Lunes, 21.01.2019 - 15:41 h
Representa un 43% del ebitda

Cepsa invertirá más de 400 millones en sus dos fábricas de refino de Andalucía

La petrolera española busca con su nuevo plan proseguir con la mejora en los márgenes de su principal actividad económica.

Planta de Cepsa Refinería La Rábida.
Cepsa invertirá más de 400 millones en sus dos fábricas en Andalucía. / EP

Cepsa prevé invertir hasta 400 millones de euros en los próximos años, con el fin de lograr una mejora substancial en sus márgenes de refino. El desembolso de la petrolera española se encuadra en un nuevo plan que sustituirá al que se inició en el 2012, y que tiene como fecha final el 2022. El proyecto se enfoca principalmente a sus dos fábricas de Andalucía y consta de múltiples proyectos, según reveló la compañía a los bancos de inversión en el marco de su salida a bolsa.

La inminente salida a bolsa de la petrolera española -será el próximo 18 de octubre- ha levantado el interés de los bancos de la inversión, al ser la mayor de una firma energética en una década. Dichas entidades, a través de sus informes, han destacado la solvencia financiera de la firma, así diversificación en los ingresos gracias a su buena posición en el mercado del refino

"Los ingresos netos de Cepsa son 13 veces más sensibles a la mejora de los márgenes de refino, que a un aumento del precio del petróleo", explica Societe Generale en uno de esos documentos. Por ello, la petrolera española ha firmado su segundo plan de mejora en dicha actividad, que le permitirá competir con las grandes del sector.

El nuevo proyecto de Cepsa, denominado CROP (por su siglas en inglés, Continuos Refining Optimization Plan) busca que sus actuales márgenes crezcan en 3,09 dólares por barril (unos 2,7 euros). Con ello, la petrolera española superará con holgura a competidores como Repsol o Galp, según el índice Nelson Complexity and Solomon.

La actividad de refino, que consiste básicamente en convertir el petróleo crudo en gasolina, ha ganado mucho peso en la cuenta de resultados de Cepsa. De hecho, entre 2015 y 2017 dicha actividad ha supuesto un 43% del ebitda de la compañía. Un peso excesivo que se debe sobre todo a que durante el derrumbe del precio del petróleo a partir de 2014, tras el 'boom' del fracking estadounidense, Cepsa se vio obligada a centrarse más en el segmento del refino.La nueva vertiente permitió a la petrolera capear mejor el temporal que el resto del sector en los últimos años.

El plan de inversión de la petrolera se centrará principalmente en sus dos fábricas andaluzas: una en Palos de la Frontera (Huelva) y la otra en San Roque (Cádiz). Cepsa mantiene una tercera en Asesa (Tarragona), aunque es mucho más pequeña que las anteriores, y la mantiene en un 50% de copropiedad con Repsol en una ‘joint venture’. Además, la cercanía entre ambas fábricas (apenas 150 kilómetros) sirve de catalizador al proyecto, como explican los analistas de Societe Generale, al permitir a Cepsa "gestionarlas como un único centro de refino, lo que tiene un impacto positivo en los márgenes".

La distribución de los 400 millones se hará en distintos proyectos, algunos muy pequeños, que se desarrollarán en los próximos años. Uno de los más actuales se inicia en el último trimestre del año y busca aumentar la producción, de 50kt/y a 120kt/y del hidrocarburo aromático m-Xylene; cuenta con una inversión que ronda los 70 millones. También aparecen otros más pequeños que buscan mejoras técnicas en el proceso, a través de distintos experimentos de prueba y error.

Cepsa aumentará un 17% sus  ingresos en gasolineras

Los analistas de las firmas de inversión han puesto con detenimiento la lupa en las proyecciones de ingresos de la petrolera, al ser una de las piezas esenciales para la valoración de las empresas. En especial, en el negocio de 'downstream' -aglutina refino, marketing y el negocio químico- que supone el pilar más importante de su negocio. Las cifras que ofrecen BBVA y Societe Generale señalan que la petrolera podría en cuatro años aumentar el beneficio bruto de explotación en torno a un 50% y el ebit dispararse hasta por encima del 60%.

Uno de los pilares de su mejora operativa será el incremento de los ingresos por ventas en sus estaciones de servicios. Societe Generale cree que Cepsa será capaz de elevar sus cobros por venta de combustible un 17%, desde los 4.185 millones hasta cerca de 4.900 millones. Además, prevé un alza del 2,3% por los distintos servicios que ofrece, frente al 0,55% que creció dicha partida entre 2015 y 2018.

La falta de competencia en la venta de gasolina a particulares en España, junto al alto margen que obtienen las firmas por ello, están detrás de dichas cifras. En primer lugar, España es uno de los países con mayor concentración en el número de gasolineras. Según Societe, el hecho de que cinco firmas controlen el 60% de ellas, y más en concreto Repsol y Cepsa el 45%, es un hecho anómalo en el viejo continente. Ese hecho tienen una repercusión clara, y es que el porcentaje de cada litro vendido, 0,17 euros, que va a los bolsillos de las petroleras es el más alto de Europa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios