Miércoles, 11.12.2019 - 20:42 h
El regulador exige que el servicio sea gratis

La banca deja desierto el concurso de la CNMC para su cuenta de cobrar sanciones

Ninguna entidad financiera presenta una oferta para gestionar nueve cuentas de recaudación que mueven millones de euros al año.

José María Marín Quemada
La banca deja desierto el concurso de la cuenta de la CNMC para cobrar sanciones. / Apie

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) necesita nueve cuentas bancarias para cobrar tasas y sanciones, pero ninguna entidad financiera del país está dispuesta a prestarle el servicio en la actualidad. Y es que bajo las condiciones que exige el organismo, el concurso público lanzado el pasado 25 julio para la adjudicación de este contrato ha quedado totalmente desierto después de que ningún banco español haya presentado oferta.

Se trata de una serie de cuentas bancarias para la gestión de los ingresos procedentes de multas y de la recaudación de tasas de algunos sectores (telecomunicaciones, audivisual, transportes, postal, competencia). Las cuentas mueven millones de euros al año y la institución que preside José María Marín Quemada no quiere incurrir en ningún tipo de coste por las mismas, algo que los bancos no aceptan en la actualidad.

De hecho, los bancos españolas nunca habían estado tan poco interesados en la captación y remuneración del pasivo. El saldo medio de las nueve cuentas ronda los tres millones de euros y las entidades descartan sistemáticamente manejar totalmente 'gratis' tal cantidad de dinero. El escenario actual de tipos de interés les impide sacarle partido y el hecho de que la CNMC sea un organismo público impide que compensen el gasto con la venta de otros productos que sí son rentables.

Y es que el Banco Central Europeo (BCE) cobra desde hace años por el exceso de liquidez de la banca, lo que ha provocado que la práctica totalidad de las entidades haya empezado a cobrar por los depósitos a sus clientes institucionales y a las grandes empresas, como demuestran las estadísticas oficiales del Banco de España. El siguiente paso, como ya admitió el Banco Sabadell, podrían ser los depósitos de clientes particulares, algo que ya sucede en otros países como Suiza.

Como sucedía en otras ocasiones, el pliego de la licitación de la CNMC exigía que el presupuesto máximo fuera de cero euros. "La entidad financiera no aplicará ninguna comisión ni gasto por ningún concepto, y tampoco en las cuentas o en la cantidad pagada al perceptor en las operaciones ordenadas por la CNMC y ejecutadas por la entidad financiera", reza el documento, disponible en la Plataforma de Contratación del Sector Público (PLACSP).

La banca ve normal cobrar por los depósitos institucionales

No obstante, la banca ya no está dispuesta a aceptar este extremo. Es más, como publicó La Información, Banco Santander quiere empezar a cobrar por la cuenta de la CNMC donde se custodia el dinero procedente del pago del recibo de la luz de millones de españoles. En el sector financiero ya ven normalidad que se traslade a los grandes clientes institucionales el actual escenario de tipos de interés en negativo.

En esta ocasión, se trata de una cuenta de ingresos y gastos de la CNMC cuyo saldo en ocasiones ha alcanzado unos 1.500 millones de euros. El Santander la heredó del Banco Popular tras la desaparición de este último y está previsto que próximamente también se saque a concurso público la gestión de esta cuenta corriente, según informaron en fuentes cercanas al organismo público.

Precisamente era el grupo que preside Ana Botín el que se había hecho recientemente con algunas de las licitaciones para cuentas corrientes de la CNMC. Otras de finales de 2018 se las quedó Sabadell, mientras que Popular, ya integrado en Santander, también gestionaba una serie de cuentas corrientes del organismo público. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING