Domingo, 25.08.2019 - 01:02 h
Cambio de estrategia

Cabify desafía a la Generalitat: regresa a Barcelona pero con un 'truco' legal

La compañía anuncia que arranca de nuevo con licencias VTC cumpliendo con la precontratación de 15 minutos sólo en el primer servicio contratado.

El CEO de Cabify en la presentación de hoy
El CEO de Cabify, Juan de Antonio, desafía a la Generalitat. / L.I.

Cabify desafía a la Generalitat. La compañía española ha anunciado que regresa de nuevo a Barcelona. Y lo hace con una 'triquiñuela' legal: sólo cumplirá con la precontratación de 15 minutos en el primer servicio al cliente. Los siguientes se podrán ejecutar de manera instantánea. "Esperamos que no pase nada; es un modelo perfectamente legal al que hemos llegado después de estudiarlo", explica Mariano Silveyra, responsable del negocio en España.

El decreto ley de la Generalitat de Cataluña impuso una serie de restricciones. Entre ellas se encontraba la precontratación previa con un periodo de 15 minutos. Debía pasar ese tiempo desde que se aceptaba un servicio en su plataforma hasta que el usuario se subía al coche. Ahora, Cabify lo acepta... aunque con un pequeño 'truco'.

En concreto, la compañía lanza de nuevo su servicio a partir de mañana. Y lo hace obligando al usuario a aceptar las nuevas condiciones de servicio. Entre ellas destaca una: deberán aceptar esa precontratación de 15 minutos durante el primero de los servicios que formalicen. ¿Y el resto? "No hace falta, porque entendemos con el decreto que sólo debe cumplirse una vez... Cuando lo cumples una vez, ya no hace falta hacerlo más", explica Silveyra.

De esta forma, Cabify trata así de esquivar el cumplimiento de esa precontratación en todos y cada uno de sus servicios, algo que haría inviable el servicio. Según las propias cifras que aportó la compañía hace varias semanas, en torno al 95% de los servicios contratados en su plataforma se hacen de manera inmediata.

En los términos y condiciones nuevos planteados por la compañía, Cabify explica que su servicio no será prestado por la propia plataforma como intermediaria entre el gestor de VTC -dueño de las licencias- y el usuario final. Lo ofrecerá a través de Prestige and Limousines, una de las filiales que compró a Parrondo recientemente por más de 15 millones de euros. Ésta ofrecerá un contrato con una duración de un año.

¿Por qué un contrato anual? Se trataría de la fórmula elegida para protegerse. Es decir, sólo cumplirían la precontratación en la primera ocasión del contrato anual. Todas las demás ya estarían formalizadas durante lo que reste de duración del contrato.

"El decreto es ilegal e inconstitucional"

Ahora, la empresa está negociando con algunos de los gestores de flotas para que se pongan de nuevo en funcionamiento. Auro, el grupo liderado por el exjefe del taxi José Antonio Parrondo, aportará parte de los vehículos. En principio se quiere relanzar el servicio con unos 300 vehículos. "La nueva puesta en marcha del servicio de Cabify en Barcelona supone el afianzamiento de miles de empleos y, en definitiva, el rescate de un sector", apuntan en un comunicado.

"Seguimos pensando que es un decreto ilegal e inconstitucional", advierte Silveyra. Pese a todo, siguen con su batalla legal en los tribunales para exigir indemnizaciones, pero tratan así de volver de nuevo a las calles de Barcelona.

Pero, ¿y qué pasa si la Generalitat decide sancionarlos? "Esperamos que no pase nada, porque es un modelo perfectamente legal", advierte el directivo. En este sentido, descarta que se trate de una estrategia para tratar de contar con sanciones con las que atacar al decreto por la vía judicial.

Según confirmaban a La Información varios abogados de gestores de VTC, una de las alternativas para poder suspenderlo cautelarmente era aprovechar lo que llaman 'acto de aplicación' del decreto, es decir, una sanción o expediente iniciado contra el titular de la licencia. Éste podrá interponer recurso en el marco del cual se puede solicitar al juez la suspensión de la ejecución.

"Eperamos que el futuro nos dé la oportunidad de tener un debate con rigor sobre la movilidad en Barcelona. La compañía quiere tener un papel activo en lo que es un desafío fundamental para la calidad de vida de los ciudadanos", afirmó Juan de Antonio, fundador y CEO de Cabify.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios