Lunes, 30.03.2020 - 12:52 h
Se sospecha que retiró 1.000 millones

La CNMC se niega a informar sobre la fuga de depósitos que acabó con Popular

Es la segunda vez que el ente regulador deniega el acceso al detalle sobre las retiradas de fondos que se produjeron en el banco antes de su caída.

Banco Popular
La CNMC se niega a informar sobre la fuga de depósitos que quebró el Popular. / EFE

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se niega a informar sobre la fuga de depósitos que precipitó la caída de Banco Popular y su posterior venta a Banco Santander al precio simbólico de un euro. Así consta en un expediente restringido de la institución que aún preside José María Marín Quemada, en el que se vuelve a desestimar una petición sobre la cuantía de los depósitos que se retiraron del Popular, así como de otros bancos, durante los primeros días de junio de 2017.

Es la segunda vez que la CNMC se opone a dar esta información. Con anterioridad, la había solicitado la familia Luksic a través de Aeris Invest, como publicó este medio. Y es que existe la sospecha de que el ente regulador fue una de las instituciones públicas que dieron la 'puntilla' al Popular al retirar ingentes cantidades de dinero que tenía depositadas en la entidad, lo que provocó que el banco se quedara sin liquidez en un momento en el que su presidente, Emilio Saracho, estaba preparando una nueva ampliación de capital para reforzar su solvencia.

Esta nueva petición se produjo el 9 de enero, pero la CNMC no informa sobre la identidad del demandante, que, al amparo de la Ley de Transparencia y Buen Gobierno, también pide información sobre si las retiradas de depósitos estaban "programadas en el Plan de Tesorería de la Entidad". La resolución de la CNMC se adoptó el pasado jueves y se deniega la solicitud de información al entender que la misma tiene un carácter "confidencial".

De hecho, el organismo regulador concluye en su escrito que los fondos depositados en las ocho cuentas corrientes que se adjudicaron a Banco Popular en 2015 para gestionar las liquidaciones del sistema eléctrico no constituyen dinero público, ni están afectado por la"obligación específica de transparencia que está contenida en la normativa presupuestaria pública".

No obstante, la CNMC no hace referencia en el documento a la otra cuenta que tenía en Banco Popular donde depositaba el dinero del superávit del sistema eléctrico, cuyo importe en la actualidad se sitúa en 942 millones de euros, aunque anteriormente superaba los 1.000 millones. Según sostienen fuentes financieras, el dinero de esta cuenta, que en la actualidad está bajo la custodia del Banco de España, es el que se ordenó retirar del Popular en sus días más críticos.

La CNMC no es el único organismo de titularidad pública que habría sacado fondos del Popular ante el empeoramiento de su crisis durante finales de mayo y principios de junio. Es más, el propio Gobierno explicó que hubo Comunidades Autónomas y ayuntamientos que retiraron fuertes cantidades de depósitos del banco en los días previos a su resolución, según reconoció en el Congreso de los Diputados el entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, que en los próximos días declarará como testigo en la Audiencia Nacional por el Popular.

Recurso ante Transparencia

Contra la resolución de la CNMC, aún cabe recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional y/o ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno sobre una cuestión que podría arrojar algo más de luz sobre la caída de Banco Popular ante la multitud de procedimientos judiciales que afectan a la que entonces era la sexta entidad española, entre los que se incluye un arbitraje internacional contra el Reino de España.

En cualquier caso, la decisión de la CNMC ya tiene el respaldo de Transparencia, organismo que en marzo de 2018 vetó el acceso a los Luksic al detalle de los depósitos de la CNMC en Banco Popular pese a que otros entes de naturaleza pública, como el Ayuntamiento de Barcelona, el Gobierno de Canarias, la Comunidad de Madrid, Renfe, Sareb o Loterías y Apuestas del Estado, sí que se la habían proporcionado, según explicaron los inversores chilenos entonces.

Pese a estos precedentes, Transparencia decidió rechazar la solicitud de Aeris Invest al entender que los movimientos de las cuentas corrientes de la CNMC, "afectan tanto a dinero público como privado, y, no siendo posible diferenciar si en el caso planteado los movimientos efectuados - si es que existen realmente- tienen como causa el expediente de liquidación del Popular debe mantenerse la confidencialidad de las cuentas corrientes y sus contenidos".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING