Domingo, 22.09.2019 - 18:39 h
La cita clave para el futuro de la compañía

Cinco preguntas y respuestas para no perderse en la tormentosa junta de Dia

Los accionistas del grupo de supermercados deciden el futuro de la enseña: si su gestión quedará en manos de Fridman o si respaldan al actual consejo.

Exterior de una tienda de Dia.
Exterior de una tienda de Dia. / Dia

Un antes y un después. El grupo de supermercados Dia decide este miércoles su futuro en una junta de accionistas que lleva generando polémica desde hace meses y que se ha definido, puertas afuera, en una guerra entre el actual consejo de administración y Mijail Fridman, su primer accionista con el 29% del capital. Y pese a que las cartas están sobre la mesa, aún quedan dudas en el aire. Una junta que afronta a 0,6196 euros por acción, el precio del cierre de este martes, por debajo de los 0,67 euros que propone Fridman en su opa.

1. ¿Qué se vota en la junta de este miércoles?

Básicamente, quién va a ser el dueño de la compañía. Por un lado, el magnate ruso que, a través de su brazo inversor LetterOne, ha lanzado una oferta de compra (opa) por el accionariado que no controla. Propone que los inversores den luz verde a una ampliación de capital de 500 millones de euros, que él se compromete a respaldar siempre que den su visto bueno. Por otro, la propuesta del consejo de administración encabezado desde hace sólo unos meses por Borja de la Cierva, que propone a los accionistas una inyección de fondos de 600 millones. 

En este segundo caso, que conlleva una reducción del nominal de la acción en una ampliación respaldada, en última instancia, por Morgan Stanley. Sin embargo, el consejo se ha 'reservado' hacer público si esa ampliación cuenta con un invitado sorpresa, algún inversor hasta ahora oculto, o bien la banca; que se haga cargo de inyectar esos fondos que la compañía necesita para reequilibrar su situación patrimonial en la que se adentró como consecuencia de las millonarias pérdidas que registró en el pasado ejercicio.

2. ¿Cómo se ha llegado hasta aquí?

Por una gestión que, durante meses pareció adecuada pero que, una vez abierta la caja de Pandora, ha resultado ser una generadora de problemas para la empresa de supermercados. Puso negro sobre blanco las cifras al cerrar el ejercicio 2018. Asumió unas pérdidas de 352 millones de euros, desveló que no le queda otra que poner en marcha un recorte de empleo (un ERE) que afectará a más de 1.600 personas, cerrará y venderá tiendas y, además, sus fondos propios la abocan a una liquidación si no llega a tiempo la ampliación de capital.

Una gestión que, además, se encamina a los tribunales. La actual dirección de Dia presentó una denuncia ante la fiscalía por sus cuentas de 2017, que tuvo que revisar y asumir que había 'rotos' en sus finanzas. En concreto, reconoció que directivos en España y Brasil, incluidos "algunos de los anteriores miembros de la de la alta dirección de la sociedad", habían llevado a cabo "prácticas contables irregulares".

3. ¿Qué pasará si gana Fridman o si se impone el consejo?

Fridman se ha jugado la carta del 'o conmigo o sin mí'. El inversor ruso ha insistido que su plan y su opa son las únicas medidas que conllevan su continuidad como inversor de la compañía. Y, dado que ya controla el 29% del capital, si pone en marcha una 'operación salida', las acciones del grupo de supermercado podrían volver a vivir un temporal bursátil. A día de hoy, la opa no está en macha porque aún tiene que recibir el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En cambio, la empresa asegura que esa operación y los plazos que conlleva, podrían sumir a la compañía en una situación financiera aún más complicada. A día de hoy, no está garantizado que no aparezca una oferta alternativa que prolongue aún más los tiempos. La consecuencia, según el consejo, es que los fondos que necesita la compañía (aunque sean los 500 que propone Fridman) no son suficientes para cubrir las exigencias del balance y, también, los más de 300 millones en bonos que vencen a Dia en julio.

4. ¿Qué pueden hacer los accionistas y los gestores de fondos?

Una de las cuestiones críticas sobre la mesa para los accionistas de Dia es el vencimiento de las tres series de bonos que tiene emitidos la compañía. De no llegar a tiempo el dinero de alguna de las dos ampliaciones de capital, Dia podría incurrir en una situación de insolvencia que se extienda a sus bonistas y deje atrapados a los accionistas. Las gestoras de fondos españolas ven mayores certezas en la propuesta del consejo de administración ya que cuenta, como se ha demostrado hoy, con el respaldo del pool de bancos que financia a Dia. Hasta 18 gestoras de fondos nacionales e internacionales agrupan un 20% del capital de la empresa, lo que les sitúa como llave para que gane una y otra propuesta.

Fridman es el único que ha puesto sobre la mesa una oferta de compra dirigida a todo el capital, aunque su puesta en marcha está condicionada a que se rechace la ampliación del consejo, se apruebe su propuesta de inyección de fondos y a que triunfe la opa, es decir, que un 35% del capital de Dia le venda sus acciones. La CNMV también puede actuar y obligar a los bancos acreedores a lanzar una contraoferta si considera que se están produciendo una situación de coacción al accionista.

5. ¿Por qué ha decidido la banca dar respaldo al consejo?

El consejo de administración de Dia que encabeza De la Cierva llegaba a la Junta de Accionistas sin respaldo accionarial conocido y enarbolando la bandera de tener el favor de los bancos financiadores. Sin embargo, su propuesta no tenía todavía números. La ampliación de capital de 600 millones de euros contratada con Morgan Stanley tampoco tenía un respaldo cierto salvo por los mensajes desde la dirección de la compañía. Pero 24 horas antes de la Junta de Accionistas, la banca acreedora ha destapado su respaldo al consejo con un compromiso de refinanciación que se va desde la financiación sindicada hasta los bonos de Dia.

Se alargan los plazos siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones de rentabilidad en Dia. Para los bancos acreedores, la propuesta del consejo es la mejor opción de asegurarse que no tendrán sustos ni tensiones a la hora de refinanciar ya que ellos mismos ponen las condiciones. Además, tienen la certeza de que Dia podrá afrontar los vencimientos porque ellos mismos ponen el dinero. De triunfar Fridman, todo cambiaría ya que el inversor ruso ha mostrado sus cartas: quiere refinanciar toda la deuda hasta el año 2023 y eso no es una opción que guste a los bancos, que perderían su posición de fuerza actual.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios