Viernes, 23.02.2018 - 09:29 h
Las cuentas de la megaembotelladora europea

Coca-Cola European Partners dispara su beneficio pero sufre por la reforma fiscal 

El distribuidor de Coca-Cola en Europa, España incluida, dispara un 25% su beneficio pero asume un impacto de 320 millones por la reforma de Trump.

Imagen de botellas de Coca-Cola.
Botellas de Coca-Cola. / Efe

Coca-Cola European Partners, la megaembotelladora que agrupa la mayor parte de Europa, obtuvo un beneficio neto contable de 688 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 25% respecto a un año antes, según ha informado la compañía, que ha anunciado un dividendo trimestral de 0,26 euros por acción, un 24% superior.

Sin embargo, en términos comparables, el beneficio neto de la compañía subió un 13% en 2017, hasta 1.035 millones de euros. Esta última comparación incluye la actividad de la compañía como si su integración hubiera estado en marcha el 1 de enero de 2016, y no a mitad de año. 

Asimismo, el beneficio operativo contable de 2017 fue de 1.260 millones de euros, un 48% más, como consecuencia de la inclusión de Alemania, Iberia e Islandia, si bien en términos comparable se situó en 1.478 millones de euros, un 9% superior.

"En nuestro primer ejercicio completo como Coca-Cola European Partners, hemos comenzado a darnos cuenta de las oportunidades de crecimiento derivadas de la integración y, lo más importante, hemos incrementado moderadamente nuestras perspectivas iniciales de crecimiento en ingresos, beneficio operativo y beneficio por acción diluido", ha subrayado el consejero delegado de Coca-Cola European Partners, Damian Gammell.

Los ingresos contables ascendieron a 11.062 millones de euros, un 21% más que en 2016, mientras que en términos comparables fueron de 11.055 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,5%. Por áreas geográficas, los ingresos de Iberia aumentaron un 3% y los de Alemania crecieron un 2,5%. Asimismo, los ingresos de Gran Bretaña crecieron un 4,5% a tipo de cambio constante, mientras que en base comparable, cayeron un 2,5% como consecuencia del descenso de la libra frente al euro.

En cuanto a la evolución de las marcas en el ejercicio 2017, el volumen de producto vendido de las bebidas carbonatadas creció un 0,5%. Las marcas Coca-Cola descendieron un 0,5%, con un crecimiento de aproximadamente un 15% de Coca-Cola Zero Azúcar, compensando así el descenso de otras marcas.

Por su parte, las bebidas carbonatadas de sabores y energéticas aumentaron un 4% combinando un "fuerte" crecimiento de las bebidas energéticas y un "sólido" aumento de Fanta, Vio y Royal Bliss. Las bebidas sin gas se incrementaron un 1%, mientras que las marcas de agua descendieron un 1,5%.

Golpe fiscal de Trump 

Por otro lado, la compañía ha registrado un gasto fiscal no recurrente (provisional) de 320 millones de euros durante el cuarto trimestre de 2017, como consecuencia de la reforma fiscal de Donald Trump en Estados Unidos.

Dicha partida incluía un gasto estimado en el impuesto contable de aproximadamente 125 millones de euros relacionado con la transición de un sistema impositivo mundial a territorial y una reducción en los activos por impuestos diferidos de aproximadamente 195 millones de euros, principalmente debido a la eliminación de créditos fiscales extranjeros.

Aunque Coca-Cola European Partners es una entidad que cotiza en bolsa y está domiciliada en el Reino Unido, tiene varias filiales fuera de este país, incluida una sociedad de cartera constituida en Estados Unidos.

"No esperamos actualmente un aumento en los impuestos en efectivo como resultado de cualquier disposición de la Ley y, mientras seguimos evaluando la situación, en esta etapa, no anticipamos ningún impacto en nuestra tasa de impuestos efectiva en el futuro", ha señalado la firma.

Perspectivas para 2018

Para 2018, la compañía espera un crecimiento de los ingresos en la banda inferior de un solo dígito ('low single-digit'), incluyendo sus expectativas de crecimiento de ingresos operativos y beneficios por acción de entre un 6% y 7%.

Esta previsión de crecimiento de ingresos excluye el impacto en la contabilidad del incremento de impuestos a la industria de bebidas refrescantes.

La compañía espera que estos impuestos aumenten entre un 2% y un 3% el crecimiento de los ingresos, al tiempo que continúa trabajando para alcanzar su objetivo de obtener unos ahorros anuales antes de impuestos de entre 315 y 340 millones de euros a través de las sinergias a mediados de 2019.

Comentarios