Lunes, 22.07.2019 - 23:07 h
Inestabilidad en países emergentes

BBVA se pone en el centro de la diana del Banco de España por Turquía y Argentina

El gobernador cree que la situación de estas dos economías, donde BBVA tiene una presencia significativa, merece "mención especial".

Pablo Hernández de Cos y Carlos Torres
BBVA, en el centro de la diana del Banco de España por Turquía y Argentina. / Apie

El Banco de España advierte sobre los riesgos para la banca española que supone su presencia en economías inestables como Turquía y Argentina. Es la segunda vez que el supervisor realiza esta advertencia en poco más de un mes, la primera en el último Informe de Estabilidad Financiera y la última ayer, cuando el gobernador, Pablo Hernández de Cos, lanzó el mensaje -y mencionó solo estos dos mercados- justo enfrente de Carlos Torres, presidente de BBVA, entidad que, precisamente, mantiene una presencia muy significativa en ambos países.

Y es que tanto el gobernador del Banco de España, como el directivo bancario, compartieron ayer el estrado durante la inauguración de los cursos de verano que organiza cada año la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) y el BBVA.

Para el Banco de España, en un contexto internacional en el que riesgos claramente están sesgados al alza por las tensiones comerciales y la posibilidad de que se produzca un ‘Brexit’ duro, Turquía y Argentina son dos economías que se merecen una “mención especial” por culpa de sus elevadas necesidades de financiación en moneda extranjera y porque, además, no cuentan con un “buen colchón” de reservas internacionales.

La ‘caja’ que hace el BBVA en Turquía -mercado en el que entró cuando Torres era director de estrategia y desarrollo corporativo- asciende a 569 millones de euros, el 12% del total de las ganancias del grupo, aunque durante los años de la crisis llegó a ser uno de los principales catalizadores de los beneficios totales de la entidad.

El país otomano, no obstante, se encuentra ahora en plena tormenta política una vez que el Gobierno de Erdogan anuló las elecciones municipales del pasado marzo, lo que ha repercutido gravemente sobre la cotización de la lira, tal y como se encargó ayer de recordar el gobernador, que también subraya el débil dinamismo de la economía turca, donde BBVA está presente gracias a su participación del 50% en Garanti, uno de las principales entidades del país.

En Argentina, donde el grupo vasco ostenta una participación mayoritaria en el recientemente renombrado Banco Francés -la quinta entidad financiera del país-, la preocupación del supervisor surge porque, pese a que el rescate del FMI ha contribuido a reducir desequilibrios fiscales y externos, no se ha conseguido frenar el deterioro de la inflación, que ha provocado que BBVA se haya anotado pérdidas de 29 millones en el último año en este mercado.

Santander también está presente en Argentina

Persiste mucha incertidumbre relacionada principalmente con los resultados de las elecciones presidenciales que se celebrarán a finales de año y que definirán el modelo económico para los próximos años”, advirtió Hernández de Cos sobre Argentina, un país en el que Banco Santander también tiene una presencia importante a través de Santander Río, el tercer banco del sistema financiero argentino.

México, donde BBVA es líder del mercado y donde cosecha algo más de la mitad de sus beneficios, todavía no ha levantado las sospechas del supervisor, al menos públicamente, pero sí que ha habido informes de mercado que alertan de su exposición a Pemex. Sea como fuere, desde ‘La Vela’ recibieron con alivio la noticia del acuerdo entre la Administración Trump y el Gobierno del país azteca para frenar el arancel a los productos mexicanos.

Basta de lloros y a trabajar

En otro orden de cosas y dejando los riesgos de las economías emergentes a un lado, el Banco de España también quiere silenciar las continuos lamentos que llegan desde el sector financiero por actual escenario del bajos tipos de interés, que penaliza su negocio tradicional. Hernández de Cos, reconoce que sí, que el actual escenario de tipos estrecha los márgenes, pero defiende férreamente que la actual política del BCE tiene un efecto neto positivo sobre el sector.

En concreto, asegura que el escenario actual contribuye a incrementar los volúmenes de crédito y mejorar la capacidad de pago de los consumidores, lo que repercute positivamente sobre la morosidad. También incide en que la mejora en los niveles de empleo. Por todo esto, asegura que el “efecto neto es positivo”.

En su intervención de ayer, el Banco de España también reiteró la larga lista de deberes que tienen que hacer los bancos, como mejorar sus reducidos niveles de capital en comparación con las entidades europeas, seguir reduciendo la morosidad y el volumen de activos improductivos -aún con un amplio margen de mejora- y no relajar los niveles de concesión de créditos con el objetivo de evitar futuros impagos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios