Martes, 10.12.2019 - 14:31 h
La demanda de oficinas crece un 90%

El distrito 22@ 'salva' a Barcelona del descalabro inmobiliario que genera Colau

Poblenou recupera su papel decimonónico y tira de una ciudad en la que el residencial ha caído un 10% por las medidas de la alcaldesa.

Vista del 22@, en Poblenou, Barcelona.
Vista del 22@, en Poblenou, Barcelona. / Ayuntamiento de Barcelona.

Poblenou es un barrio de Barcelona que era conocido como el 'Manchester catalán' por la extraordinaria presencia de fábricas fruto de la Revolución Industrial. Con el proyecto 22@Barcelona se recupera su legado. La obsolescencia funcional de esta arquitectura, debido al cambio del sistema productivo, permite liberar un gran espacio en la Ciudad Condal... oportunidad que se está sabiendo aprovechar. Los estudios de consultoras e inmobiliarias coinciden: si Barcelona crece es gracias a las oficinas, y este barrio se lleva la palma. 

El año pasado terminó con una gran operación en el 22@: Meridia Capital en Barcelona compró a través de su fondo Meridia III a Värde por 25,8 millones de euros una manzana entera en el distrito. En total, 25.000 metros cuadrados de techo construible. En lo que va de año se han dado otras grandes operaciones relacionadas con este sector: el brazo inmobiliario del hólding de La Caixa, InmoCaixa, adquirió el complejo de oficinas de LLul 331 que era propiedad de la gestora alemana GLL y que está ubicado en el 22@; también destaca la venta de la Torre Telefónica a los magnates filipinos Grupo Emperador por 147 millones o la adquisición de por Aberdeen de la Torre Auditori por 147 millones, entre otras operaciones.

En menos de una década se han instalado más 4.500 empresas en el distrito financiero. Firmas como Yahoo! I+D, Microsoft, Mediapro, Groupalia, Capgemini o Indra también han escogido el 22@. En 2018 se incorporaron Regus, Hewlett Packard, Criteo, Eurecat, Cuatrecasas, Amazon... Incluso el edificio 'estrella' de este distrito, la Torre Agbar, sigue sumando inquilinos. Dynatrace, Oracle, la aseguradora británica Beazley, la agencia catalana de viajes Travel Perk y el 'coworking' Loom Houses alquilan en total más de 7.000 metros cuadrados. 

Edificio de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.
Edificio de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. / Ayuntamiento de Barcelona

También hay joyas arquitectónicas: bajo la antigua estructura de la fábrica textil de Can Tiana, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones estableció su sede corporativa. O el nuevo museo de la Fundación Vila Casas, el edificio Can Framis, está rodeado por un jardín espacio público con árboles y caminos, y recibió un premio de arquitectura Ciudad de Barcelona en 2010. Un galardón que también recibió el edificio Media Pro Imagina, donde se ubica parte de la Universidad Pompeu Fabra, pero concentra sus actividades en la antigua fábrica Ca l’Aranyó.

El distrito 22@ está articulado por la Avenida Diagonal, principal eje de negocios de Barcelona, que en su primer tramo conecta dos importantes polos de actividad: la plaza de las Glorias, futuro centro cultural y administrativo de la ciudad, y el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona. Este ámbito de actuación abarca 200 hectáreas y 115 manzanas. El potencial de techo (edificabilidad) se sitúa en cuatro millones de metros cuadrados, de los cuales el 80% se vincula a actividades productivas y el resto a otros usos como equipamientos y viviendas. Según apunta la consultora inmobiliaria CBRE, los proyectos de vivienda están cayendo en un 10% en la ciudad 

Doce edificios con licencia anterior a la nueva norma

¿Los motivos? Los responsables del estudio apuntan a que la caída puede reflejar el enfriamiento del sector debido a la nueva norma urbanística que obliga a los promotores a reservar un 30% de cada promoción a vivienda social. Ojo que hay truco, porque el estudio admite que el mayor impacto se notará en los próximos años, porque la mayoría de las obras que hay en marcha obtuvieron la licencia antes de la nueva norma.

Lo cierto es que Poblenou, el conocido como Distrito 22@ o distrito 'techi', tira del carro del inmobiliario en Barcelona con sus oficinas, un ámbito donde según un estudio de Colliers (Mad & BCN Office), donde hay 43.000 metros disponibles para nuevas ofertas. Desde CBR en Poblenou  hay 12 edificios en marcha, una actividad que ha comenzado a ampliarse por encima de la calle de Pere VI, el extremo del barrio tecnológico que más ha tardado en resultar atractivo para los inversores. Y el informe señala que la demanda internacional de oficinas ha crecido un 90%.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING