Jueves, 05.12.2019 - 19:22 h
En 2017 logran remontar con un ligero crecimiento del 5%

BQ acusa la competencia en el móvil: recorta un 20% sus ingresos en dos años

El fabricante de smartphones coloca las ventas durante el ejercicio en 190 millones de euros. Asegura tener un beneficio operativo de 8,5 millones.

BQ presenta Aquaris V y Aquaris U2, los nuevos pilares de su gama media de 'smartphones'
 Aquaris V y Aquaris U2, dos de sus móviles / Portaltic/EP

La batalla en el móvil es dura. Y el fabricante española BQ lo ha acusado. La compañía ha cerrado el ejercicio 2017 con unos ingresos de 190 millones de euros, lo que supone una caída del 22% respecto a lo logrado en 2015. ¿Y en 2016? Supone una subida del 5%. Asegura tener beneficios en todas sus divisiones y unas ganancias operativas de 8,5 millones.

2016 fue un año muy complicado para BQ. La compañía ha presentado cuentas en el Registro Mercantil, pero aún no se han hecho públicas. Fuentes oficiales aseguraron que los ingresos se redujeron hasta los 180 millones de euros, respecto a los 244 millones que alcanzaron en el ejercicio anterior. La presión competitiva en un mercado con muchos gigantes -Apple, Samsung, Xiaomi, Huawei...- y la caída del mercado de las tabletas pasó factura.

La compañía ha informado este viernes de los resultados provisionales de 2017. Y en ese ejercicio los ingresos fueron de 190 millones de euros. Es decir, se trata de un 5% de incremento respecto al suelo que tocaron en 2016.

La travesía en el desierto de 2016

El consejero delegado, Rodrigo del Prado, se limita a asegurar: "Aunque el sector de la telefonía ha descendido un 0,4%, nosotros hemos continuado creciendo y este ha sido uno de los mejores años de nuestra historia".

En el lado de la rentabilidad, la compañía resalta que durante el año 2017 ha obtenido beneficios en todas sus divisiones, con unas ganancias operativas de 8,5 millones de euros. En 2016, registraron números rojos.

Y aseguran en el comunicado: "Ha sido determinante el proceso de transformación que la compañía emprendió en 2016 para adaptarse al sector y mejorar la competitividad, que impactó en las cuentas de ese ejercicio pero garantizó el crecimiento en 2017". Llevó a cabo varias decenas de despidos y rescindió el contrato con diferentes proveedores. Ahora, según aseguran, han incrementado la plantilla en España hasta colocarse de nuevo en el millar de empleados.

Ante la ingeniería fiscal de algunos de sus competidores, BQ señala que durante los últimos siete años han desembolsado 115 millones de euros en salarios, cotizaciones a la Seguridad Social y pago de impuestos en España.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING