Lunes, 06.04.2020 - 21:02 h
Las grúas trabajan a destajo

Construcción e industria 'pasan' de los ERTE: un 95% de empresas están activas

Los sindicatos denuncian que la mayoría de pymes trabajan al 100%. Muchas no pueden hacer ajustes por "fuerza mayor" al no estar cara al público

Polígono industrial.
Construcción e industria 'pasan' de los ERTE: un 95% de empresas están activas, / L. I.

El desconcierto en los sectores de la industria o la construcción es notorio estos días: la mayoría de las empresas industriales, pequeñas y medianas (pymes), sigue funcionando con toda o casi toda la plantilla, los trabajadores quieren mayoritariamente largarse a casa, los empresarios no pueden aplicar un ERTE por fuerza mayor salvo si algún empleado se contagia y los sindicatos o las administraciones públicas apenas han recibido notificaciones de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). 

Un ejemplo es el sector industrial: mientras las principales fábricas de automoción como Nissan, Seat o Renault han anunciado ERTE masivos, el 95,5% de estas firmas son pymes y prácticamente ninguna ha iniciado la tramitación de estos expedientes. El 70% de los 2,5 millones de trabajadores del sector de la industria en España ejercen en pymes. "En mi empresa si paramos va a ser más por la falta de suministro de material o por que haya un contagio que por prevención", cuenta desde el anonimato un empleado de una fábrica de repuestos de Madrid. "Y todos queremos irnos a casa". 

Otro caso sintomático es el que vive el sector de la construcción: las obras de vivienda nueva amagaron con pararse hace tres días en Madrid al quedarse el Ayuntamiento de Madrid sin equipos de seguridad necesarios para realizar inspecciones técnicas municipales. Pero como la decisión final recae sobre el promotor o constructor, las grúas continúan funcionando a destajo removiendo tierra y haciendo labores de urbanización. Y muchas veces es fácil ver a albañiles sin mascarilla, como ha comprobado este medio en varias obras de la capital. 

Un vistazo a los ERTE que se van a presentar  a nivel estatal en la construcción revela en qué empresas los trabajadores podrán confinarse en sus casas (cubiertos por la Seguridad Social) y en cuáles no: Naturgy en las áreas de Limpieza y Jardinería; Limcamar, para su plantilla de 9.000 personas en toda España; Grupo Avintia, para 1.000 personas; Grupo Comsa, otros mil afectados; Ilunion en el sector limpieza (6.200 trabajadores) y en el de seguridad (6.700). Se esperan más ajustes temporales de empleo en Clece y Eulen.

Falta de suministro

Todas las empresas consideradas son grandes compañías que han diversificado su labor y operan en el sector servicios. El resto, como FCC, Acciona, Ferrovial, ACS y otros grupos constructores que cotizan en el Ibex, además de, lógicamente, las pequeñas y medianas del sector constructor, funciona con normalidad.

Habla un trabajador de un polígono industrial en Valladolid de una empresa con pocos trabajadores: "Nuestro jefe no puede aplicar un ERTE aunque quiera, porque a él no se lo van a conceder por fuerza mayor según el famoso decreto del estado alarma. Estamos considerados como sector clave, aunque ni yo ni ninguno de mis compañeros estamos de acuerdo con tal consideración. Solo nos iríamos a casa si hubiera un contagiado o alguien en cuarentena". Según otro operario, "somos sector clave porque no estamos de cara al público". 

Trabajar en lugares cerrados

"La mayoría sigue trabajando salvo en casos puntuales en los que no se podía garantizar las condiciones de seguridad porque los trabajadores estaban muy cerca unos de otros o situaciones así", señala Daniel Barragán desde CCOO. "La gente piensa en la construcción como trabajos de grúas al aire libre y no siempre es así: muchas veces se trata de labores de rehabilitación de edificios en lugares cerrados, donde el riesgo de contagio es mayor". CCOO y UGT piden que se cierren aquellas factorías cuya actividad no sea indispensable para el funcionamiento de la economía nacional.  

Volviendo a la industria, el cierre de las grandes plantas de automoción no ha obligado a clausurar a las fábricas externas, generalmente pymes que dependen 100% de la matriz. "En Renault todos los talleres externos que suministran al grupo  elementos como el chasis, estructuras nuevas, cambios y mejorías para las líneas u otros están a pleno rendimiento", explica un operario. Normalmente estas empresas suelen aprovechar las vacaciones de Navidad o de Semana Santa para fabricar estos productos. Ahora cuentan con más tiempo para producir debido a la crisis sanitaria, que ha derivado en un estado de alarma que nadie sabe ni puede augurar cuándo terminará. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING