Martes, 19.06.2018 - 18:10 h
La embotelladora da un paso al frente

Coca-Cola y Daurella alertan del riesgo independentista en su negocio en España

La compañía ha señalado en su 'Informe Anual de Gobierno Corporativo' que "está expuesta a los riesgos asociados con la inestabilidad en Cataluña". 

Daurella subraya que Coca-Cola European mantendrá un "sólido" compromiso económico y social en sus mercados
Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola European Partners. 

Coca-Cola European Partners, la embotelladora de la famosa marca estadounidense, ha publicado su 'Informe Anual de Gobierno Corporativo correspondiente al ejercicio 2017' y ha reconocido el impacto del proceso soberanista en sus cuentas. En concreto, la compañía ha informado que "la inestabilidad política en Cataluña y España podría afectar a las operaciones y ganancias de la compañía", por lo que "Coca-Cola European Partners está expuesta a los riesgos asociados con la inestabilidad en Cataluña y su posible impacto en la economía española".

Además, en su informe anual, presentado este jueves, han ido un paso más allá al señalar que "aunque improbable, actividades como huelgas o manifestaciones continuas podrían provocar la interrupción o retraso de su producción o distribución de productos".

Lo curioso es que su presidenta, Sol Daurella, ha vivido muy intensamente el proceso independentista en Cataluña. La máxima responsable de la compañía ha formado parte del Consejo Consultivo del Consejo de la Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat), aunque la celebración del referéndum ilegal provocaban que la ejecutiva abandonase el puesto el 26 de enero en 2017.  

La presidenta de Coca-Cola European Partners abandonaba el Diplocat tras las presiones recibidas. En concreto, en las redes sociales se organizó una campaña de boicot a Coca-Cola apostando por no consumir sus bebidas y también se realizó una petición para que la multinacional rompiera sus vínculos con ella. 

Desde el Diplocat han insistido en que su misión únicamente era promocionar Cataluña en el exterior, aunque ha guardado gran relación con todo el proceso soberanista. De hecho, fue suprimido el 27 de octubre de 2017 por el Gobierno de España tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución española. Además, a comienzos de febrero, el Tribunal Supremo mantenía la disolución y liquidación del Diplocat. 

La situación no pasó factura a la presidenta de la embotelladora de Coca-Cola, pero sí tuvo que lidiar con ella su marido. No en vano, Carles Vilarrubí dejaba en esos días su puesto en el banco de inversión Rothschild (era consejero y vicepresidente) y dimitía también de su cargo de vicepresidente del F.C. Barcelona después de que el presidente, Josep Maria Bartomeu, decidiera disputar el partido que enfrentaba al conjunto catalán contra la U.D. Las Palmas tras el 1-O.

Este jueves se ha conocido que Sol Daurella ha percibido por su cargo de presidenta una retribución de 656.735 euros en 2017, según datos publicados en su 'Informe Anual de Remuneraciones de los Consejeros correspondientes al ejercicio 2017'. La máxima responsable de la embotelladora ha ganado un 69% más que en el ejercicio anterior, aunque la compañía ha matizado que el sueldo que percibió Daurella en 2017 corresponde a un ejercicio completo, frente al de 2016, que solamente abarcaba la retribución de siete meses, desde el 28 de mayo al 31 de diciembre.

La directiva española, que posee 32,3 millones de acciones a través de la sociedad Olive Partners, habría percibido un sueldo fijo de 621.815 euros y 28.264 euros en concepto de presidenta del grupo. 

Buena marcha del negocio

Coca-Cola European Partners, la megaembotelladora que agrupa la mayor parte de Europa, presentaba resultados a mediados de febrero. La compañía obtuvo un beneficio neto contable de 688 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 25% respecto a un año antes, según ha informado la compañía, que ha anunciado un dividendo trimestral de 0,26 euros por acción, un 24% superior.

Damian Gammell, su consejero delegado, señalaba en su primer ejercicio completo como Coca-Cola European Partners que habían comenzado a darse cuenta de las oportunidades de crecimiento derivadas de la integración y, lo más importante, destacaba que "hemos incrementado moderadamente nuestras perspectivas iniciales de crecimiento en ingresos, beneficio operativo y beneficio por acción diluido". 

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios