Sábado, 25.05.2019 - 10:06 h
De cara al decisivo Consejo Europeo

Moncloa activa un 'teléfono rojo' con la gran empresa ante un Brexit traumático

Telefónica, Iberdrola, Santander, Iberia... mantienen contactos con el Gobierno con el objetivo de conseguir una "salida ordenada".

Pedro Sánchez con la primera ministra británica Theresa May
Moncloa abre una línea directa con la gran empresa ante un Brexit traumático. / Gobierno

El Brexit se ha convertido en el principal foco de inestabilidad tanto para las grandes empresas españolas como para el Gobierno de Pedro Sánchez. Todo está en el aire en este momento y eso genera inquietud entre firmas con importante presencia en Reino Unido. Los Santander, Iberdrola, Telefónica, IAG (la matriz de Iberia), Ferrovial o Sabadell, entre otras, siguen muy pendientes todas las noticias que se suceden tanto en Westminster como en el seno de la Unión Europea. Y para ello cuentan con la colaboración del Ejecutivo. 

Sánchez acude este miércoles al decisivo Consejo europeo extraordinario sobre el Brexit. Se trata de una nueva reválida con un horizonte realmente amenazante. Y es que este viernes 12 de abril podría producirse una salida de Reino Unido sin acuerdo. "Hay posibilidades reales", admiten fuentes gubernamentales. La partida de ajedrez se libra en Bruselas en una tarde-noche que se espera sea de infarto. De hecho, el presidente ha liberado su agenda del jueves ante una velada que podría prolongarse hasta altas horas de la madrugada. 

¿Qué propondrá Theresa May? ¿Qué tiempos maneja? ¿Qué vías se le podrían ofrecer a Reino Unido? Todas estas son preguntas que circulan tanto en el Gobierno como en la gran empresa, que permanece muy pendiente de las negociaciones que mantendrán los jefes de Estado a puerta cerrada. Para darles respuestas el Ejecutivo de Sánchez mantiene abierto un 'teléfono rojo' con las empresas del Ibex 35 que se verían afectadas por el Brexit, sea traumático o pactado, confirman fuentes implicadas a La Información. También hay contactos gubernamentales con pymes que cuentan con presencia en territorio británico.

El intercambio de llamadas y mensajes es constante, añaden las fuentes consultadas. Moncloa lidera. El equipo de José Manuel Albares, secretario general de Asuntos Internacionales, Unión Europea, G20 y Seguridad Global, es quien está capitaneando, junto al Ministerio de Asuntos Exteriores, toda la información. También hay comunicación de la gran empresa con el Departamento de Asuntos Económicos, que dirige Manuel de la Rocha, y con diferentes ministerios que llevan los asuntos sectoriales, especialmente con Exteriores, con Josep Borrell, y con Economía y Empresa, con Nadia Calviño.

Este 'teléfono rojo' entre Gobierno e Ibex, que se complementa con el intercambio de documentación, sirve para mantener a la gran empresa informada puntualmente de los pasos que se van dando en las negociaciones y de las posturas que defiende España ante sus homólogos europeos. También se han transmitido a estas firmas las reuniones que ha venido manteniendo España con los serpas, los encargados de preparar los encuentros de los jefes de Estado y de Gobierno. Se trata, además, de una situación especial, ya que coincide con una precampaña electoral y un inicio de campaña que vivirá el pistoletazo de salida este mismo viernes.

Fuentes del Ejecutivo socialista aseguran que las empresas españolas se encuentran plenamente preparadas ante cualquier tipo de Brexit, sea duro o pactado. Para ello el Gobierno aprobó el Real Decreto-Ley que establecía "medidas de contingencia" ante el Brexit, una normativa que fue convalidada en el Congreso la semana pasada. Es ahí donde España blindó a sus firmas internacionales ante una retirada desordenada. La salida de los británicos es "innegociable" y, además, supondrá de nuestro país gane cinco eurodiputados en el Parlamento Europeo, pasando de 54 a 59.

Las principales empresas afectadas por el Brexit

Telefónica es la compañía española que cuenta con un mayor peso en las islas británicas. En concreto, la operadora registró una cifra de ventas de 6.790 millones en Reino Unido durante el año pasado, el 13,9% de los 48.693 millones que ingresó en total. Su presidente, José María Álvarez-Pallete, ya ha insistido en que no venderá su filial británica, O2, poniendo en valor cómo la compañía se ha saneado en 12.000 millones de euros desde 2016, cuando se bloqueó, precisamente, la venta de esta firma.

Le sigue Iberdrola. De sus 35.075 millones de ingresos durante 2018, 6.176 provienen de Reino Unido. Su presidente, Ignacio Sánchez Galán, aseguró durante la presentación de las cuentas anuales que el 100% de lo que la compañía hace en terreno británico "ya tiene coberturas respecto a divisa". Santander, por su parte, obtuvo 5.420 millones de euros en ingresos procedentes de su filial británica, es decir, el 11,1% del total de sus ventas globales (48.424 millones de euros). 

Mención aparte merece Iberia. Su matriz, IAG, ya ha demostrado que no le preocupa especialmente el Brexit. Afirman ser "una compañía española", una versión compartida por el Ministerio de Fomento, y de disponer de un plan de contingencia "que cubre todos los escenarios de nuestro negocio", tal y como señala en la presentación de resultados que envió a la CNMV. El objetivo a evitar es que no pueda operar en el espacio aéreo europeo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios