Empresas

Todas las claves de la opa de IFM sobre Naturgy: una operación de 10 meses

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado este jueves el resultado de la opa del inversor australiano, que ha decidido 'in extremis' renunciar a la condición de aceptación mínima.

Oficina de Naturgy ubicada en la capital, Madrid, (España), a 26 de enero de 2021.
Oficina de Naturgy ubicada en la capital, Madrid, (España), a 26 de enero de 2021.
Europa Press

A finales del pasado enero, sin entrar en las previsiones, ni en las quinielas, a primerísima hora de la mañana, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que tutela todo lo que acontece en los mercados españoles, dio a conocer un 'hecho relevante' que agitaba de inmediato las aguas de la bolsa poco antes de su apertura: el fondo australiano IFM presentaba una opa voluntaria y parcial sobre el 22,69% de Naturgy. Desde entonces, desde aquel anuncio, el periplo, o casi mejor dicho, el culebrón de la compañía energética se ha dilatado hasta diez meses en el tiempo... hasta este jueves, cuando la firma australiana ha salvado la operación por la mínima. 

Qué es IFM

IFM Investors es una de las compañías más importantes de fondos de pensiones australianos. Está, además, especializada, entre otros, en inversiones de deuda, infraestructuras y capital de inversión público y privado. Según detallan en su propia página web: "El enfoque principal de IFM es ofrecer un rendimiento neto superior a largo plazo a través de carteras de calidad que tengan un fuerte enfoque de riesgo".

Tiene su sede principal en Melbourne (Australia), aunque sus oficinas se extienden a lo largo y ancho del globo terráqueo: en Nueva York, Londres, Sydney, Berlin, Tokyo, Hong Kong, Seúl y Zurich. Su crecimiento y presencia internacional ha sido exponencial en los últimos años, pues hablamos de una empresa relativamente joven. Nació en 1990 bajo el nombre 'Development Australia Fund' y con el objetivo inicial de crear un fondo de inversión en empresas australianas de crecimiento acelerado, tanto privadas como públicas, así como en activos de infraestructuras.

Poco más tarde, en el 94, nace la compañía Industry Funds Services (IFS), que está especializada en asesoramiento e inversiones en infraestructuras, capital inversión privado, etc. Una década más tarde, tiene lugar la fusión entre ambos y se crea la Industry Funds Management (IFM), que en 2013 cambió a IFM Investors.

La operación ya se preveía larga

Tal y como dijo el vicepresidente del fondo Jaime Siles, la opa sobre Naturgy ya preveía una operación sin guerras y "a largo plazo". En ese planteamiento, los accionistas mayoritarios, encabezados por Criteria-Caixa (24,8%), CVC (20,7%) y GIP (20,4%), aceptarían la entrada en el consejo de un cuarto actor, con participaciones equilibradas en torno al 20%, mientras el accionista principal -Caixa- accedería, entonces, a vender parte de su paquete.

El 'escudo antiopas'

El paquete de condiciones que el Ejecutivo impuso al fondo de pensiones australiano se asentaba sobre el decreto ley de medidas urgentes para hacer frente a la pandemia, que entró en vigor el 30 de marzo de 2020. La norma incluía el conocido como 'escudo antiopas' que avaló al Consejo de Ministros para aprobar o dinamitar cualquier oferta de un inversor extranjero que suponga tomar más de un 10% de una empresa estratégica. La medida se ideó para proteger a las cotizadas españolas de asaltos oportunistas, en un momento de caídas generalizadas en el Ibex 35 a consecuencia de la crisis sanitaria.

Y llegó el fallo del Gobierno

El fallo del Gobierno sobre el futuro de Naturgy se dilató hasta el 3 de agosto, apurando los seis meses de plazo que le concede la ley. La propia Calviño lideró la decisión de dar luz verde a la opa con condiciones, tras ponderar el revulsivo que una operación de tal calado puede suponer para la entrada de la inversión extranjera en nuestro país en un momento clave. 

Conversaciones IFM - Calviño

Durante los últimos meses, el fondo ha estado manteniendo contactos con el equipo de la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, con el objetivo de que la vicepresidenta primera del Gobierno respaldase una eventual venta de activos de la gasista tras la opa, una de las líneas rojas que impuso el Ejecutivo para conceder su plácet a la ofensiva de la firma australiana, como adelantó este medio. Si la oferta de IFM quedaba por debajo del 10%, el blindaje del Ejecutivo quedaría sin efecto. La entrada de IFM en Naturgy en tales circunstancias resucitaba, además, la amenaza de una acción concertada entre el australiano y los fondos CVC y GIP, que aún podrían sumar una mayoría orientada a la máxima rentabilidad.

Posiciones enfrentadas con Criteria Caixa

La recta final del culebrón de la opa sobre Naturgy ha estado marcada por las posiciones enfrentadas entre IFM y Criteria Caixa. El fondo de pensiones aprovechó la reforma energética del Gobierno para poner en valor su oferta sobre la compañía, fijada en 22,07 euros por acción. El propio Siles llegó a decir que, si tuviera que lanzar la opa en aquel momento lo haría por un precio inferior, en previsión al 'hachazo' que el giro normativo supondría para Naturgy a la vista del impacto que ha tenido la reforma para otros gigantes del sector.

El fondo de pensiones también llevó a cabo una potente campaña para captar a los accionistas minoritarios, con un peso estimado del 7,6% del capital, empleando el recorte del Ejecutivo como un incentivo para que estos acudiesen a la opa. 

Por su parte, el presidente del holding inversor, Isidro Fainé, elevó el tono en su pugna con el fondo de pensiones australiano, que pasó de 'guerra fría' a batalla campal en la recta final de la transacción. El giro radical del primer accionista del grupo energético lo desencadenó  la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que, con su requerimiento para que Criteria manifestase de forma explícita su posición ante la oferta de IFM, neutralizó el as en la manga del brazo inversor de La Caixa, que el holding se había esforzado en mantener a buen recaudo hasta el último momento.

IFM salva la opa

Finalmente, el culebrón de Naturgy acabó poniendo su punto y final durante el día de ayer. La opa de IFM superó con un estrecho margen el umbral mínimo del 10% que se había impuesto para seguir adelante con la operación. El porcentaje de aceptación de la opa se ha situado en el 10,83%, resultado que supone un hachazo para las aspiraciones de IFM que, tras la incertidumbre de las últimas semanas, no ha logrado que le cuadren los números para obtener dos asientos en el consejo.

El esacaso 'free float' con que Naturgy llegó a la fecha clave, el pasado viernes, había llevado a IFM a flexibilizar, extraoficialmente, el volumen de aceptación necesario para seguir adelante con la transacción. Así, el fondo de pensiones amplió el perímetro de su oferta, por hasta el 22,65% del capital de la compañía, rebajando el umbral mínimo del 17% que se impuso inicialmente hasta el 10%, que dio por bueno en el folleto de opa el organismo supervisor aprobó el pasado 8 de septiembre.

Mostrar comentarios