Lunes, 10.12.2018 - 14:54 h
Los beneficios no despegan

Blackstone 'se pone las botas' en España: sus socimis duplican ingresos en un año

El fondo acaba de conseguir la luz verde de competencia para tomar Testa y llevar a cabo el reparto de los activos de Hispania entre sus firmas.

Eduard Mendiluce
Eduard Mendiluce, gestor inmobililiario de Blackstone. / EP

El fondo americano Blackstone mantiene su apuesta inmobiliaria en España con éxito. En los últimos meses, la compañía inversora se ha hecho con la socimi Testa y la firma Hispania y sigue aumentando posiciones en el mercado inmobiliario tras completar una oferta a los principales accionistas y una opa, respectivamente. Además, cuenta con cuatro socimis cotizadas en nuestro país -Fidere, Torbel Properties, Corona Patrimonial y Albirana- que han dado un importante salto en sus facturaciones consiguiendo duplicar sus ingresos en solo un año

Y es que el negocio del ladrillo no le va nada mal a Blackstone en España. Tras la etapa de la crisis, las entidades bancarias empezaron a deshacerse de sus activos inmobiliarios y este fondo vio la oportunidad en el mercado español. Desde entonces fue absorbiendo los inmuebles de diferentes entidades bancarias y formando sociedades a través de las cuales alquila, principalmente, viviendas. 

Son precisamente esas sociedades las que están dando más alegrías al fondo británico. El crecimiento más abultado lo está experimentando su socimi estrella, Fidere -famoso por haber comprado los pisos de protección de Madrid que vendió Ana Botella-. Los ingresos de esta firma han aumentado más de un 180% en el primer semestre del año pasado hasta superar los 8,6 millones de euros. En total más de cinco millones y medio de diferencia con los ingresos que esta firma había conseguido en el mismo periodo de 2017.

Los beneficios de los primeros seis meses del año también se han aupado hasta en un 200% en el caso de Fidere, lo que ha hecho que gane más de ocho millones, según se registra en el balance que la sociedad ha enviado al Mercado Alternativo Bursátil en el que cotiza. 

No se quedan atrás las otras tres firmas de Blackstone. Torbel Properties, socimi que salió a bolsa el pasado mes de julio y que también es propiedad del fondo norteamericano, ha conseguido aumentar sus ingresos en los primeros seis meses del año en casi un 150% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. De esta forma, Torbel ha alcanzado los 8,9 millones de euros en su importe neto de la cifra de negocios.  

Frente a ese aumento de la facturación, los beneficios han tomado el camino contrario y han caído de forma muy importante. Tanto es así que los números rojos se han incrementado desde los 5,7 millones del primer semestre de 2017 a los más de 16 millones que han registrado en este ejercicio. La firma lo atribuye a la gestión de la cartera 'Empire' -de la que provienen sus activos tras la compra al Banco Sabadell entre 2016 y 2017- y de las reparaciones y gastos de mantenimiento de sus inmuebles que se han elevado de forma sustancial con respecto al ejercicio anterior.

Albirana, otra de sus marcas que lleva poco más de año y medio cotizando en el MAB, ha seguido la estela del grupo y ha conseguido duplicar los ingresos conseguidos en los seis primeros meses. El importe neto de la cifra de negocios de esta sociedad ha pasado de los 7,8 millones de euros logrados durante el primer semestre de 2017 a los más de 16 alcanzados en este ejercicio. Estos datos, suponen un aumento del 110% y de más de ocho millones y medio de euros en los ingresos de la firma. 

En cambio, las pérdidas son aún peores que en Torbel. Albirana ha alcanzado unos números rojos que superan los 23 millones de euros, cuando en el mismo periodo del año anterior apenas rebasaban los seis. La firma explica estas importantes pérdidas como consecuencia del contrato de gestión de activos que tienen con Anticipa Real Estate -servicer de la propia Blackstone levantado sobre la estructura de Catalunya Caixa- y las reparaciones de sus activos. 

La peor parada -a pesar del crecimiento en la cifra de negocios- de todas las socimis de la firma de inversión norteamericana es Corona Patrimonial. Esta sociedad cotizada en el Mercado Alternativo Bursátil desde verano de 2016 ha conseguido unos ingresos de 7,7 millones de euros desde enero y hasta junio de este año. El porcentaje de crecimiento se mantiene en verde a pesar de alcanzar una cifra más discreta que la de sus hermanas: un 13,37%. 

Reparto de los activos de Hispania

Tras la toma de control de Hispania por parte de Blackstone y la desbandada de Azora de la gestión de estos activos, los estadounidenses decidieron repartir entre sus propias marcas la gestión de los diferentes inmuebles y no depender de un tercero. 

De este modo, el fondo decidió que fuese su socimi estrella, Fidere, quien gestionase las 650 viviendas de Hispania tras la toma de la entidad con el fin de diversificar el negocio. Así, la firma decidió que la cartera de 46 hoteles de la socimi sería gestionada por HI Partners Holdco, mientras que los 25 edificios de oficinas se confiarán a Rivoli Portfolio.

Estos tres contratos sustituyen a los que hasta ahora mantenía Hispania con Azora, la firma de gestión de activos inmobiliarios propiedad de Fernando Gumuzio y Concha Osácar. Tras tomar Blackstone el control de la socimi decidió poner fin a este contrato de gestión con Azora, lo que supuso la necesidad de abonar a la firma 224 millones de euros por resolución anticipada de contrato.

Además, hace apenas unos días, Blackstone conseguía la luz verde definitiva para la toma de Testa tras la adquisición de las participaciones de Acciona, Merlin Properties, BBVA y un porcentaje de los títulos de Banco Santander. Este paso refuerza al fondo como primer propietario inmobiliario del país. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios