Jueves, 12.12.2019 - 20:01 h
Aumenta la carga de salarios

CEOE se deja 651.000 euros en romper los blindajes de directivos de la 'era Rosell'

El 'cambio de guardia' en la cúpula de la patronal dispara el gasto en indemnizaciones de la organización empresarial en el ejercicio de 2018.

Antonio Garamendi y Juan Rosell / EFE
El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, junto a su predecesor en el cargo, Juan Rosell. / EFE

Los cambios en el personal directivo de confianza de CEOE tras la salida de Juan Rosell y la llegada del nuevo presidente, Antonio Garamendi, le han salido a la organización empresarial por un pico. Las cuentas anuales de 2018 de la asociación de empresarios revelan que CEOE se dejó 651.000 euros en indemnizaciones durante el ejercicio de 2018, una cifra que casi triplica los 231.000 euros empleados con el mismo objetivos en 2017.

Según varias de las fuentes empresariales consultadas, la parte del león de esta cuantía tiene que ver con la resolución de los contratos de algunos de los colaboradores más directos de  Juan Rosell, el presidente saliente, que estaban protegidos por blindajes que han encarecido de manera sustancial su salida de la organización. El nuevo presidente, Antonio Garamendi, vicepresidente con Rosell y único candidato a su relevo, decidió rodearse de su propio personal de confianza y ha ejecutado un intenso proceso de renovación de los cuadros directivos de la organización empresarial, en el que se ha topado con no pocos problemas a cuenta de la singular relación laboral que tenían algunas de las personas más cercanas a Rosell.

Fuentes próximas a la organización aseguran que el nuevo equipo de Garamendi ha tenido que llegar a acuerdos con algunas de estas personas para 'forzar' su salida ya que sus contratos les aseguraban la permanencia en la organización más allá del mandato de Juan Rosell. Un proceso que, lógicamente, ha exigido una compensación económica. Desde CEOE se aclara que el capítulo de indemnizaciones cubre las compensaciones a todos los trabajadores que salen de la casa y que es complicado desagregar esa cantidad.

La política de contrataciones de Antonio Garamendi también ha causado revuelo en CEOE. Tras la reunión de la Junta en que se presentaron los Presupuestos de la organización para 2019, desde varias organizaciones empresariales se apuntó al incremento de la cuenta de gastos de personal como uno de los capítulos más significativos de las cuentas de 2019 y como una de las causas para explicar que el superávit previsto se quedara en 72.000 euros cuando en 2018 se consiguió un excedente de 122.000 euros. De telón de fondo de esta situación, la intensa política de fichajes llevada a cabo por Antonio Garamendi desde su proclamación como presidente de CEOE.

La ampliación de la nómina de directivos de CEOE y el repunte de los gastos de personal de la organización como consecuencia de ello se pone en contexto desde otras fuentes de la organización, que recuerdan la influencia de otros factores como que en 2019 se aplicará la subida salarial del 2% pactada el año pasado o que la incorporación de nuevos directivos se traducirá, por otra parte, en una reducción de los costes de funcionamiento derivados de la contratación de asesores externos.

Lo que dicen los datos es que los Presupuestos de 2018 preveían una plantilla de 90 trabajadores y un coste de 5,762 millones de euros por los gastos de personal, y que a final de ejercicio esa plantilla creció hasta las 92 personas y las cargas asociadas a la gestión del personal se incrementaron hasta los 6,182 millones de euros, unos 420.000 euros más, prácticamente lo que ha crecido la cuenta de indemnizaciones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING