Miércoles, 01.04.2020 - 08:01 h
A la venta por 31.500 euros

El coche que pilotará Fernando Alonso en el Dakar llega también al concesionario

La competición sirve a las grandes marcas como banco de pruebas para adaptar, certificar y homologar modelos muy cercanos a los coches de carreras.

El coche de Fernando Alonso
El coche que Fernando Alonso pilotará en el Dakar que comienza el próximo 5 de enero.

Unos importantes “bancos de pruebas” para las marcas de coches son las distintas competiciones en las que participan, lo que les permite experimentar y llevar al límite a los coches y sus componentes para, posteriormente y tras diversos trabajos de adaptación, homologación y certificación, configurarlos para salir al mercado y aparcar en los concesionarios. Fruto de ello, en las redes de distribución de las marcas podemos encontrar gamas, modelos e incluso marcas dependientes especializadas en la competición, con unas prestaciones “radicales” que se acercan de forma notable a los modelos de carreras.

Uno de los modelos de serie a la venta más conocidos con prestaciones cercanas a la competición es quizá el Honda Civic Type-R. Además de su agresivo aspecto, con un frontal y faldones muy marcados y musculados, y un voluminoso alerón trasero, el Type-R tiene un chasis más rígido y equipa un motor de 2 litros V-Tec Turbo que desarrolla 320 CV de potencia. Además, es configurable electrónicamente para, entre otras funciones, maximizar la respuesta de motor y endurecer suspensiones. El Honda Civic Type-R GT está disponible desde 44.700 euros.

Renault tiene también modelos radicales, entre los que cabe destacar el Megane RS Trophy, que si bien su aspecto no es tan llamativamente espectacular, cuenta con elementos diferenciales como su potente motor TCe de 300 CV de potencia, un chasis específico “CUP” y un diferencial de deslizamiento limitado torsen, además de unas enormes llantas de 19 pulgadas, a la venta a partir de 34.391 euros. Cuenta además con una versión de edición limitada, denominada Trophy-R.

La también francesa Peugeot tiene a la venta una versión de su popular 308, el GTi by Peugeot Sport. Se trata de un compacto basado en el 308 de serie con modificaciones realizadas con la división deportiva de Peugeot como las pinzas de freno, la suspensión deportiva rebajada, o el diferencial antideslizamiento tipo Torsen. Exteriormente es reconocible, más allá del distintivo “GTi”, por su pintado bicolor (la parte trasera en negro), las pinzas de freno en rojo, unas enormes llantas de 19 pulgadas “carbono”, salidas de aire ampliadas, y las letras Peugeot en rojo en el frontal. Está a la venta a partir de 34.391 euros.

Abarth, una marca deportiva del grupo Fiat, comercializa sobre la base de su popular Fiat 500 su versión más radical, el Abarth 695 Biposto Record, una pequeña bestia de un característico color amarillo 'Módena' que homenajea un récord de aceleración registrado en Monza en 1965. Es el modelo más potente de la historia de la marca, con 190 CV y menos de 1.000 kg de peso. Según la marca, de esta edición especial, sólo hay 133 unidades (se fabricó en el 2015), pero su versión actualmente a la venta, el 695 70 Anniversary, parte de los casi de 30.000 euros con un descuento que aplica la marca (sin él, son casi 35.000 euros).

La española Seat tiene su propia firma preparadora deportiva, CUPRA, que pone a la venta los modelos más deportivos y radicales de la marca. Tiene como buque insignia de competición su modelo TCR que, basado en el León, equipa un poderoso motor de 350 CV. Su hermano “de calle” es el León Cupra, que monta un propulsor de hasta 300 CV y con elementos de diseño específicos como llantas Cupra de 19 pulgadas y el emblema dorado. Además, dispone de configuraciones electrónicas de conducción con un modo exclusivo “Cupra”. Parte de los 34.391 euros.

Además de los modelos de turismo, también hay modelos a la venta de carrocería pick-up parecidos a los que compiten, por ejemplo en el Dakar. Es el caso del Toyota Hilux Dakar, que pilotará Fernando Alonso en la próxima edición de esta competición y que se vende en la calle. De hecho la propia marca señala que los coches son parecidos ya que el de competición está basado en el comercial, aunque con lógicos cambios en chasis, motor, caja de cambios y depósito de combustible para adaptarlo a las particulares condiciones de esta competición. El modelo de calle parte de los 31.438 euros.

Acabados dignos de competición

Más allá de modelos específicos, hay marcas que también disponen de acabados específicos para sus opciones más deportivas, que suelen ser transversales a la gama de modelos. Son su oferta más cercana a la competición en modelos de calle (también son sensiblemente más costosos). En esta línea, la marca de lujo Audi tiene a la venta sus acabados RS, que abarcan desde el Audi A3 (Sedán, Sportback), hasta los RS Q8 (disponible próximamente) y los TT RS (Coupé y Roadster). Son modelos especialmente deportivos cuyas potencias parten de los 400 CV y su rango de precios se inicia en los 66.330 euros del RS 3 Sportback y, entre los modelos más costosos se sitúa el Audi RS 7 Sportback a partir de 146.010 euros.

Su inmediata competidora es la también alemana BMW, que tiene en los acabados M su oferta deportiva “extrema” y componentes exclusivos para estos acabados. Los modelos M van desde el pequeño BMW M135i, que parten de los 306 CV de potencia y un precio de 51.700 euros, hasta los nuevos e impresionantes M8 Coupé Competition, con 600 CV de potencia y un precio de salida de 191.900 euros. La oferta incluye también sus modelos SUV, entre los que están el X3, X4, X5, X6 y X7, todos ellos disponibles con acabado M.

También marcas como Volkswagen tienen acabados más deportivos, como el caso de la denominación R-Line, pero ya se trataría necesariamente de vehículos con prestaciones tan extremas y tan diferentes a otros acabados de la misma gama. Otras, como Volvo, ofrecen el distintivo R en algunos de sus modelos para diferenciar acabados más deportivos, pero sin ser tampoco vehículos cercanos al mundo de la competición.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING