Jueves, 20.02.2020 - 02:30 h
El directivo aleja los rumores de fusión

Goirigolzarri no teme a Podemos: "Lo razonable es que todo continúe igual"

El presidente de Bankia tiene puentes con la formación que lidera Pablo Iglesias y pide "prudencia" respecto a la derogación de la reforma laboral.

Goirigolzarri
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en  los resultados del banco. / Efe

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, tiende puentes con Podemos pese a que el partido que lidera Pablo Iglesias 'pedía la cabeza' del directivo en su programa electoral. "Hemos tenido relaciones excelentes con todos los Gobiernos (...) Estoy convencido de que va a seguir así y lo razonable es pensar que todo continuará igual", ha comentado durante la rueda de prensa celebrada este martes con motivo de la presentación de los resultados anuales de la entidad.

Goirigolzarri se ha pronunciado así pese a que todavía, según ha comentado, no ha tenido ningún tipo de contacto con el nuevo Gobierno y confía en que no se produzca ningún tipo de  "injerencia política" en la gestión de la gestión de la entidad. "Con Podemos no tenemos que suavizar nada. No tenemos ningún tipo de crispación e imagino que en los próximos meses tendremos ocasión de coincidir con los distintos miembros del Ejecutivo. Estaremos encantados de hacerlo", ha apostillado el presidente de Bankia una vez que parece que Pedro Sánchez ha doblado el brazo a Pablo Iglesias respecto a sus deseos de hacer de la entidad un banco público, como ha publicado este medio.

El banquero, no obstante, sí que ha solicitado al Gobierno ser "prudente" respecto a su intención de derogar la reforma laboral del año 2012, pues ha defendido que esta medida consiguió bajar el umbral de crecimiento económico necesario para crear empleo por debajo del 2%. "Es un tema que es muy importante que sea conducido con prudencia", ha advertido Goirigolzarri. Respecto a las posibles subidas de impuestos que clamaba Podemos, el directivo ha subrayado que la imposición del sector ya es "razonable".

Respecto a la privatización, ha comentado que "probablemente no sea el momento más adecuado" por los bajos tipos de interés, lo que penaliza el precio de la acción de la entidad, un tema que "preocupa y ocupa" a Goirigolzarri. Aún así, señala que, por el momento, es mejor que no se discuta sobre la posibilidad de aplazar la fecha límite para que el Estado salga del capital de la entidad financiera.

"No hay ninguna fusión"

Goirigolzarri también ha alejado los rumores de fusión que relacionan a Bankia con Banco Sabadell o BBVA. "No hay nada ni encima de la mesa, ni debajo, ni en el cajón. No hay ninguna operación", ha respondido tajante el presidente de la entidad financiera, que cree "muy importante" que la plantilla no se distraiga y ponga el foco en la actividad comercial y en el cumplimiento del plan estratégico. "Pese a que parezca que tengan lógica industrial, luego hay que pasar de las musas al teatro".

En 2019, Bankia se ha anotado un beneficio de 541 millones de euros, dato que supone una caída del 23% con respecto al año previo a consecuencia de un alza significativa de los saneamientos (672 millones, +16%) y a un contexto de bajos tipos de interés. Aún así, Bankia ha conseguido estabilizar el margen de intereses (2.023 millones, -0,7%) y ha mejorado las comisiones netas (1.081 millones, +1,5%). No obstante, los ingresos totales, reflejados en el margen bruto (3.245 millones, -3,3%),  caen por culpa del peor resultado por operaciones financieras (298 millones, -27%).

En este contexto, Bankia ha decidido elevar hasta el 65% su pay-out (porcentaje del beneficio que se reparte entre sus accionistas) para poder distribuir un dividendo de 355 millones de euros, en línea con el año precedente, y así intentar cumplir con el objetivo de su plan estratégico 2018-2020 de repartir 2.500 millones de euros entre los inversores que forman parte de su capital, entre los que destaca el Estado, con una participación ligeramente superior al 60%.

Pendientes del IRPH

En este sentido, Goirigolzarri se ha comprometido a cumplir con esta meta siempre y cuando el TJUE no dicte una sentencia desfavorable para los intereses del sector financiero respecto al IRPH. Para ello, la entidad confía en el capital extra que le aportarán los nuevos modelos hipotecarios pendientes de aprobación del BCE. La rentabilidad (ROE) de la entidad se sitúa en el 4,2% y la ratio de capital CET1 en el 13,02%, lo que representa un exceso de solvencia equivalente a 795 millones de euros en la actualidad.

Durante la presentación de resultados, Gorigolzarri ha subrayado la buena evolución de la actividad comercial, con crecimiento cuotas de mercado, un avance que no se ha traducido al resultado por culpa del entorno de tipos bajos. Y es que el saldo crédito no dudoso por fin ha conseguido crecer en 2019 motivado por el buen comportamiento de la banca de empresas y de los préstamos al consumo, lo que ha compensado la caída del ‘stock’ de hipotecas. “Ha sido un año excelente en el mundo de la empresa”, ha comentado el presidente de Bankia, que también ha destacado el buen comportamiento del negocio de fondos de inversión, con un alza del 74% en captaciones netas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING