"Los peores momentos han pasado"

Bankinter empieza (por fin) a ver la luz al final del túnel de la hipoteca multidivisa

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter
Bankinter

Bankinter ya ve la luz al final del túnel de las hipotecas multidivisa, una contingencia legal que ha lastrado los resultados del grupo con 240 millones de euros en los últimos años. Y es que el ritmo de dotaciones se ha ralentizado en el último trimestre de 2019 y la entidad espera que la nueva tendencia se mantenga durante el ejercicio 2020, lo que contribuirá a compensar la pérdida de ingresos que supone la salida a bolsa de Línea Directa

Así lo reveló el director financiero de Bankinter, Jacobo Díaz, a los analistas que siguen la dinámica de la entidad este miércoles. El banquero precisó que el ritmo de provisiones por hipotecas multidivisa en el último trimestre de 2019 fue un 20% inferior en comparación con los tres meses anteriores, una reducción que, según explicó, continuará en los próximos trimestres. "Los peores momentos ya han pasado", comentó el directivo.

Este tipo de hipotecas se vendieron mayoritatiamente durante los años 2007 y 2008 y se caracterizan porque las cuotas se pueden pagar en una divisa diferente al euro -normalmente se utiliza el franco suizo o el yen-. El importe a devolver por parte del cliente sube o baja en función de cómo evolucionan los tipos de cambio respecto al euro durante toda la vida de la hipoteca.

La polémica reside en que en numerosas ocasiones la deuda a pagar por parte del cliente se ha elevado respecto al capital que se prestó en un primer momento incluso después de años pagando las cuotas. ¿El motivo? La debilidad del euro frente a otras divisas durante los años de la crisis. Estos casos acabaron llegando a los tribunales, que se han posicionado de forma mayoritaria a favor de los consumidores al entender que este producto, considerado complejo, se comercializó sin la debida transparencia.

Es más,el Tribunal Supremo ya ha fallado en cinco ocasiones a favor de los consumidores en diversos casos de hipotecas multidivisa. La última de ellas tuvo lugar el pasado mes de noviembre y se produjo en contra de Banco Santander por préstamo comercializado por Banco Popular. Bankinter, no obstante, fue la entidad financiera que más utilizó esta modalidad de crédito hipotecario, aunque también lo hicieron otras como Banco Popular, Barclays (CaixaBank) o Catalunya Caixa (BBVA).

Pese a los pronunciamentos del Alto Tribunal, el banco lucha este tema caso a caso y siempre ha defendido que se hicieron las cosas bien y que las hipotecas se comercializaron correctamente y bajo demanda. A comienzos de 2017, no obstante, el banco admitió que en algunos casos se equivocaron al colocar el producto a clientes que no daban el perfil.

Bankinter Multidivisa

Sea como fuere, Bankinter había conseguido salir inmune de los principales procesos legales que han afectado al conjunto del sector financiero, tales como las preferentes o las hipotecas con cláusula suelo, al no haber comercializado estos productos. Tampoco se enfrentará al posible golpe del IRPH. No obstante, las hipotecas multidivisa sí que han obligado a Bankinter, que ha elevado el caso a la justicia europea, a realizar provisiones multimillonarias. A cierre de junio, la dotación ascendía a más de 240 millones de euros.

La reversión de estas dotaciones durante los próximos años, no obstante, será una de las palancas con las que Bankinter tratará de compensar la pérdida de beneficios que implica la salida a bolsa de Línea Directa, que aporta en torno al 20% de los resultados del grupo, según explicó la consejera delegada, María Dolores Dancausa, durante la rueda de prensa correspondiente a los resultados anuales de 2019.

Otro de los factores que ayudará a contrarrestar la desinversión será la estabilización de la carga regulatoria, que se han duplicado desde 2014 y que a día de hoy supone 95 millones de euros anuales en el caso de Bankinter. Según los cálculos de Dancausa, estas dos palancas ayudarán a compensar el beneficio superior a 100 millones de euros que Línea Directa aportaba a la cuenta de resultados del banco.

Mostrar comentarios