Martes, 26.03.2019 - 10:06 h
Mientras el BCE presiona

La indiscreción de Sánchez, Calviño y Torres desvela la estrategia de BBVA

La entidad no quería difundir la contratación de PwC para el informe 'forensic' sobre Villarejo, pero todo se truncó tras una conversación en Davos.

La indiscreción de Sánchez, Calviño y Torres revienta la estrategia de BBVA
La indiscreción de Sánchez, Calviño y Torres revienta la estrategia de BBVA. / Moncloa

La crisis del BBVA por la contratación del comisario Villarejo continúa dando quebraderos de cabeza a la entidad. En esta ocasión, los problemas han venido tras una indiscreción provocada en Davos, la ciudad suiza donde se está celebrando el Foro Económico Mundial durante esta semana, y afecta directamente al presidente del banco, Carlos Torres. En 'La vela', sede de la compañía, no querían hacer pública la contratación de PwC para el informe 'forensic', pero la estrategia saltó por los aires tras una conversación del propio Torres con la cúpula del Gobierno.

BBVA está negociando un acuerdo con PwC para investigar muchso más a fondo cómo se contrató a Villarejo y qué trabajos realizó el comisario ahora en prisión. Pero se trataba de una contratación confidencial, que se realizó sin publicidad. De hecho, la única mención a una investigación interna la realizó el propio presidente de la entidad cuando informó a sus trabajadores del escándalo: "A la luz de lo ahora publicado hemos ampliado el enlace de la investigación, tanto en lo que respecta a su ámbito como en cuanto a los recursos internos y externos dedicados", se podía leer en la misiva.

Pero, ¿qué ocurrió para que se hiciera pública la contratación de PwC? Mientras más de 40 efectivos de PwC desembarcaban en los archivos informáticos de BBVA a los que no pueden llegar sus abogados, Carlos Torres viajaba a Davos para cruzarse con la élite financiera mundial. Es una cita habitual para el presidente de la entidad, una rutina que siempre solía protagonizar Francisco González y que ahora tiene que liderar su sucesor. Allí, el ejecutivo mantuvo sendas conversaciones, tanto con Pedro Sánchez como con Nadia Calviño. Y es ahí donde en BBVA localizan la filtración.

Fuentes políticas aseguran que tanto el presidente como la ministra de Economía trasladaron a Torres su preocupación por lo que estaba sucediendo en BBVA. Con el BCE tocando a rebato desde Frankfurt, el Gobierno español también lleva días trasladando a la entidad su inquietud por las consecuencias que pueda tener el caso en un banco considerado 'sistémico' para España, tal y como se publicó en estas páginas. De hecho, la propia Calviño llegó a decir en público que se debían dilucidar las responsabilidades de los implicados en los tribunales. Todo un aviso a navegantes.

Torres, por tanto, comentó en Davos la contratación de PwC y, horas después, BBVA se encontró con el detalle de su conversación en los medios de comunicación. Eran las 21:24 del pasado miércoles cuando la agencia Efe difundió un teletipo en el que se adelantaba todo. Una indiscreción, por tanto, desveló todo lo que había diseñado el banco.

A partir de ese momento se puede especular con que BBVA procedió a activar un 'plan B' mediante lo que se conoce como una 'voladura controlada', indican las fuentes consultadas. Es decir, filtrar su propia versión para ofrecer la información precisa de un contrato que busca averiguar hasta dónde llegaron los trabajos de Villarejo para la entidad. 

Ahora en Portada 

Comentarios