Viernes, 19.07.2019 - 14:59 h
Durante el año 2016 

Competencia expedienta a Telefónica por cobrar de más por su canal de fútbol

Concluye que la teleco consideró para sí misma un número de abonados inferior al real, lo que se tradujo en más costes para el resto de los operadores

Sede de Telefónica en Madrid. EFE
Competencia expedienta a Telefónica por cobrar de más por su canal de fútbol. / EFE 

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha propuesto abrir un expediente sancionador a Telefónica por considerar que en 2016 cobró de más a otros operadores, como Vodafone y Orange, por contratar su canal de fútbol 'Partidazo', pese a que la compañía ya les indemnizó por ello el año pasado.

El regulador ha explicado este miércoles que Telefónica calculó de forma errónea los costes fijos del citado canal para elaborar su oferta mayorista de canales de televisión de pago -a la que está obligada tras compra de Digital+- en la temporada 2016/2017.

Si bien Telefónica reconoció su error en septiembre de 2018, los operadores tuvieron que soportar por dicho canal unos costes mayores a los que les correspondían, según la CNMC, que por ello ha puesto en marcha un expediente sancionador, al entender que incumplió los compromisos adquiridos tras la compra del 56% de DTS (la antigua Sogecable) al grupo Prisa en abril de 2015.

Aquella operación se autorizó a cambio de que Telefónica, entre otros compromisos, comercializara a nivel mayorista una oferta anual de canales premium de televisión de pago en condiciones replicables por sus competidores.

Derechos de emisión exclusiva 

Para calcular el pago de los competidores por el acceso a los canales de fútbol y motor se establece el llamado coste mínimo garantizado (CMG), que incluye los derechos de emisión exclusiva y los costes de producción, entre otros, y que se reparte proporcionalmente entre Telefónica y las compañías que los contraten, en función de su número de abonados y sus redes.

Después de analizar el CMG del canal Partidazo que realizó Telefónica en julio de 2016, la CNMC ha concluido que la compañía consideró para sí misma un número de abonados inferior al real, lo que se tradujo en más costes para el resto de los operadores que lo contrataron. Consultada por la agencia Efe, Telefónica no ha querido pronunciarse sobre esta decisión de Competencia. 

El regulador ha tenido en cuenta que Telefónica ya devolvió los importes excedidos en septiembre de 2018, pero la temporada ya estaba vencida "sin posibilidad de reparar los posibles efectos sobre la competencia en su momento". Por ello, entiende que deberá compensar a aquellos operadores -Vodafone y Orange- a los que cobró de más.

A las puertas de la guerra del fútbol

Esta decisión de la Comisión se produce justo a las puertas de lo que va a ser una nueva guerra del fútbol este verano. Vodafone decidió el año pasado no renovar sus contratos para adquirir los derechos televisivos para su retransmisión al entender que, precisamente, esta estructura de costes vigilada por el regulador es "insostenible" al suponer un elevado desembolso para ellos.

Ante esta situación, Orange deberá decidir si, finalmente, saca la chequera y paga cerca de 300 millones de euros para tener todo el fútbol en su oferta convergente de la próxima temporada. Tanto el operador naranja como Telefónica tienen como 'tesoro' los 200.000 clientes de Vodafone que aún tenían contratado los ocho partidos de 1ª división de La Liga (sin Partidazo).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios