Cinco meses tras la destitución del equipo fundador de Verse: sigue sin CEO 'fijo'

  • Bernardo Hernández (ex Google y Yahoo) se queda como interino, tras el fichaje de un exingeniero de la Nasa como 'jefe' de finanzas y operaciones.
Los tres fundadores de Verse fueron destituidos por los accionistas.
Los tres fundadores de Verse fueron destituidos por los accionistas.

Cinco meses después, la 'startup' Verse sigue sin consejero delegado permanente. Desde que se hiciera pública la destitución de los tres fundadores, que conformaban el equipo directivo de la compañía de pagos móviles que ha recaudado más de 30 millones de dólares de capital riesgo, no se ha cubierto el puesto de máximo directivo, que sigue ocupando de manera interina Bernardo Hernández, exdirectivo de Google y Yahoo y uno de los inversores del proyecto.

Todo arranca en octubre de 2017. Se produce un terremoto en la cúpula de la 'startup'. Los accionistas externos, que tienen mayoría en el consejo, deciden en un consejo de administración apartar de la gestión diaria a los tres fundadores, Borja Rossell, Álex Lopera y Darío Nieuwenhuis. El incumplimiento de los objetivos de crecimiento que se habían marcado era la razón que se esgrimía por parte de los principales socios.

A partir de ese momento, Bernardo Hernández toma el control. Se coloca como consejero delegado 'interino' mientras encuentran a un sustituto y se lanzan a buscar a un responsable financiero. Cuatro meses después fichan a Oriol Tintore, un ingeniero aeronáutico cuya buena parte de la carrera la ha pasado en la Nasa en el proyecto PhoneSat Mission. Asume las responsabilidades vinculadas a los números económicos (que hasta la salida en bloque de la cúpula recaían en Nicolás Salame, que también salió), pero también las de las operaciones, en manos del cofundador Álex Lopera.

Hernández se mantiene al mando

Mientras todo esto sucede, el puesto de CEO sigue vacío. Según precisan fuentes con conocimiento de la situación, la intención es que, si no se encuentra a ningún directivo, Tintore vaya asumiendo también ese rol de máximo directivo.

Hernández sigue hoy por hoy como 'interino'. Fue en enero cuando tomó el control de la sociedad: tras la destitución de Lopera, él se convirtió en el administrador único (a través de su sociedad de inversión Solon Inversiones SL). Además también llevó a cabo una modificación de uno de los artículos de sus estatutos para introducir su retribución, cuya cuantía no ha sido posible confirmar.

Sin planes de una nueva ronda

El negocio sigue siendo una incógnita. Desde la empresa no aportan cifras sobre la evolución. "Se paró toda la inversión en marketing para centrarse en el desarrollo de producto y por ahora se está creciendo bien", apuntan las mismas fuentes.

Ya se han auditado las cuentas de 2017, cuyos números no han trascendido (la matriz está radicada en el estado norteamericano de Delaware, como muchas de las 'startups' con inversión internacional). En cuanto a la gestión del equipo directivo destituido "no hay ningún tipo de negligencia en la gestión contable y financiera", defienden. Sí que admiten que entre los accionistas había un cierto sentimiento de que habían "sobrevendido" los números y la gestión.

Por ahora no hay planes de hacer una ronda de financiación a corto plazo. Fue en mayo de 2017 cuando recaudaron 20 millones de dólares -18,5 millones de euros al cambio de la fecha- en una de las grandes rondas de financiación de todo el año en España. El papel protagonista lo mantuvieron los accionistas que ya estaban presentes: e.ventures (Bernardo Hernández) y Spark Capital.

No ha habido movimiento en el capital, por lo que tanto esos dos fondos como Greycroft mantienen la mayoría. Es llamativo el caso de Spark Capital, de cuyo porftolio público en Internet ha desaparecido Verse.

En su particular batalla por hacerse un hueco en los pagos móviles, con gigantes a nivel internacional como Venmo, Paypal, Google o Apple, no lo está teniendo sencillo. En España sigue siendo superado por mucho por Bizum, creada por los principales bancos españoles (Caixabank, BBVA, Banco Santander, Banco Sabadell o Bankia) que alcanzó en 2017 el millón de usuarios y más de 180 millones de euros transaccionados, de acuerdo a sus propias cifras.

Qué ha sido de los destituidos

Y, ¿qué ha sido de los jóvenes fundadores destituidos? Tanto Borja Rosell como Álex Lópera mantienen en sus perfiles profesionales los puestos previos a la salida. El tercero en discordia, Dario Nieuwenhuis, ha puesto en marcha recientemente una compañía también de pagos online: Kernel Payments. En su propia web, él aparece como único miembro del equipo. Los tres siguen siendo accionistas relevantes -aunque sin control en el consejo- de Verse.

Por su parte, Nicolás Salame Sierra, que hasta noviembre de 2017 era el responsable financiero, ha puesto en marcha la sociedad de inversión Nibo Capital. El pasado mes de marzo constituyó Akiles Technologies, centrada en la consultoría informática.

Mostrar comentarios