Lunes, 17.06.2019 - 14:43 h
Incertidumbres en México

El negocio de BBVA en riesgo: Trump y Pemex amenazan su 'joya de la corona'

La posibilidad de que Washington imponga nuevos aranceles a México y la rebaja a bono basura de Pemex enturbian el futuro de la economía azteca.

Carlos Torres
El negocio de BBVA en riesgo: Trump y Pemex amenazan su 'joya de la corona'. / EFE

Crecen las incertidumbres respecto al negocio de BBVA en México, la 'joya de la corona' de la entidad que desde comienzos de este año preside Carlos Torres -tras el abrupto adiós de Francisco González-. La filial aporta actualmente algo más de la mitad de los beneficios del grupo pero la posible entrada de un nuevo arancel a los productos mexicanos -cancelado por ahora pero siempre sobre la mesa- por parte de la Administración Trump y la rebaja hasta 'bono basura' por parte de Fitch de la deuda emitida por Pemex, la petrolera estatal del país, enturbian el futuro de la economía azteca.

BBVA es el banco líder en México, con una cuota de mercado superior al 20%, por lo que cualquier perjuicio para la economía del país afectará negativamente la cuenta de resultados del banco español. Y así lo subrayan los analistas de Alantra en un informe que se ha publicado recientemente en un momento en el que la proyección de crecimiento de esta economía acaba de ser revisada a la baja por parte de las principales instituciones supranacionales, hasta el entorno del 1,5% en 2019, tras una contracción del PIB del 0,2% entre los meses de enero y marzo. 

Por tanto, el negocio de BBVA en México podría resentirse por una menor demanda del crédito y un incremento del coste del riesgo, así como por una depreciación del peso. A esto se une la reciente rebaja por parte de Fitch de Pemex, que ahora cuenta con una calificación BB+ (dentro del bono basura) con perspectiva 'negativa' ante las dudas que existen sobre la viabilidad de la compañía, que tiene una deuda de más de 100.000 millones de dólares, de las mayores del mundo.

Es posible que otras agencias del rating emprendan el mismo camino que Fitch y degraden también la calificación de la petrolera estatal mexicana, cuyo rescate público podría terminar siendo mayor de lo esperado, lo que tendría efectos sobre el conjunto de la economía azteca. Por el momento, Moody's mantiene el grado de inversión para los bonos de la compañía, aunque a finales de la semana pasada cambió su perspectiva desde 'estable' a 'negativa'.

Así las cosas, los analistas de Alantra advierten de que Pemex  supone el mayor riesgo individual para BBVA en México, dada su exposición a la compañía en forma de bonos y financiación. "Por tanto, la bajada del rating podría tener implicaciones negativas en términos del coste del riesgo y potencialmente también para las ratios de capital", avisan desde el banco de inversión español.

Otro gran foco de incertidumbre para BBVA es Turquía, un país que también es clave para el banco y que se encuentra en una plena tormenta política después de que el Gobierno de Erdogan anulase las elecciones municipales del pasado marzo, aunque sí que es cierto que la actuación del banco central turco el pasado nueve de mayo ha permitido tomar una bocanada de aire al aliviar la depreciación de la lira turca.

No todo es negativo

En cualquier caso, no todo son malas noticias para el grupo que lideran Carlos Torres y Onur Genç. Y es que un análisis de la consultora Álvarez & Marsal acaba de situar a BBVA entre los bancos mejor situados de Europa por su notable rentabilidad y capacidad de resistencia. De hecho, en la primera edición del informe Euro Banking Pulse, que analiza el desempeño de los 24 mayores bancos del 'Viejo Continente', BBVA aparece junto a Credit Mutuel, Danske Bank, HSBC, ABN Amro y Credit Agricole como uno de las entidades con mejor rendimiento.

Es más, con un retorno sobre el capital (ROE) en el entorno del 12%, BBVA se posiciona como el segundo banco más rentable de Europa al cierre del primer trimestre de 2019, solo por detrás del galo Credit Mutuel, mientras que en términos de eficiencia lidera el ranking por delante del Banco Santander, con una ratio en el entorno del 50%, frente a la media del 65,4% de los 24 mayores bancos de la Unión Europea. Este último indicador expresa que para ganar un euro, la entidad española tiene que invertir 50 céntimos, por lo tanto es mejor cuanto más baja.

Está por ver cómo evoluciona el banco con Carlos Torres al frente de la estrategia y con Genç gestionando el negocio mientras se resuelve la investigación, tanto interna como judicial, para esclarecer los trabajos que realizó el excomisario José Manuel Villarejo para la entidad cuando estaba bajo la batuta de FG (como se conoce al anterior presidente en la jerga del sector).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios