Martes, 15.10.2019 - 08:29 h
Últimos pasos para las reformas en electricidad y gas

El cerebro de los recortes de la CNMC en energía aplaza su despedida dos semanas

Fernando Hernández permanece en el organismo para supervisar los últimos trámites de las polémicas circulares que están pendientes de aprobación.

Fernando Hernández, director de Energía de la CNMC.
Fernando Hernández, director de Energía de la CNMC. / EFE

El director de Energía de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), Fernando Hernández, el hombre clave en las polémicas circulares que recortan la retribución de las empresas energéticas, permanece en el organismo para supervisar los últimos trámites de las que están pendientes de aprobación. Hernández tiene adjudicada plaza como agregado comercial en Tokio desde marzo y debería haber ocupado su nuevo puesto a la vuelta del verano. Pero sus buenas relaciones en el Gobierno y los oficios del presidente de Competencia, José María Marín Quemada, se han traducido en una prórroga de al menos dos semanas para encarrilar las reformas.

La salida inmediata de Hernández se dio por hecha la pasada semana cuando el funcionario, técnico comercial y Economista del Estado -la élite de la Administración-no logró ser nombrado director de la Agencia de Cooperación de los Reguladores Europeos (ACER). De haberlo conseguido, Hernández se hubiera incorporado al organismo en enero, con los deberes de la CNMC cerrados.

La derrota de Hernández implicaba la incorporación inmediata a la embajada en Tokio en un momento crucial, cuando descargan sobre la CNMC todo tipo de presiones y cuando están pendientes de arreglo las discrepancias con el Ministerio de Transición Ecológica por las competencias en el sector. Hernández forma parte del triunvirato de la CNMC, que encabeza el presidente Marín para negociar un arreglo con el secretario de Estado de Energía, José Domínguez, en la Comisión de Cooperación prevista para solventar discrepancias entre reguladores.

El presidente de la CNMC, José María Marín, con mandato finalizado y cargo en funciones, como la mitad del consejo de la Comisión, ha tenido éxito en las gestiones para mantener a Hernández. Marín, según fuentes al tanto de la situación, ha mantenido contactos con miembros del Gobierno para facilitar una prórroga de su actividad en la CNMC. Tanto la ministra de Economía en funciones Nadia Calviño como la ministra de Industria Reyes Maroto conocen la preocupación de Marín. El Ministerio de Industria es el departamento que aprobó en primavera los destinos de técnicos comerciales como Hernández o el exministro Álvaro Nadal, que logró plaza en Londres. El problema está en que Nadal ya trabaja en sus nuevas tareas mientras que Hernández lidia con la gran pelea energética a la que le quedan semanas de agitación.

La prórroga en la CNMC permitirá a Hernández seguir in situ cómo discurre el pleno del Consejo que la CNMC tiene previsto celebrar el 9 de octubre. Puede ser una reunión clave. Fuentes internas del organismo regulador explican que, en los últimos días, se han registrado movimientos para reformar, o al menos aplazar, alguna de las circulares más sensibles para los balances de las empresas. Hay consejeros –la mitad está en funciones- que ven con buenos ojos la posibilidad de retrasar la tramitación de la circular de recortes al gas para centrar los trabajos en la revisión de las retribuciones al sector eléctrico, un proceso menos conflictivo. El debate está en todo lo alto.

El calendario para aprobar los recortes en el sector energético que planea Competencia tiene fecha límite el 31 de diciembre. Pero hay diferencias. Mientras que las nuevas normas que afectan a la electricidad, con sus peajes y sus cargos, tienen que estar aprobadas forzosamente el 1 de enero de 2020 para el periodo 2020-2025, el caso del gas es diferente. La polémica circular de los recortes afecta al próximo periodo regulatorio del sector gasista, que comprende del año 2021 al año 2026. Hay menos prisa.

Y en mitad de todas las tensiones está Hernández y su escalada a lo más alto de su carrera en la Administración, vía Tokio, y con una curiosa carambola en la que también participa el exministro de Energía, Álvaro nadal, con el que Hernández mantuvo un intenso enfrentamiento a cuenta de las competencias de la CNMC.  Tras su salida del Gobierno, Nadal solicitó reincorporarse a la Administración. Solicitó puesto en la embajada de Londres como primera opción y en la de Tokio en segundo lugar.  El Gobierno le concedió Londres, lo que ha posibilitado dejar la plaza libre en Japón al todavía jefe de Energía de la CNMC.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios