Sábado, 15.06.2019 - 23:21 h
Relevo inminente al frente de la patronal

Clamor en CEOE a favor de Garamendi... con Gay de Montellá en plena retirada

El candidato oficialista formará tándem con Juan Pablo Lázaro, líder de los empresarios madrileños, en un proceso electoral que será 'a la bulgara'.

El presidente y vicepresidente de la CEOE, Juan Rosell y Antonio Garamendi
El presidente y vicepresidente de la CEOE, Juan Rosell y Antonio Garamendi./ EP

Antonio Garamendi (1958) se convertirá en apenas dos meses en el nuevo presidente de la CEOE. El empresario vizcaíno, que ha sido la mano derecha de Juan Rosell en los últimos años, apura los días para hacerse con el mando de una patronal que se está preparando para una dura 'batalla' contra el poder político. El relevo se producirá en plena polémica por la inminente subida del Impuesto de Sociedades, lo que vaticina un periodo de tensión con el Gobierno de Pedro Sánchez.

La fecha marcada en rojo es el 21 de noviembre. Ese día la CEOE conocerá quién es su nuevo presidente en una asamblea electoral que se prevé de lo más tranquila. Será una elección 'a la búlgara', ya que Garamendi cuenta con el apoyo mayoritario de los pesos pesados de la patronal. Existe, por tanto, un acuerdo entre los representantes para evitar discusiones y fuego cruzado.

La junta directiva celebrada este miércoles dejó claro que Garamendi va a ser aclamado en noviembre. Hasta una veintena de empresarios pidieron la palabra y se levantaron para apoyar en firme al ya candidato oficial, según indican testigos presenciales. La CEOE en bloque desea, por tanto, continuidad en una organización que deberá ser combativa con el Gobierno socialista de cara a la próxima reforma fiscal que afectará de lleno a la cuenta de resultados de los grandes grupos consolidados.

Uno de los primeros en levantarse para aclamar a Garamendi fue Juan Pablo Lázaro, presidente de la todopoderosa patronal madrileña Ceim. Lázaro apunta a nuevo número dos de Garamendi, en calidad de vicepresidente de la renovada CEOE, ya que son dos empresarios que se conocen desde hace años y que tienen un proyecto compartido. Coincidieron en su etapa en Jóvenes Empresarios (CEAJE) y, de hecho, en sus teléfonos móviles hay registradas conversaciones diarias, incluso en algunas jornadas más de una. La sintonía entre ellos, por tanto, es total.

Todos los empresarios que en la Junta de la CEOE se posicionaron del lado de Garamendi destacaron de él que es el mejor posicionado para capitanear esta nueva etapa en la que es necesaria la "unidad", añaden las fuentes presentes en la reunión a puerta cerrada. Los directivos que tomaron la palabra también destacaron la labor realizada por el todavía presidente, Juan Rosell.

Gay de Montellá se autodescarta

Quien también tomó la palabra en la junta directiva fue Joaquín Gay de Montellá, el líder de Foment que encara también a final de año su salida de la patronal catalana. En las últimas semanas se había especulado sobre la posibilidad de que pudiera presentar su candidatura a la CEOE, incluso él mismo llegó a hacerse querer. Pero, finalmente, no dará un paso al frente y optará a integrarse en la futura cúpula de la patronal, probablemente en calidad de vicepresidente. 

A partir de ahora se da el pistoletazo de salida de cara a unos comicios que se celebrarán el 21-N. Según los estatutos de la CEOE, el censo electoral está integrado por los vocales de la asamblea general con derecho a voto que conformarán la composición de la misma. Las organizaciones de pleno derecho tienen hasta 25 días naturales antes de la celebración de la asamblea electoral para designar a sus vocales de acuerdo con el número asignado a cada organización. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios