Miércoles, 20.02.2019 - 19:20 h
Ingresa más de 7.977 millones

Carrefour aguanta el paso a Mercadona y dispara sus ventas al comprar 30 'híper'

La filial del gigante francés de la distribución eleva su volumen de negocio más de un 7,3% pero, en cambio, reduce un 6,8% su beneficio.

Imagen del exterior de un hipermercado de Carrefour
Carrefour gestiona más de 200 hipermercados en España. / EP

Es el gigante europeo de los hipermercados y, en España, ha disparado su negocio (no su beneficio) tras tirar de talonario. Carrefour incorporó a su red una treintena de hipermercados en el último año (tras conseguir el visto bueno de Competencia a la adquisición, acordada un año antes, de locales que estaban en manos de Eroski) lo que le permitió hacer despegar sus ingresos más de un 7,3%. En concreto, logró un volumen de ventas de más de 7.977 millones de euros. De ese dato, 1.460 millones fueron por operaciones que realizó a otras sociedades de la multinacional.

Carrefour aguanta así el tirón de Mercadona y se consolida como número dos del mercado. Sin embargo, apostar por las compras también tiene su revés. La filial del grupo francés ha recortado casi un 7% su beneficio, que se quedó en 2017 en los 104 millones de euros, según recoge en su informe anual del último año.

La compañía ha acelerado en los últimos meses la estrategia de diversificar su actividad, un modelo que también están siguiendo otros grupos, como Dia, para contar con varios formatos de tiendas y arañar distintos nichos de negocio.

Es una estrategia diferente a la de Mercadona, que sólo cuenta con un formato de supermercado (que varía en superficie pero no en planteamiento). Así, Carrefour ha aumentado la diversificación: 'híper', supermercados de gran tamaño (Market), de proximidad (Express), establecimientos donde sólo vende productos biológicos o de descuento (Supeco) y 146 gasolineras. Además, en la Comunidad de Madrid ha decidido abrir parte de su red las 24 horas del día, aunque no detalla cómo ha influido en sus ingresos y gastos.

El peso de la franquicia

Tampoco indica cómo distribuye sus ventas en función de los formatos comerciales. En ellos, su estrategia de propiedad es diferente. En total, Carrefour suma 993 tiendas, de las que 203 eran hipermercados y, de ellos, sólo siete eran franquicias. En cambio, de los 654 Carrefour Express bajo su enseña al final de año, únicamente 34 eran propiedad directa de la filial de la multinacional.

En cuanto al coste de ampliar su red de 'híper', Carrefour admite que a lo largo de 2017 destinó a inversiones más de 290,2 millones de euros, de los que 99,5 millones correspondieron a lo que denomina "combinaciones de negocios". Un año antes, esa partida inversora se quedó en 137,7 millones y 'sólo' 8,3 millones fueron a compras.

Aumenta su inversión y, también, su deuda. Al cierre del ejercicio, su pasivo alcanzaba los 2.134 millones de euros (1.784 al acabar 2016). Y no ha sido porque haya tirado de crédito bancario (sólo debe por ello a las entidades financieras 55,5 millones), sino por lo que debía a sus proveedores al concluir 2017: más de 1.447 millones de euros y a los 161 millones que adeudaba a otras empresas del grupo.

Y su crecimiento vía adquisiciones y diversificación del negocio también se ha visto reflejado en la plantilla, que ha crecido casi un 11%. En total, sumaba al cierre de ejercicio 37.513 empleados. De ellos, la gran mayoría (35.420) son personal en tienda. Y, como le sucede a la mayoría de empresas de 'súper' e hipermercados, la plantilla en sus establecimientos es fundamentalmente femenina (ahí contaba con 23.891 mujeres), mientras la dirección es masculina. En su caso, Carrefour cuenta con nueve consejeros en su alta dirección y todos son hombres.

Carrefour abonó el pasado año 10,4 millones de euros en Impuesto de Sociedades (casi la tercera parte de lo que pagó en 2016). Un cambio que atribuye a las menores deducciones y a los dividendos percibidos de sus filiales. La división del grupo francés reconoce que tiene bajo la lupa de Hacienda sus impuestos porque, en octubre de 2016 le abrió inspección de sus impuestos (IVA, Sociedades y retenciones) abonados entre 2012 y 2015. Al cierre del último ejercicio esas inspecciones aún estaban en marcha, por lo que desconocía su resultado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios