Sábado, 23.02.2019 - 08:57 h
Caso FG-Villarejo

BBVA pasa la pelota a la Justicia: deja caer que el 'forensic' puede no encontrar nada

Torres recuerda que el campo de actuación de la investigación se circunscribe al ámbito del banco por lo que los tribunales podrán arrojar más luz.

Carlos Torres, BBVA
Carlos Torres, BBVA / EFE

Carlos Torres dejó caer durante la presentación de los resultados de BBVA que la investigación exhaustiva que ha puesto en marcha para conocer el alcance de las supuestas escuchas telefónicas que realizó el excomisario José Manuel Villarejo a instancias de BBVA para frenar el intento de asalto de Sacyr podría concluir sin resultados concluyentes al respecto, pues las pesquisas se circunscriben únicamente al perímetro del banco.

En una rueda de prensa de dos horas donde las cuentas de BBVA fueron lo de menos, el actual presidente del banco afirmó que la judicialización del caso, que está en manos de la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción, es la que “puede arrojar luz adicional” sobre el presunto espionaje masivo realizado bajo el mandato de Francisco González, ya que la capacidad de actuación de la Justicia es mucho más amplia que la que tiene la entidad.

“Todo apunta a que el caso se va a judicializar y eso provocará una investigación que obviamente será más extensa, ya que la Justicia puede entrar en ámbitos que nosotros no podemos. Nosotros solo tenemos acceso a la documentación que obra en poder del banco y no podemos investigar la información que no está en nuestro poder. Eso puede arrojar luz al asunto”, contestó Torres a una de las más de cuarenta preguntas relacionadas con el caso que recibió en la presentación de resultados.

De la mano de Garrigues, el asesor legal de cabecera del banco, BBVA ha podido acreditar tras una investigación preliminar iniciada en junio la contratación de Grupo Cenyt, la empresa de Villarejo, pero Torres justifica que prácticamente todos los bancos hacen uso de servicios de inteligencia. La entidad, por el momento, no ha encontrado nada que prueba de las escuchas. De ahí que se haya contratado a PwC para elaborar un análisis forense (forensic) de todos los documentos, correos electrónicos o registros digitales que soportan la relación de trabajo entre Grupo Cenyt y BBVA. "Estamos hablando de terabytes y de millones de documentos, por lo que va a llevar tiempo", explicó Torres.

La clave reside en verificar si en estos documentos existen pruebas de requerimientos ilegales o que puedan afectar a la reputación de la entidad financiera. El proceso está previsto que se extienda durante meses y es posible que acabe sin acreditar las escuchas. El equipo al frente de la investigación tiene acceso a toda la información que se encuentra en BBVA, pero no a la que está fuera del perímetro del banco. Además, es posible que los presuntos implicados hayan borrado cualquier rastro incriminatorio.

“No sabemos lo que saldrá de la investigación”, aseguró Carlos Torres, que dejó claro que no tomará ninguna decisión hasta que concluyan las pesquisas con el objetivo de no precipitarse y así no prejuzgar los hechos. Así las cosas, el nuevo presidente de BBVA tendrá un importante desafío en la Junta de Accionistas que previsiblemente celebrará la entidad a mediados de marzo en Bilbao, todavía con Francisco González en la presidencia de honor y con el ruido de las presuntas escuchas presente.

Torres, en cualquier caso, defiende de forma férrea a FG, a quien considera “guía y referente”. “Me ha transmitido que tenía la conciencia tranquila y que no sabía nada de las irregularidades que se han publicado (...) Yo le creo”, afirmó el presidente de BBVA, que, a pesar de la admiración que demuestra por su predecesor, se ha comprometido públicamente a actuar con “tolerancia cero y sin contemplaciones” en función de los resultados de la investigación.

Ahora en Portada 

Comentarios