Sábado, 19.10.2019 - 23:24 h
De acuerdo con la Ley de Competencia

CNMC rebajó a 'grave' la multa a las teles al no poder demostrar prácticas de cártel

La sanción de Atresmedia y Mediaset había sido primero calificada como muy grave. No pueden probar colusión entre competidores.

CNMC
La CNMC deja la multa a las teles en grave al no poder demostrar prácticas de cártel. /L.I.

Las Salas de Regulación y Competencia de la CNMC se reunieron este jueves para abordar de forma definitiva la sanción a Mediaset y Atresmedia por supuestas prácticas anticompetitivas en el mercado publicitario nacional. Una multa del 4,5% de la facturación neta de cada una de ellas, como adelantó La Información, lo que supone una cifra global de más de 40 millones para la firma de Paolo Vasile y una cantidad  muy similar para la de Silvio González. Esta cifra es el resultado de la rebaja de la sanción de muy grave a grave derivada de la imposibilidad de demostrar prácticas de cártel entre ambas compañías, tal y como ha podido saber este medio. 

De acuerdo con la Ley de Defensa de la Competencia, se consideran infracciones muy graves el desarrollo de conductas colusorias que consistan en "cárteles u otros acuerdos, decisiones o recomendaciones colectivas (...) entre empresas competidoras entre sí, reales o potenciales". En este sentido, Competencia no habría podido probar la existencia de este tipo de pactos, por lo que se ha visto obligada a dejar la infracción bajo la tipificación de grave. 

La misma norma detalla que se considerarán faltas graves aquellas que supongan "acuerdos, decisiones o recomendaciones colectivas (...) entre empresas que no sean competidoras entre sí, reales o potenciales". Y en esta última parte del artículo está la clave. Atresmedia y Mediaset son rivales entre sí pero no está probada la existencia de pactos para tener una posición superior a la que le correspondería en el mercado de la publicidad en televisión, por lo que no se puede imponer la sanción máxima. 

Las infracciones graves, grado en el que la CNMC ha dejado la infracción a los dos grandes grupos audiovisuales en España, suponen una multa de hasta el 5% del volumen de negocios total de la empresa infractora en el ejercicio inmediatamente anterior al de la imposición. La CNMC trabaja en el margen del 4,5%, lo que apenas rebaja en medio punto la parte más alta de la horquilla que comenzaría en el 1%. 

En un inicio, en el seno de la CNMC se valoraba una sanción derivada de una infracción muy grave con multa de hasta el 10% de la cifra de negocio total, según la misma legislación. En cambio, como consecuencia de la falta de las ya citadas prácticas de cártel, el tipo de la sanción fue rebajada hasta 'grave'. En el regulador se han producido discusiones internas al respecto de este tema, pero no parece que esto vaya a influir en la resolución final del expediente que se ha discutido este jueves. 

La decisión de la CNMC tiene como fin, además de imponer la sanción, modificar las prácticas consideradas anticompetitivas de Mediaset y Atresmedia. En este sentido, el regulador apunta a tres supuestas práxis: el pago de extraprimas a las agencias de medios, la denominada pauta única -los canales de un mismo grupo se van a publicidad al mismo tiempo- y la venta de publicidad en bloques. 

En la incoación del expediente la CNMC señalaba que este tipo de técnicas "dificultan injustificadamente la entrada y expansión de terceros operadores en el mercado de la publicidad televisiva en España". Pero los dos grupos audiovisuales en el punto de mira de esta institución no consideran justa la puesta en marcha de este expediente y, menos aún, la sanción. Por ello, ya han anunciado que recurrirán la multa

En los últimos años la inversión por publicidad conseguidos por estos dos grandes grupos se han visto reducidos en el último ejercicio. Según Infoadex, Mediaset pasó de 927 millones en 2017 a 922 en 2018, pese a mantener la cuota del 43,3%. Por su parte, Atresmedia también vio cómo esta cifra se rebajaba desde los 887 millones logrados un año antes hasta los 862 de 2018. En este caso, el porcentaje del pastel que se quedó la firma llegaba al 40,5%. Por ello, la inversión publicitaria en otras cadenas se ha visto incrementada. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios