Martes, 11.12.2018 - 17:38 h
Tras explorar el sector de los electrodomésticos

Nueva apuesta de Caixabank: comienza a vender paquetes de viajes en sus oficinas

La entidad abre una nueva vía de negocio con la que poder sacar más rédito a su amplia red de oficinas y al profundo conocimiento del cliente.

CaixaBank
Caixabank comienza a vender paquetes de viajes en sus oficinas. / Caixa

Caixabank venderá en sus propias sucursales paquetes de viajes a sus clientes. Con dicha idea, el banco abre una nueva vía de negocio, otra más, que busca aprovechar la amplia red de oficinas que mantiene en el territorio español.

El banco presidido por Jordi Gual es uno de los más imaginativos a la hora de buscar nuevas vías de negocio con las que rentabilizar su frondosa red de oficinas. Por ello, el paso adelante de convertir la típica oficina bancaria en una agencia de viajes no sorprende: "Aquí ya se vende de todo, desde cualquier seguro a todo tipo de electrodomésticos", explican fuentes sindicales del banco. Como adelantó La Información, Caixa abrió recientemente una especie de pequeño ‘Media Markt’ en la calle más céntrica y comercial de Málaga. Una suerte de fórmula piloto.

La idea de apostar por nuevas líneas de negocio en las propias sucursales tiene una lógica entendible. El negocio bancario tradicional se caracteriza por el trato continuo con el cliente, lo que da un gran conocimiento a sus empleados y al propio banco. A lo anterior, se le une el hecho de que la banca mantienen una amplia red de oficinas que llega prácticamente a toda España. De hecho, Caixabank es la entidad que más sucursales posee en territorio español con 4.743, según datos de la entidad al final del semestre.

La necesidad de abrir nuevas fuentes de ingresos por parte de la banca no solo se sustenta en la idea de rentabilizar su red de oficinas, sino también por el hecho de que está necesitada de ellos. La caída del volumen de crédito en España ha provocado tensiones en su principal pilar de ingresos, y las comisiones han tenido que salir al rescate. Desde el 2015, el margen de intereses de Caixabank, los ingresos que le llegan por prestar dinero menos los que paga por los depósitos, ha crecido un 5%, mientras que las comisiones se han disparado un 30%. El aumento se explica, en gran parte, por los muchos productos que se venden en las oficinas, en especial fondos de inversión, donde Caixabank es la segunda entidad que más flujos atrae.

La llegada de los paquetes de viajes a las sucursales de Caixabank es el acto final del proceso acumulado que ha seguido el banco. A través de internet, la entidad ya ofrece viajes para sus clientes gracias a un acuerdo con Servitravel. Además, la gran mayoría de ellos se tratan de destinos 'premium': La Patagonía e Iguazú, Nueva York o un safari-crucero por algo más de 4.000 euros por viajero.

Además, la propia entidad tiene otra oferta de viajes dirigidos a jubilados. Bajo el título de ‘Family Senior’ ofrece distintas propuestas y excursiones para los más mayores. En la propia web de la entidad se puede contratar desde el viaje completo a buscar distintos alojamientos o contratar el transporte con el que moverse en el viaje. Por último, Caixabank llegó a un acuerdo con el gigante Booking para que "los clientes de la entidad obtengan un ahorro en sus reservas de viajes".

Un reto para los empleados

La variopinta diversidad de objetos con los que se puede salir de una oficina de Caixabank tiene una parte menos vistosa. Los propios empleados de la entidad han avisado a la cúpula de su descontento con la política del banco. En muchas ocasiones, se lamentan, se les empuja a vender productos para los que no están preparados por desconocimiento de los mismos, explican fuentes sindicales a La Información.

Además, alertan de que en muchas ocasiones la presión para que vendan dichos productos es muy alta. En esta línea, también se quejan de que en las propias oficinas de Caixabank se podría rozar muchas veces la venta vinculada. A diferencia de la venta cruzada, la cual consiste en ofrecer productos complementarios a los clientes, la vinculada supedita la adquisición de cierto producto a la obtención de otro distinto. De hecho, y según estas fuentes, los sindicatos y la alta ejecutiva del banco ya se reunieron antes de verano para abordar esta cuestión.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios