Viernes, 26.04.2019 - 18:24 h
El informe de un grupo de expertos

Blackstone, el mayor casero de España, en el foco de la ONU: su operativa es atroz

Envía una carta al Gobierno en la que señala que la legislación ha facilitado el desembarco de 'megainversores' y ha desprotegido al ciudadano.

Sede de Blackstone.
Blackstone, el mayor casero de España, en el ojo de la ONU: su operativa es 'atroz'. / Efe

Blackstone es el mayor casero de España, con más de 20.000 viviendas en alquiler bajo su cartera. Y su operativa no es, precisamente, del agrado de Naciones Unidas. Todo lo contrario. Un grupo de expertos de la organización considera que el modo de actuar de este tipo de firmas de inversión, con Blackstone a la cabeza, puede considerarse "atroz" al especular con el precio de estas viviendas e impedir que las rentas más bajas puedan tener acceso a ellas. 

Se trata de las conclusiones del grupo de trabajo encabezado por Leilani Farha, relatora de Naciones Unidas para el derecho a una vivienda digna; y por Surya Deva, responsable del estudio, que considera que la operativa de Blackstone puede ir en contra de la protección de derechos considerados fundamentales. 

El modo de operar

"Su modelo de negocio, del que Blackstone se ha convertido en actor principal, se ha convertido en el estándar de la industria", resume el grupo de trabajo. En concreto, señala cómo las firmas de inversión apuestan por propiedades que consideran minusvaloradas, las compran en masa, las renuevan y las vuelven a colocar en el mercado a precios más elevados, que quedan fuera del alcance de quienes eran sus inquilinos. "Son propietarios que se han convertido en corporaciones sin rostro, que causan estragos en los derechos de los inquilinos y que contribuyen a una crisis global del sector", indica el grupo de trabajo.

Los expertos de Naciones Unidas consideran que "de la noche a la mañana, firmas como Blackstone se han convertido en los mayores caseros del mundo", comprando miles de inmuebles tanto en Europa, como Asia y América. Lo que supone convertir la vivienda "en un instrumento financiero y de inversión"

La consecuencia de esta operativa, según el grupo de trabajo de la ONU, es que las rentas se han disparado, en algunos casos, en un 30% y un 50%. "Las firmas de inversión tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos", insisten los expertos de la organización. ¿En qué se traduce? En que deberían "identificar, prevenir y mitigar" el impacto negativo que este tipo de actuaciones pueden tener en el derecho a una vivienda digna.

Blackstone ha respondido a este informe asegurando que "Leilani Farha, relatora especial de la ONU, retrata un tema de política económica (acceso a la vivienda) y lo convierte en un problema de derechos humanos. Esto no tiene nada que ver con la manera en la que gestionamos la vivienda, sino que Farha utiliza nuestro nombre únicamente para atraer la atención. Hemos actuado siempre de una manera correcta y, por ello, nos estamos defendiendo frente a sus múltiples acusaciones falsas".

Carta a España y otros cinco países

El grupo de trabajo también indica que ha enviado cartas a seis gobiernos, entre ellos, España, además de la República Checa, Dinamarca, Irlanda, Suecia y Estados Unidos. En ellas, indica que las legislaciones nacionales han permitido el desembarco de este tipo de fondos, otorgando ventajas fiscales y debilitando la protección de los inquilinos. Lo que no desvela es si ha requerido medidas correctivas al respecto. 

Los expertos de la ONU recuerdan que los estados tienen la obligación de proteger y evitar que se socave el derecho a una vivienda digna, además de que no pueden dejar este derecho desprotegido en manos de intereses privados. "Lo que convierte esta práctica en particularmente atroz es que se está llevando a cabo sin ningún tipo de supervisión", indican en el comunicado de presentación de conclusiones.

"Recordamos a los países que, a diferencia del oro que es una 'commodity' [una materia prima], la vivienda no lo es, es un derecho". También señala que, aunque se hayan dirigido a seis estados, las prácticas abusivas son globales. "Estamos dispuestos a establecer un diálogo con los países y con los inversores sobre cómo afrontar este problema", concluye el grupo de trabajo de la ONU.

¿Por qué señala a Blackstone en España?

Blackstone se ha convertido en los últimos años en un actor clave del sector inmobiliario español. La firma de inversión ha sido la palanca que ha permitido a BBVA y a Santander sacar de sus balances los activos inmobiliarios tóxicos y sólo a lo largo del pasado año 2018 invirtió en España más de 5.400 millones de euros.

También en un actor plenamente activo. Por ejemplo, en los últimos meses se ha reunido con todos los partidos políticos e, incluso, ha solicitado respaldo a la ministra de Economía Nadia Calviño para mitigar el impacto de la Ley de Arrendamientos Urbanos. 

La firma ha sido especialmente crítica con el nuevo decreto ley sobre alquiler, el mismo que el Gobierno de Pedro Sánchez confía en sacar adelante en las próximas semanas en la Diputación Permanente del Congreso, donde cree que ya cuenta con los apoyos necesarios. "Se trata de una normativa muy restrictiva en comparación con nuestros homólogos europeos y que va a suponer más tensión al alza de precios en el mercado y una reducción de la oferta", auguraba hace sólo unos días el 'senior advisor' de Blackstone en España, Claudio Boada.

Carta de Blackstone a Naciones Unidas

Blackstone también ha respondido por carta al grupo de trabajo. En concreto, en la misiva, a la que ha tenido acceso La Información, asegura que comparte "la preocupación por la crónica escasez de vivienda en los principales centros metropolitanos de todo el mundo" y que la firma de inversión ha "contribuido a facilitar viviendas en alquiler bien gestionadas mediante la aportación de importantes inversiones de capital y experiencia en el sector".

"En los últimos 12 años, la construcción de nuevas viviendas ha bajado un 50% en Estados Unidos y un 90% en España". En este sentido, indica que "ha proporcionado soluciones a comunidades deprimidas, confianza a los propietarios de viviendas con respecto al valor de sus hogares, han estimulado el crecimiento económico local y crearon empleos locales al traer capital y experiencia en el mercado del alquiler residencial".

"Asumimos nuestras responsabilidades como propietarios de viviendas en todo el mundo de manera absolutamente seria y nos comprometemos con los más altos estándares de imparcialidad, transparencia y empatía hacia nuestros inquilinos", argumenta en su carta. "La inyección de capital privado, como el de Blackstone, es parte de la solución para hacer frente a la crónica escasez de vivienda en los principales centros metropolitanos de todo el mundo. Estamos profundamente orgullosos de que nuestras inversiones hayan ayudado a mejorar la vida de nuestros inquilinos en las comunidades en las que invertimos por todo el mundo".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios