Miércoles, 20.02.2019 - 19:37 h
No habrá despidos

BBVA absorberá su filial en Portugal tras intentar vender su negocio luso sin éxito

Cuenta con un valor en libros de 230 millones a cierre de 2016 y dispone de un modelo de negocio focalizado en banca privada y personal. 

Fotografía de Francisco González, presidente del BBVA
Fotografía de Francisco González, presidente de BBVA. 

BBVA ha comenzado el proceso de absorción de su filial en Portugal, operación que aún se encuentra sujeta al visto bueno de los órganos sociales competentes y a la obtención de las autorizaciones admnistrativas pertinentes y que pretende asegurar la sostenibilidad y la solidez de su negocio en el país luso.

La absorción se produce tras barajar la entidad la venta de su negocio en el país éxito. A finales de 2014 la entidad decidía cancelar la venta porque ninguna oferta se ajustaba a la cantidad que pedían, siendo Caixa de Crédito Agrícola, la que más cerca estuvo de dicha operación. Aun así, esta operación asesorada por Nomura no tuvo éxito, y el banco presidido por Francisco González ha optado por fortalecer su presencia en el país tras varios años de beneficio en la  región. 

Según explica el banco, la fusión dotará a la estructura de su filial en Portugal de una mayor eficiencia y agilidad, poniendo la tecnología al servicio de las personas y mejorando su oferta de valor para los clientes del país.

Una vez concretado el proceso de absorción, BBVA operará en Portugal a través de una sucursal que dispondrá "de las mayores capacidades de gestión del grupo" y podrá acceder "con mayor agilidad" a sus plataformas y soluciones tecnológicas.

La filial de BBVA en Portugal, que contaba con un valor neto en libros de 230 millones de euros a cierre de 2016, dispone actualmente de un modelo de negocio focalizado en banca privada y personal y banca de empresas y grandes corporaciones.

"BBVA quiere seguir creciendo con sus clientes en Portugal con una mayor eficiencia en la gestión, ganando en competitividad comercial y mejorando la calidad del servicio", asegura el banco 'azul'.

Con esta fusión, el banco, que resalta la importancia del mercado luso, pretende asegurar la sostenibilidad y la solidez de su negocio en Portugal. Además, la operación no implicará recortes de plantilla ni una reducción del perímetro de su red comercial en el país.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios