Sábado, 26.05.2018 - 03:03 h
Podría tener que devolver todo lo 'ahorrado' en once años

Bruselas investiga los favores de Holanda a IKEA para pagar menos impuestos

La Comisión Europea se centra en dos pactos fiscales concedidos en 2006 y 2011 que le habrían supuesto a la compañía sueca una "ventaja competitiva"

Clientes en la puerta de una de las sedes de Ikea, en Madrid.
Clientes en la puerta de una de las sedes de Ikea, en Madrid.

La Comisión Europea anunció este lunes que ha abierto una investigación en profundidad para determinar si dos pactos fiscales que Holanda concedió a IKEA le permitieron pagar menos impuestos y, por tanto, le otorgaron una "ventaja competitiva" con respecto a otras empresas en contra de las normas europeas. La investigación concierne en concreto dos pactos fiscales concedidos en 2006 y 2011 a la empresa Inter IKEA, uno de los dos grupos que operan el negocio de la multinacional sueca de venta de mobiliario.

IKEA funciona con un modelo de franquicias operado por el grupo Inter IKEA, con base en Holanda, que se encarga de recaudar el pago por el uso de la marca IKEA. Todas las tiendas IKEA pagan un 3 % de su facturación a una subsidiara llamada Inter IKEA Systems, que registra todos los ingresos de las franquicias de la multinacional sueca en el mundo, explicó la Comisión en un comunicado.

La investigación comunitaria concierne en concreto un pacto fiscal concedido por el Gobierno holandés a la empresa en 2006 que avaló el método para calcular el pago anual que IKEA Systems efectuaba a I.I.Holding, otra filial del grupo Inter IKEA. I.I. Holding se encargaba entonces de gestionar los derechos de propiedad intelectual del concepto de franquicia de IKEA, cuyas licencias se otorgaban exclusivamente a IKEA Systems.

La Comisión cree que el pacto fiscal concedido por las autoridades holandesas permitía que la cuota anual que IKEA Systems pagaba a I.I. Holding representase "una parte significativa de los ingresos de IKEA Systems". Estos ingresos quedaban después sin gravar debido a que I.I.Holding, con sede en Luxemburgo, estaba exenta de pagar impuesto de sociedades por beneficiarse de un régimen fiscal especial en el Gran Ducado.

Este régimen especial luxemburgués fue declarado ilegal en 2006 por lo que I.I.Holding debería haber empezado a pagar impuesto de sociedades desde 2011. Ese año Inter IKEA cambió su estructura y la filial IKEA Systems compró todos los derechos de propiedad intelectual de I.I. Holding, financiando la adquisición con un préstamo otorgado por la matriz del grupo, con sede en Liechtenstein.

El segundo pacto fiscal investigado, concedido en 2011, permitió que los intereses de este crédito fuesen abonados a la matriz de IKEA en Liechtenstein y que estos pagos fuesen deducidos de los beneficios de Inter IKEA Systems que debían ser gravados en Holanda. Como resultado, "una parte importante de los beneficios de las franquicias de Inter IKEA Systems después de 2011 fueron trasladados a su matriz en Liechtenstein", señala el Ejecutivo.

La Comisión cree que estos pactos fiscales podrían haber permitido a IKEA reducir los impuestos que pagó en Holanda debido al traslado de beneficios primero a su filial en Luxemburgo y luego a su matriz en Liechtenstein. Si la investigación concluye que Holanda dio ventajas ilegales a IKEA, la compañía tendría que devolver los impuestos que debería haber abonado en ese país desde 2006 si no hubiese gozado de las mismas.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios