Jueves, 19.09.2019 - 10:12 h
La venta del operador

BT España recortó un 20% su negocio el año antes de colgar el cartel de 'Se Vende'

Másmóvil está en la terna de aspirantes a quedarse con el negocio de la operadora británica, que sumó 334 millones de euros en el último ejercicio.

BT Ingresos España
British Telecom lleva meses tratando de vender su filial española. / EFE

Es uno de los grandes operadores en el segmento de empresas y uno de los históricos del panorama español. British Telecom ha colgado el cartel de 'Se Vende' de su filial en el país. Y lo hace después de haber recortado más de un 20% el negocio en España, al trasladar parte de su negocio de voz a Reino Unido. Ahora, varios fondos y Másmóvil pujan por la compañía, que generó sus ingresos en 334 millones de euros gracias a los contratos que mantiene con empresas.

British Telecom lleva operando en España desde principios de los 90 cuando se alió con el Banco Santander para crear una sociedad que aspiraba a convertirse en el líder del sector de las telecomunicaciones tras la privatización de Telefónica. Se comprometieron 80.000 millones de pesetas de entonces (casi 500 millones de euros al cambio actual) para invertir en la década siguiente. Con los años, BT se ha consolidado como un operador mediano enfocado principalmente en el segmento de empresas. Ahora busca salir del mercado español. El precedente: el escándalo contable en Italia, que acarreó millones de pérdidas y despertó el interés de la compañía británica de vender buena parte de los activos de su división global, en la que se enmarcaba la filial española.

En un primer momento, según informó el diario británico The Telegraph, el gigante inglés -con una valoración en bolsa de más de 16.000 millones de libras esterlinas, es decir algo menos de la mitad de la de Telefónica- se planteó la posibilidad de agrupar su negocio español con todas las operaciones en Latinoamérica, con el objetivo de atraer el interés de operadores hispanoamericanos con intereses en España, como el caso de la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete u otros. Finalmente, ha decidido sacar al mercado sólo sus activos en este país.

En esta venta, por la que se han interesado numerosas compañías del sector y diferentes fondos, ha quedado una terna de compañías. En ella se encuentra Másmóvil, junto con dos fondos de inversión. Las diferentes ofertas que se han ido presentando, según confirman fuentes conocedoras, han sido más bajas de lo esperado por los británicos, con un tope máximo de 300 millones de euros. Su negocio vivió una rebaja considerable en el último ejercicio.

Un negocio a la baja

En el último año fiscal, concluido en marzo de 2018, British Telecom España, que es liderada por el directivo europeo Chetan Patel tras sustituir al español Luis Álvarez Satorre en 2017, recortó más de un 20% sus ingresos hasta situarlos en los 334 millones de euros, según las cuentas presentadas en el Registro Mercantil español. Representa algo menos de la cuarta parte de todo el negocio de Másmóvil de 2018 menos de la mitad del volumen de ventas de Yoigo el ejercicio antes de que fuera comprada.

¿Por qué llega esta rebaja? Básicamente por una reorganización del negocio por parte de la matriz en Reino Unido. En la memoria anual aclara que migraron servicios vinculados a la voz internacional a Reino Unido. El objetivo es consolidar era consolidar el tráfico de varios países y mejorar la rentabilidad de un negocio con estrechos márgenes. "Teniendo en cuenta la rentabilidad de esta línea de negocio, el beneficio no se ha visto apenas impactado por este motivo", apunta.

Con una plantilla de 1.100 empleados eminentemente masculina (casi tres cuartas partes son hombres) y unos costes de estructura relativamente altos, la compañía se centra sobre todo en el segmento de empresas, donde ocupa el segundo lugar por ingresos después de Telefónica. No sólo ofrece productos de conectividad pura (contact center, voz fija y móvil...), sino también los vinculados a la nube, la ciberseguridad o a la consultoría tecnológica.

Con algo más de 10 millones de euros de resultado de explotación, los precios que se barajan por estos activos lo colocarían en una valoración relativamente alta. Se convertiría, en caso de cerrarse en los próximos meses, en la mayor operación corporativa desde que Másmóvil sacó la chequera para hacerse con Yoigo. La cuenta atrás ha comenzado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios