Martes, 17.09.2019 - 13:29 h
Cerrará 800 oficinas

CaixaBank no suaviza el ERE y dispara la tensión antes de arrancar la negociación

La dirección del banco sigue dejando la puerta a aplicar despidos forzosos y no reduce su planteamiento de realizar más de 2.000 despidos.

CaixaBank plantea un ERE para 2.157 empleados
CaixaBank / Europa Press

Choque de trenes en la reunión que ha mantenido este jueves CaixaBank con los sindicatos en el marco del proceso de negociación informal del ERE que el banco quiere aplicar para prescindir de hasta el 7% de su plantilla. En el encuentro, el sexto desde que se anunció la reestructuración, la entidad ha mantenido su idea de acometer 2.157 despidos y cerrar unas 800 oficinas.

La dirección de CaixaBank ha rechazado las peticiones de los sindicatos, por lo que sigue dispuesta a aplicar salidas y movilidades forzosas, lo que ha elevado la crispación de los representantes de los trabajadores. Por este motivo, SECB, el segundo sindicato mayoritario en la entidad por detrás de CC.OO, incluso ha abandonado este jueves la mesa de negociación.

Durante la reunión el banco ha dado a entender a los sindicatos que tras las dos próximos encuentros, que está previsto que se celebren el 21 de febrero y el 1 de marzo, arrancará el proceso de negociación formal. "En estos momentos la crispación e indignación de la plantilla va en aumento, llegando a ser insostenible", aseguran desde CCOO, que pide eliminar las medidas forzosas y mejorar las condiciones económicas del acuerdo.

En este sentido, CaixaBank ofrece una indemnización de hasta 33 días por año trabajado con un tope de 24 mensualidades a los menores de 53 años, mientras que para el colectivo de empleados de 55 años en adelante, el banco propone la extinción del contrato con el 50% del salario que percibirán durante los cinco años siguientes en un pago único con descuento de la prestación por desempleo, así como un convenio especial en función de la edad de salida y hasta los 63 años.

Para el grupo de trabajadores con edades comprendidas entre los 53 y 54 años, CaixaBank plantea la misma indemnización que el grupo anterior (50% del salario regulador de cinco anualidades), además de un convenio especial hasta los 60 años con la Seguridad Social.

En caso de no llegar a la adhesión de la totalidad del ERE de forma voluntaria, CaixaBank podría amortizarlos de manera unilateral, aplicándose a estas salidas 30 días por año y un máximo de 22 mensualidades. El banco catalán también ofrece una compensación de 5.000 euros en las movilizaciones geográficas provinciales forzosas en caso de que el desplazamiento sea superior a 100 kilómetros de su lugar de trabajo actual.

Ahora en Portada 

Comentarios