Domingo, 08.12.2019 - 00:09 h
Tiene hasta el 13 de marzo

Límite 48 horas: Fernández Verdes agota plazos para el millonario bonus de Cimic

El segundo espada de Florentino Pérez cuenta aún un paquete de acciones sin ejecutar como resultado del plan de derechos de apreciación dado en 2014.

Florentino Pérez y Fernández Verdes
Fernández Verdes tiene 48 horas para no perder su bonus en Cimic./ José González

Marcelino Fernández Verdes, segundo espada de Florentino Pérez, se juega perder una millonaria suma si no ejecuta el resto de su plan de derechos de apreciación en Cimic -la empresa australiana filial de ACS- antes de 48 horas. El ejecutivo aún atesora 240.000 títulos -valorados alrededor de cinco millones de euros- de los 1,2 millones que recibió a través de este beneficio en 2014 como complemento salarial por parte de la compañía de las antípodas. Pero la fecha de vencimiento está cada vez más cerca. El próximo miércoles 13 de marzo, tal y como señalan las últimas cuentas de la australiana, se termina el plazo para llevar a cabo este proceso. 

Del conjunto del paquete de derechos  -un bono, denominado SAR, otorgado a los empleados que equivale a la revalorización de las acciones de la empresa durante un período concreto- que le fue entregado por la compañía hace casi cinco años, el CEO de ACS ejercitó 480.000 el 9 de febrero de 2017, lo que debido a la mejora de la cotización de los títulos de la compañía le reportó 10,1 millones de dólares australianos (el equivalente a 6,45 millones de euros), según figura en su informe anual.

Pero este no fue el único movimiento. Solo cinco meses después, el 26 de julio de ese mismo año, volvió a realizar una operaciónc similar: ejercitó otros 480.000 títulos que gracias, de nuevo, al auge de la cotización en bolsa que había sufrido la compañía le sirvió para que se embolsara 11,6 millones de dólares australianos más, hasta 7,4 millones de euros.

Ahora está en juego otra cantidad millonaria. Aún tiene 240.000 SAR sin ejercitar y solo dos días para hacerlo. De llevar a cabo la operación al precio actual de cierre -50,24 dólares australianos- y, teniendo en cuenta que los SAR tienen una plusvalía topada de 32,29 dólares por cada título y una base de 17,71, Fernández Verdes podría embolsarse otros 7,74 millones de dólares australianos, unos 4,85 millones de euros.

De quedarse con este bonus, sería la única cantidad -junto con la manutención de 518.124 dólares australianos (unos 325.000 euros)- que reciba como pago por su trabajo en Cimic. Según consta en las cuentas de 2018 de la australiana, el CEO de la compañía no habría recibido mingún pago de salario en metálico, como sí lo han hecho el CEO, Michael Wright, que se ha embolsado 1,2 millones de dólares, y el Deputy CEO, Ignacio Segura Suriñach, cuyo salario en efectivo roza los 900.000 dólares. 

El suculento beneficio del bonus solo lo tiene Fernández Verdes como CEO de la entidad. En cambio, el resto de ejecutivos de Cimic también cuentan con su propio 'incentivo'. En 2017, la polémica se desató como consecuencia de la puesta en marcha de este plan de retribuciones que, para los minoritarios, chocaba con las normas de buen gobierno de Australia. Estos se sublevaron al conocer los SAR del vicepresidente ejecutivo y del director financiero, Adolfo Valderas Martínez y Ángel Muriel. 

El ejecutivo español mejor pagado

Fernández Verdes ha ostentado durante años el título de ser el ejecutivo español mejor pagado. Gracias a su acumulación de cargos (CEO de ACS y Hochtief y presidente ejecutivo de Abertis y de Cimic) en 2017 llegó a ganar más de 20 millones de euros. En este 2018, y a falta de conocer las cantidades que se haya podido embolsar por  su cargo en ACS, el delfín de Florentino Pérez va por el camino de revalidar el título. 

Solo por su trabajo en Hochtief -la alemana a través de la cual se llevó a cabo la compra conjunta de Abertis-, Fernández Verdes ha visto cómo su cuenta se ha llenado con más de 8,2 millones de euros, un 28% más de lo que ganó por el mismo trabajo en el ejercicio de 2017. En esta cifra se incluye la compensación fija y las variables tanto de un año como de largo plazo. 

Además, por si fuera poco, el CEO de la alemana cuenta con un plan de pensiones que ya roza los 10 millones de euros. En concreto, desde el cierre de 2017 -cuando se situaba en los 8,55 millones de euros- ha aumentado en un 15% hasta llegar a los 9,83 millones con los que cuenta actualmente para su jubilación que, de acuerdo con estas cifras, se presume dorada para el ovetense. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING