Viernes, 18.10.2019 - 06:50 h
Defiende que no ha afectado al negocio

BBVA admite el impacto del caso Villarejo en su reputación y teme por sus clientes

Onur Genç, consejero delegado del grupo, anuncia que el banco no realizará provisiones por el caso Villarejo dado que no ha afectado a su actividad.

Onur Genç, futuro consejero delegado de BBVA.
El BBVA ha designado al turco Onur Genç como su consejero delegado a partir de enero de 2019. / BBVA

BBVA ha "tomado y seguirá tomando medidas" para esclarecer los hechos que le vinculan con el comisario jubilado José Manuel Villarejo y que provocado su imputación como persona jurídica en la Audiencia Nacional. Así lo ha anunciado el consejero delegado del grupo, Onur Genç, en una rueda de prensa 'online', donde ha descartado que el banco tenga que realizar algún tipo de provisión por este asunto, que se encuentra en una fase inicial y que, por el momento, "no ha tenido un reflejo directo sobre el negocio" ni sobre la cotización de la entidad financiera.

Genç, en cambio, sí que ha reconocido que el escándalo de las escuchas está impactando sobre la reputación de BBVA y que puede hacerlo sobre sus empleados y clientes, por lo que ha subrayado que la entidad está colaborando con las autoridades judiciales y haciendo "todo lo posible" para que se aclaren los hechos. "No nos gusta aparecer en los medios a diario", ha dicho el actual número dos de Carlos Torres durante la presentación de los resultados del primer semestre.

Estas declaraciones, realizadas en inglés, se producen una vez que la justicia ha imputado a BBVA como persona jurídica por los delitos de corrupción entre particulares, cohecho, descubrimiento y relevación de secretos. En su auto, el magistrado que lidera la causa, Manuel García Castellón, apunta en su auto a la "cúpula del propio banco" como posible responsable de la contratación de los servicios de Villarejo. BBVA todavía no sabe si recurrirá su imputación, una decisión que tomará "siguiendo el consejo de sus asesores legales".

Sea como fuere, cuando ha sido preguntado por las escuchas, Genç se ha remitido al último comunicado emitido por BBVA y ha reiterado el "firme compromiso" de aclarar los hechos y cumplir con la legislación. "Quiero señalar también que BBVA ha aportado información a la causa desde el inicio, colaborando con las autoridades", ha señalado el CEO del grupo, que durante sus conclusiones ha reiterado que el banco "está haciendo lo que tiene que hacer" al respecto sin interferir en la investigación judicial.

En este sentido, Genç asegura que están mejorando sus procesos internos a raíz del caso y recuerda que el banco "no está autorizado" para publicar los "hallazgos relevantes" del 'forensic', un trabajo de investigación interna que se ha concluido en "tiempo récord", aunque el proceso podría incluir nuevas líneas de actuación en función de cómo evolucionen las pesquisas judiciales.

Se niega a explicar los cambios en el comité de dirección

BBVA ya ha comenzado a depurar responsabilidades en su estructura y en la tarde del martes destituyó a Eduardo Arbizu, uno de los pesos pesados del banco, que hasta ahora ejercía como responsable global de 'Compliance', 'Regulation' y 'Supervisors' y que ha estado al frente del departamento legal del banco durante 16 años, entre 2002 y 2018. Genç, preguntado en hasta tres ocasiones, ha evitado dar cualqueir tipo de información al respecto alegando que no habla de personas individuales.

El proceso judicial, en cualquier caso, sigue sin preocupar al mercado, pues, como ha resaltado el consejero delegado, ningún analista se ha interesado sobre el escándalo del espionaje a políticos empresarios y periodistas realizado por Villarejo presuntamente a instancias del banco. Respecto a la preocupación del BCE y de los invesores institucionales, BBVA se limita a señalar que son "conscientes" de los hechos y que entienden que el proceso está en una "fase preliminar".

No cobrará por los depositos de particulares

Las cuentas de BBVA en el primer semestre han reflejado un resultado neto de 2.442 millones de euros por un incremento de los saneamientos, que se deben principalmente a los mayores costes por prejubilaciones y a los mayores riesgos en Turquía, uno de los principales mercados del grupo y cuya situación macroeconómica es incierta.

Los resultados muestran también una caída de unos 3.000 millones (-1,6%) en el saldo de depósitos en España que, según ha explicado Genç está relacionada con que la entidad ha comenzado a cobrar a algunas grandes empresas por sus excesos de tesorería. En cuanto a los clientes particulares, el CEO subraya que no tienen previsto "en absoluto" llegar a cobrar por tomar prestado el dinero de los minoristas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios