Lunes, 17.02.2020 - 08:11 h
Modificará las condiciones de sus contratos

La CNMC paga por sus depósitos tras el no de la banca a 'guardar' el dinero gratis

El regulador acepta que los bancos le cobren por custodiar sus fondos en un escenario de tipos de interés en negativo.

Fachada del edificio del Banco de España situada en la confluencia del Paseo del Prado y la madrileña calle de Alcalá.
La CNMC paga por sus depósitos tras el no de la banca a 'guardar' el dinero gratis./ EP

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) asume el actual escenario de tipos de interés en negativo y ya está pagando un 0,5% por los cientos de millones de euros que tiene repartidos en una serie de cuentas bancarias. ¿La mayor de ellas? La que ha abierto recientemente en el Banco de España, a la que ha transferido desde Banco Santander los 942 millones de euros procedentes del superávit del sistema eléctrico después de que ninguna entidad financiera se haya mostrado dispuesta a custodiarlos a coste cero, como exigía el contrato lanzado el pasado verano por el ente regulador, cuyo concurso, al igual que otros similares, ha quedado desierto.

Y es que la banca está menos interesada que nunca en captar pasivo como consecuencia de la política que impone el Banco Central Europeo (BCE). El tipo de facilidad de depósito está actualmente en el -0,5% y semejante importe es al que 'remunera' la cuenta abierta por la CNMC en el Banco de España. Al ser negativo, la institución que aún preside José María Marín Quemada tiene que pagar ese porcentaje sobre los fondos depositados, lo que supone en la actualidad un desembolso cercano a los cinco millones de euros anuales, cifra que se paga con el propio superávit y que se reducirá a medida que los fondos se vayan destinando a tapar los agujeros del sistema eléctrico

La cuenta en cuestión, en cualquier caso, debería estar gestionada por el Ministerio de Transición Ecológica, como prevé la Ley 3/2013, aunque se sigue encargando la CNMC de forma transitoria desde hace ya un total de siete años. Sea como fuere, la del superávit no es la única cuenta bancaria del regulador que tiene un coste, ya que CaixaBank también cobra un 0,5% desde comienzos de este mismo año por las nueve cuentas donde se recaudan las tasas y sanciones que impone la CNMC, cuyo saldo medio agregado ronda los tres millones de euros.

Este contrato se adjudicó a CaixaBank 'in extremis' y a propuesta de la propia entidad financiera el pasado 30 de diciembre después de que el preceptivo concurso público también quedara desierto, al exigirse un coste cero. El banco catalán, no obstante, ofreció el pasado 19 de diciembre hacerse cargo de los fondos durante un año a cambio de una comisión del 0,5% (de la que están exentos 50.000 euros en cada cuenta, es decir 450.000 euros en total) que no podrá superar los 14.900 euros durante los doce meses que dura el contrato. Eso sí, la CNMC se reserva la posibilidad de finalizar antes el acuerdo si abre un nuevo concurso y otra entidad financiera le ofrece un precio más competitivo.

Según fuentes cercanas a la CNMC, el ente regulador modificará a partir de ahora la normativa que rige la contratación de sus servicios bancarios para dejar de exigir que los mismos sean gratuitos, por lo que se dejará de redactar el siguiente párrafo en las licitaciones: "La entidad financiera no aplicará ninguna comisión ni gasto por ningún concepto, y tampoco en las cuentas o en la cantidad pagada al perceptor en las operaciones ordenadas por la CNMC y ejecutadas por la entidad financiera". Así, el organismo podrá obtener un precio más competitivo, en el entorno del 0,2% o del 0,3%, al que ofrece el Banco de Españaque es el depositante de último recurso y que cobrará un 0,5% mientras se mantengan los tipos de referencia del BCE se mantengan intactos.

¿Se cobrará por el dinero de los particulares?

Hace años que los bancos empezaron a trasladar la política monetaria a sus clientes empezando a cobrar por la custodia del dinero de las grandes empresas y de sus clientes institucionales, una práctica que ya aplica la práctica totalidad de las entidades financieras. Así lo reflejan las estadísticas oficiales del Banco de España, que informan de que el tipo de interés medio de los nuevos depósitos a plazo se situó en el -0,08% durante el pasado mes de noviembre.

El siguiente paso podrían ser cobrar por el dinero de los clientes particulares, una posibilidad a la que abrió la puerta Banco Sabadell y que ya sucede en otros países de Europa como Suiza o Alemania. Esta paradoja tiene lugar en un momento en el que las entidades descartan de forma sistemática manejar 'gratis' grandes cantidades de dinero de sus clientes, pues el escenario actual de tipos impide sacarles rendimiento, como demuestran los cada vez más deprimidos márgenes del sector.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING