Martes, 19.03.2019 - 10:09 h
En Cádiz

Cepsa diversifica su negocio energético y construirá su primer parque eólico

El objetivo será pasar de ser una petrolera pura a una compañía energética global de referencia, para lo que invertirá 40.000 millones a 15 años.

La planta de combustibles de San Roque reanuda su actividad bajo Cepsa Bioenergía tras más de año y medio parada
Cepsa construirá su primer parque eólico. 

Cepsa ha adquirido los derechos para desarrollar su primer parque eólico en Jerez (Cádiz), cuya inversión asciende a 35 millones de euros y que supone el primer paso de la compañía en el campo de la energía eólica y diversifica su negocio energético.

El proyecto, una vez desarrollado, contará con una capacidad instalada de 28,8 megavatios (MW), repartida en 11 turbinas de 2,625 MW, además de una línea de evacuación de 66 kV.

La petrolera indicó que durante los próximos meses finalizará los trámites administrativos pendientes y posteriormente procederá a la realización de la ingeniería de detalle y construcción y desarrollo del parque. Está previsto que el nuevo parque eólico inicie su actividad a finales de 2018.

El director de Gas y Electricidad de Cepsa, Juan Manuel García-Horrillo, señaló que este proyecto supone "un primer paso" del grupo en las energías renovables.

"Como empresa energética e integrada que somos, queremos seguir avanzando en este campo de manera progresiva, complementando la cartera de negocios derivados de combustibles fósiles con fuentes de energía renovable. Este proyecto nos permite tener una visión holística como empresa energética y diversificar nuestras fuentes de energía para ser capaces de satisfacer las necesidades energéticas de cada realidad", añadió al respecto.

Cepsa destacó que en sus proyecciones las energías fósiles seguirán dominando ampliamente el mercado, si bien, las energías solar y eólica representan las de mayor crecimiento para los próximos años.

Diversificar la actividad

Por ello, indicó que esta circunstancia incide en la necesidad de diversificar de manera progresiva la actividad y atender a una demanda de otras energías cuyo desarrollo se prevé especialmente fuerte en regiones como América Latina, África u Oriente Próximo.

Además, la entrada en este sector le permitirá al grupo tener acceso a mercados en crecimiento, desarrollar nuevas capacidades y habilidades en el plano energético y mitigar el efecto de la volatilidad de algunos de los mercados en los que opera, como el del crudo.

La pasada semana, el vicepresidente y consejero delegado de Cepsa, Pedro Miró, ya señaló la apuesta por una revisión del papel del grupo, enmarcado en el plan estratégico a 2030 que lanzará en noviembre, en el que el objetivo será pasar de ser una petrolera pura a una compañía energética global de referencia.

En su intervención en los Encuentros Empresariales CEOE-Cepyme, Miró desveló algunas de las pinceladas de la 'hoja de ruta' a largo plazo de la compañía, que se presentará más en profundidad en noviembre, y señaló la necesidad de que Cepsa "revise sus valores" y objetivos como grupo en un mundo en el que el 'mix' energético "está siendo claramente cuestionado".

Para este cambio de modelo de negocio, el consejero delegado de Cepsa señaló que es necesario un plan a 15 años -cuya inversión ascenderá a 40.000 millones de euros para el periodo, según adelantó recientemente-, con tres etapas de cinco años cada una de ellas y en cuya primera fase se lanzarán la mayor parte de proyectos y en las siguientes se centrarán en la diversificación geográfica.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios