Viernes, 06.12.2019 - 04:19 h
Continuación de All Iron Ventures

Los creadores de Ticketbis agrandan su fondo: otros 80 millones para startups

Alcanzarán 120 millones, tras los 40 ya invertidos con su actual vehículo, y buscan evolucionar la gestión recortando comisiones y eliminando trabas.

Jon Uriarte y Ander Michelena, cofundadores de Ticketbis.
Jon Uriarte y Ander Michelena, cofundadores de Ticketbis. / Ticketbis

Más madera para invertir. Los creadores de la plataforma de reventa de entradas Ticketbis suben su apuesta para respaldar a startups. Ander Michelena y Jon Uriarte ultiman el cierre definitivo de un nuevo fondo con 80 millones más. Se suman a los 40 que ya han inyectado en diferentes compañías. El nuevo vehículo permitirá flexibilizar la gestión, eliminando los periodos máximos de inversión y abriendo la puerta a apoyar a compañías en fases más avanzadas.

Michelena y Uriarte firmaron la venta de Ticketbis a mediados del año 2016. Ebay pagó más de 165 millones en una de las principales ventas de una empresa de internet en España. Ambos se embolsaron más de la mitad de ese dinero, pues controlaban más del 50% de las acciones. Una parte de ese dinero se destinó a un primer vehículo que desembocó en All Iron, su particular 'family office'. Se creó una división concreta de tecnología para invertir en startups. Hasta ahora han desembolsado algo más de 40 millones de euros en ampliaciones de capital de 35 compañías, de las que la inmensa mayoría son en España (En EEUU se ha invertido en ocho y otra en Latinoamérica). En el portfolio  están firmas como Fintonic, Jobandtalent, Lingokids, Ontruck o Spotahome.

Ahora buscan subir la apuesta. ¿Cómo? A esos 40 millones de euros van a sumar otros 65 millones de euros 'extra' procedentes de inversores particulares (no institucionales) y 'family offices' en España. El primer cierre, de 55 millones, ya se ha completado, según explica Michelena a La Información. Quedan otros 10 millones más que pertenecen al último cierre y que se sellará en los próximos meses. El objetivo es alcanzar los 120 millones de euros. ¿Y los otros 15 millones? Una parte es aportada por los propios fundadores y otra por el Fondo Europeo de Inversiones (FEI).

Entre los inversores del nuevo vehículo no hay ninguno institucional. Respaldan ejecutivos del sector financiero, emprendedores españoles y diferentes 'family offices' de España. "Hemos querido que se incorporara gente del mundo financiero para tratar de validar el modelo de fondo que queremos poner en marcha", apunta Michelena.

Ese modelo se basa en una flexibilización de la gestión de los fondos. Por un lado, no se quieren poner un límite de edades de las startups objetivo. La mayoría de los vehículos de capital riesgo especializado en este tipo de compañías se especializan en diferentes etapas. En este caso descartan centrarse en un solo tipo. Sí que se ponen unos ciertos parámetros: tickets iniciales por operación (y compañía) de entre 100.000 euros y 2 millones. A esa aportación se podrían sumar más en rondas posteriores, hasta concentrar un máximo del 10% del fondo con cada una de ellas.

El otro cambio que quieren introducir en la estructura tiene que ver con los periodos de inversión y desinversión. Tal y como recuerda Michelena, los fondos suelen funcionar con un plazo de 5 años para desplegar todo el dinero y otros 5 para ir recogiendo los frutos. Ellos van a eliminarlo, lo que podría darle más flexibilidad. ¿Cómo lo van a ejecutar? Todo gira en torno a las comisiones de gestión que cobrarán.

Dado que tanto Michelena como Uriarte son dos de los principales partícipes, eliminan la estructura de comisiones tradicional. Los fondos suelen cobrar el 2% anual sobre toda la cantidad del fondo durante esos 10 años. Este nuevo vehículo sólo cobrará ese porcentaje de las inversiones ejecutadas y sólo durante un periodo de cinco años. En caso de que la startup sea vendida antes, lo inyectado en su capital será detraído de la cantidad total sobre la que se calcula la comisión. El objetivo es elevar el dinero disponible para respaldar a compañías. "Esperamos que de cada 100 euros, más de 90 vayan destinados a las startups", apunta.

Otros fondos

Este fondo de Michelena y Uriarte no es el único que ha sido levantado en los últimos meses. Bonsai Ventures, inversores iniciales de grandes compañías de internet como Wallapop, Softonic, Idealista o Infojobs. Recientemente ha levantado un fondo especializado en el mercado secundario de startups. Es decir, buscan comprar acciones en manos de inversores ya existentes. ¿Su tamaño? No se ha desvelado, pero algunas fuentes lo colocan en el entorno de los 40 millones. Otras gestoras españolas como Big Sur Ventures (Citibox, Funiglobal) también se han rearmado.

A estos se suman los que han recibido la undécima inyección de capital del fondo público del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Los fondos Adara Ventures (Stratio, Alienvault), Samaipata Ventures (21buttons, Spotahome, Ontruck) y JME Venture Capital (Flywire, Muroexe, Keatz, PLD Space) han recibido algo más de 40 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING