Jueves, 21.03.2019 - 11:32 h
Por el conflicto que arrancó en 2014

Cerrar Fuenlabrada le costó a Coca-Cola cerca de 112 millones en indemnizaciones

La presidenta de la embotelladora, Sol Daurella, ganó 575.000 libras (674.000 euros) en 2018, lo que supone un descenso del 1% respecto al año previo.

Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola European Partners.
Cerrar Fuenlabrada le costó a Coca-Cola cerca de 112 millones en indemnizaciones. / Efe

Coca-Cola European Partners (CCEP), la mayor embotelladora de la marca estadounidense en el mundo, registró en sus cuentas de 2018 un gasto asociado a los "costes de reestructuración" de su planta en Fuenlabrada (Madrid) de 112 millones de euros, fundamentalmente vinculados con indemnizaciones.

Así figura en el informe anual de la compañía publicado hoy, que detalla los resultados de la empresa durante el pasado ejercicio y aborda la estrategia de cara a los próximos años. "Al cierre del 31 de diciembre de 2018, el grupo ha registrado un coste de reestructuración de 112 millones de euros -por la planta de Fuenlabrada-, asociado fundamentalmente a indemnizaciones por despido. No está previsto que se produzcan más gastos", reza el documento.

El conflicto laboral en Fuenlabrada arrancó en 2014, cuando la embotelladora aprobó un ERE que afectaba a más de 800 trabajadores, la mayoría empleados de la planta. Un año más tarde el Supremo declaró nulo el ERE y obligó a la firma a readmitir a los trabajadores, y la empresa acató la sentencia pero cambió sus funciones al modificar las condiciones de la fábrica para convertirla únicamente en centro logístico.

El conflicto terminó nuevamente en el Supremo, que consideró en enero de 2017 que la readmisión de los trabajadores de Coca-Cola Fuenlabrada había sido correcta, aunque los problemas continuaron. En noviembre de 2018, la negociación entre la empresa y los representantes de los trabajadores -el conflicto entre ambas partes había vuelto incluso a sede judicial- permitió alcanzar un acuerdo para cerrar las instalaciones.

El pacto recoge que CCEP estudiará la posibilidad de construir un nuevo centro logístico y productivo en Madrid en un plazo de dos años. Fuentes de la compañía y los sindicatos han señalado hoy a Efe que no existen novedades respecto a ese pacto, por el que los trabajadores de menos de 52 años se encuentran de "permiso retribuido" -con el 80 % del salario neto de media- hasta que la firma tome una decisión sobre la opción del nuevo centro.

A los empleados de entre 52 y 61 años se les dio la opción de prejubilarse con extinción de contacto con salarios medios del 93 %, y a los mayores de 61 se les garantizaba "indemnización y pago único pactado para acceder a la jubilación". El embotellador europeo de Coca-Cola reveló que sus ventas en España, Portugal y Andorra ascendieron el pasado año a 2.670 millones de euros, un 1,3 % menos que en 2017.

Sueldo de Sol Daurella

La presidenta de Coca-Cola European Partners, Sol Daurella, percibió una retribución de 575.000 libras (674.000 euros) en 2018, lo que supone un descenso del 1% respecto a las 581.000 libras (681.000 euros) del ejercicio anterior, según ha informado a la CNMV.

En concreto, la directiva española, que posee de forma indirecta 32,3 millones de acciones de la firma a través de la sociedad Olive Partners, percibió un sueldo fijo de 550.000 libras (645.000 euros) y 25.000 libras (29.300 euros) en concepto de presidenta del grupo.

En el informe de remuneraciones del embotellador de Coca-Cola se estima una subida de sueldo de aproximadamente del 2,6% para Daurella, que será efectivo a partir del 1 de abril de este año, por lo que el sueldo fijo pasará de los 550.000 libras a los 564.250 libras (662.158 euros).

Junto a Sol Daurella también figuran varios directivos españoles que forman parte del consejo de administración de la multinacional como José Ignacio Comenge Sánchez Real, que ingresó 102.000 libras (119.814 euros) en 2018, Francisco Crespo Benítez con 81.000 libras (95.000 euros), Javier Ferrán con 111.000 libras (130.000 euros), Alvaro Gómez-Trenor Aguilar con 72.000 libras (84.500 euros), Alfonso Líbano Daurella con 101.000 (118.000 euros), Mario Rotllant, con 101.000 libras (118.000 euros), mientras que Francisco Ruiz de la Torre, que dejó el órgano el pasado 7 de marzo, percibió 15.000 libras (17.000 euros).

Por su parte, el consejero delegado Damian Gammell recibió un sueldo de 3,8 millones de libras (4,4 millones de euros), tras recibir un fijo de 1,1 millones de libras (1,2 millones de euros) y un bonus anual de 2,5 millones de libras (2,9 millones de euros).

Ahora en Portada 

Comentarios