de sacar provecho a sus plataformas globales y sus cientos de millones de clientes, pero aun así ha pedido regular de manera similar actividades similares.

También ha lamentado que la unión bancaria avance a un ritmo tan lento, "algo que perciben los inversores", y ha dicho que no espera pasos significativos al menos hasta el verano de 2019, después de las elecciones europeas. Sin embargo, advierte de que el modelo actual "no es sostenible" porque los bancos europeos ahora se supervisan en Fráncfort, se resuelven en Bruselas y la factura se paga en cada país, algo que debería terminar con la unión bancaria.

Coincide con el consejero delegado del Banco Sabadell, Jaume Guardiola, en que en España aún hay margen para más fusiones bancarias, el mismo día en el que Unicaja y Liberbank han confirmado que mantienen negociaciones para unirse.

Y está igualmente de acuerdo en que la regulación actual merma la rentabilidad de los bancos por lo que si ahora se exige más capital puro y más capital con capacidad de asumir pérdidas, a las entidades sólo les queda mejorar la propia rentabilidad del negocio.

Para eso propone que las entidades sean más eficientes y cada una siga su estrategia, que en el caso de Bankia pasa por acompañar el asesoramiento en oficinas con más soporte por medios tecnológicos.

En cuanto a la reputación del sector, Sevilla ha considerado que si es un problema es porque algo se habrá hecho mal, pero ahora se trata de apostar por las buenas prácticas y transmitir a la sociedad que la banca es útil.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios