Miércoles, 27.05.2020 - 12:23 h
Un tráfico disparado

El colapso del coronavirus cierra cines... ¿y llenará de estrenos las plataformas?

Decenas de películas esperan a la apertura de cines, cuya fecha es incierta. Las negociaciones entre tecnológicas y productoras se intensifican.

Los tres fundadores de Filmin
Los fundadores de Filmin buscan nuevos socios. / EFE

El tráfico en plataformas como Netflix, HBO o Filmin se ha disparado. La llegada de Disney+ durante la pasada semana ha completado el escenario de un sector que por el confinamiento en los principales países del mundo causado por la dura pandemia del coronavirus vive una particular 'edad de oro'. El cierre de los cines en muchos de esos mercados ha llevado a que muchas películas se encuentren hoy en cola a la espera de su estreno. Productoras, firmas de streaming y distribuidoras mantienen negociaciones a todos los niveles para hacer saltar por los aires la estructura de distribución y adelantar estrenos directamente en internet, algo inaudito para esta industria.

La oleada del 'streaming' ha sido especialmente importante en las dos últimas semanas. Todas las operadoras de telecomunicaciones confirmaron que el tráfico se ha disparado estos días. La plataforma española de cine independiente Filmin le pone datos: el primer fin de semana de confinamiento, del 13 al 15 de marzo, su tráfico se disparó un 80%. "El consumo está siendo muy grande y estamos teniendo un crecimiento importante en le número de suscriptores", explica el consejero delegado de la firma, Juan Carlos Tous. Esta subida ha obligado a sus rivales a reducir la calidad de las emisiones para evitar un colapso de la red, tras la petición de la Comisión Europea.

La conclusión es evidente: esta opción ha ganado muchos enteros en estos días en familias que no pueden salir de casa y cuyas opciones de entretenimiento son muy limitadas. En España no hay cifras, pues ninguna de ellas comparte datos de suscriptores. A nivel global, la consultora del sector Antenna confirma a la revista Forbes que ese fin de semana entre el 13 y el 16 de marzo el número de inscripciones en Disney+ se triplicó respecto a la semana anteriores, mientras que otras firmas como Netflix lo elevó un 47%.

La otra circunstancia que se da hoy es el cierre indefinido de los cines en muchos de los grandes países del mundo. Los confinamientos obligados ha llevado a las principales cadenas a echar la persiana y presentar Expedientes de Regulación Temporales de Empleo (ERTE) para su plantilla. Aún no hay fecha para su apertura al público y mucho menos para que se recupere el consumo normal y habitual del común de los consumidores, debido a los temores que podría haber en el futuro a posibles contagios pese a haber sobrepasado la peor fase de la crisis.

Este pasado fin de semana era el tercero desde el confinamiento de los españoles. Pero habrá más. Al menos, otros dos más, sin contar con que se lleven a cabo nuevas ampliaciones de este periodo. Eso llevará a que habrá varias decenas de estrenos de cine producidos al margen de las plataformas que no podrán rentabilizar la primera ventana de distribución en las salas. Tous, 'jefe' de Filmin, confirma que se está dando esta situación y, aunque no cifra el número de películas pendientes de salir al mercado, sí que asegura que la problemática existe. Ni productores, ni distribuidores, ni cadenas de cine están logrando rentabilizarlo. Y es eso lo que está llevando a que se hayan iniciado conversaciones.

"Todos los productores están hablando ahora que todos los cines están cerrados, para ver qué hacen", apunta Tous. La ventana de distribución habitual en estos casos va de los tres a los cuatro meses. Es decir, es el periodo que pasa entre que se estrena en el cine y que se acaba incluyendo en estas plataformas digitales. Estos plazos varían dependiendo de los acuerdos entre distribuidoras y productoras y con el tiempo se han ido reduciendo. Ahora, este 'cóctel' causado por el coronavirus hará saltar por los aires ese lapso de tiempo. Al menos, temporalmente. "Está habiendo muchas conversaciones en estos días y habrá más", advierte el también productor con la compañía Cameo.

No todo es tan sencillo. En España hay una serie de condicionantes, según apunta el directivo. Por un lado, hay películas que tienen un contrato ya firmado con exhibidores de cine y sus 'ventanas de distribución' en las plataformas de vídeo bajo demanda dependen también del éxito que haya tenido en las salas. Por otro se encuentran las subvenciones al cine español por parte del Ministerio de Cultura. Estas ayudas impiden saltarse ese periodo de tiempo, por lo que se están produciendo los primeros contactos con el departamento que dirige José Manuel Rodríguez Uribes. Estos aún no han desembocado en nada.

Como asegura tous, "hay mucho temor a ser el primero que rompe la lanza". Y todo apunta a que lo harán primero los grandes 'majors' estadounidenses, a los que seguirán los más pequeños. El coronavirus ha puesto boca abajo al mundo y a su economía. Pero entre los que viven una particular 'edad de oro' son esas plataformas que pueden llenarse de estrenos y romper los plazos impuestos hasta ahora.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING