Lunes, 10.12.2018 - 14:53 h
Onur Genç, candidato a número dos

BBVA se pliega al BCE y elige como CEO a un banquero turco con 6 años en el sector

Fráncfort examinará a partir de ahora la idoneidad del nominado a consejero delegado del banco, que ha dirigido sus filiales en EE UU y Turquía.

Onur Genç, futuro consejero delegado de BBVA.
El BBVA ha designado al turco Onur Genç como su consejero delegado. / BBVA

Una solución que aspira a aplacar las reticencias de Fráncfort pero que, al mismo tiempo, se sale del guión previsto. BBVA nominó este jueves a Onur Genç como nuevo consejero delegado y sucesor de Carlos Torres, cuando este tome el relevo en la presidencia de Francisco González a partir del próximo 1 de enero. Con su elección, la entidad se desmarca de los nombres que se han barajado en las últimas semanas. Se decanta por un hombre de la casa pero con sólo seis años de experiencia en gran banca, en dos mercados, además, fuera de la eurozona, como Turquía, su país de origen; y Estados Unidos, la filial que ha dirigido en los dos últimos ejercicios.

El Banco Central Europeo (BCE) lleva meses abogando porque las entidades supervisadas aceleren su apuesta por el buen gobierno corporativo y separen la presidencia de la responsabilidad ejecutiva. BBVA no siguió esta directriz, que no es de obligado cumplimiento, al definir la inminente presidencia de Torres que, al igual que ocurrió con González, será ejecutiva.

Ahora, con la elección de Genç, se decanta por un banquero con bagaje al frente de dos filiales (Compass en EEUU y Garanti en Turquía) que, eso sí, combina con una marcada experiencia al margen de la banca tradicional. Licenciado en Ingeniería Eléctrica, cuenta en su currículum con un Master en Ciencias y 13 años de experiencia en el mundo de la consultoría, desde donde dio el salto a Garanti. En concreto, en McKinsey & Company, la misma firma en la que trabajó Carlos Torres durante más de una década.

Genç se pondrá ahora bajo la lupa del BCE. Deberá pasar un examen de idoneidad. Un análisis exhaustivo de sus capacidad y de su profesionalidad, fruto de la normativa europea Basilea III, con la que las autoridades comunitarias aspiraban a evitar que perfiles sin experiencia se colocaran al frente de una entidad de la eurozona. Una exigencia clave, más aún de un banco sistémico, como es el caso del BBVA.

Los otros candidatos

La sorprendente designación de Onur Genç se interpreta, por parte del sector, como una solución de compromiso con la que el BBVA trata de sortear las posibles resistencias del supervisor y culminar el plan de sucesión de Francisco González. La entidad bancaria había propuesto dos opciones alternativas para el cargo de consejero delegado, que eran Ricardo Forcano y Javier Rodríguez Soler, dos ejecutivos bien ubicados en la estructura funcional de la casa pero con escaso bagaje en el puro negocio bancario.

El BCE rechazó ambas candidaturas, según las citadas fuentes, dejando bien claro a Carlos Torres que debía complementar su presidencia ejecutiva con un consejero delegado que aportase una experiencia sobrada y bien acreditada. El BBVA se ha descolgado con la nominación de un ejecutivo con experiencia, aunque sólo sean seis años, al frente de la trinchera bancaria, tanto en el mercado 'retail' como mayorista.

Onur Genç está avalado por un historial académico de primer nivel, lo que podría inducir una exitosa carrera profesional. Para ello tendrá que acreditar una capacidad de liderazgo que dependerá en gran medida de la colaboración que pueda encontrar en su nuevo jefe, Carlos Torres. El predominio incontestable de los presidentes ejecutivos dentro del sector bancario no es el mejor augurio para un directivo extranjero poco conocido en España y que, en realidad, no ha sido la primera opción del BBVA a la hora de buscar a su número dos.

Se desmarca también de los criterios de elección de su principal rival en España. Hace sólo dos meses el Santander designó al suizo Andrea Orcel como consejero delegado. En su caso, apostó por un marcado perfil financiero dentro de la banca de inversión. Exconsejero delegado de UBS, Orcel participó en las grandes operaciones corporativas de la etapa de Emilio Botín, cuando el suizo era primera espada de Bank of AmericaMerrill Lynch.

Dos mercados difíciles

Genç aportará al BBVA su experiencia en dos mercados donde la entidad ha vivido claroscuros. El directivo turco fue 'deputy CEO' de Garanti, por el que BBVA sigue apostando, a pesar de que el propio Torres reconoció que vivió un "mal" inicio de año. Hasta septiembre, el resultado atribuido de la entidad turca se recortó un 14% a tipo de cambio corriente. Se quedó en 488 millones de euros. Es una aportación que no está lejos de los 541 millones de euros de Compass hasta septiembre, una cifra relativamente pequeña en un mercado potencial del tamaño de EEUU. 

BBVA cambia el paso con un CEO hasta ahora fuera de foco, que Carlos Torres ha saludado con un mensaje en el que se vincula su elección con la estrategia de transformación en la que está inmersa la banca española. Señala, por ejemplo, que la elección de un perfil como el suyo demuestra la capacidad del banco de "poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era". Busca justificar así que el banquero turco es el consejero delegado idóneo. De momento lo que sí ha sido es el candidato indispensable con el que el BBVA aspira a conseguir el beneplácito del BCE, lo que no es poco tal y como están los humos por Fráncfort.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios