Lunes, 06.04.2020 - 21:02 h
Menores flujos comerciales y aumento de la incertidumbre

Caixa abre el fuego de los 'profit warning' que amenazan a la economía española

La entidad financiera prevé que el crecimiento se sitúe por debajo del 1,5%, cifra que había señalado hasta ahora. 

Jordi Gual, presidente de CaixaBank
Jordi Gual, presidente de CaixaBank / Europa Press

"Esto es una crisis temporal". Pedro Sánchez ha repetido en numerosas ocasiones esta frase desde que el pasado sábado se decretase en España el estado de alarma. La última ocasión en la que estas palabras salieron de la boca del socialista fue este mismo miércoles en el pleno del Congreso de los Diputados en el que explicaba ante el resto de formaciones políticas las decisiones tomadas en los últimos días. Y sí, desde el mercado financiero coinciden en que se avecina una crisis que será temporal pero que variará en función de los meses o semanas que duren las medidas excepcionales que se han tomado. Pese a ello las entidades bancarias, que analizan constantemente la situación, ya han empezado a advertir a sus inversores sobre las consecuencias que el coronavirus podría tener sobre la economía nacional y global. 

La primera en hacerlo ha sido Caixabank. La entidad financiera que preside Jordi Gual ha abierto el fuego de los 'profit warnings' -revisiones de previsiones- que amenazan la economía española. La catalana, ahora con sede en Valencia, envió este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) un suplemento a una emisión de warrants en el que reseñaba la situación por la que está pasando nuestro país. La entidad financiera augura una crisis corta pero fuerte, según se desprende de las palabras a sus inversores, que rebajará la previsión de crecimiento que se esperaba para este año 2020. 

En concreto, Caixabank señala que la aparición del coronavirus -cuyos primeros casos se dieron en China a finales de noviembre y en España durante los últimos días de enero- y su rápido contagio a diversos países de la OCDE "puede inducir una desaceleración de la economía más pronunciada en 2020 de lo que sugiere la tendencia de fondo". Esto hará que el crecimiento de la economía para este año se sitúe, según la entidad, "por debajo del 1,5%". Esta cifra era precisamente la que se señalaba en la última previsión de la compañía y ahora, sin decir porcentajes concretos, queda rebajada. 

Esta idea de cambios totales en las previsiones de crecimiento también la ha dejado entrever el propio Sánchez en su intervención en el Congreso este miércoles. El presidente del Gobierno ha señado que 2020 "no tendrá doce meses, sino diez o nueve" en relación con la parálisis económica que supone el estado de alarma decretado por el coronavirus. El Ejecutivo trabaja así con un horizonte de caída del PIB, de acuerdo con la parada en la producción de gran parte de las empresas del país, de dos o tres meses, lo que puede llevar a dos trimestres de crecimiento negativo y supone una recesión a nivel técnico.  

En cambio, ambas opiniones, tanto la de Caixabank -primera entidad financiera española en manifestarse- como la del Ejecutivo, esperan que las consecuencias sean de corta duración. El impacto del coronavirus "se estima puntual y limitado a un intervalo contenido de tiempo", señala el banco que preside Jordi Gual en el citado informe. Sánchez ha ido más allá señalando que "si conseguimos mantener los niveles de empleo y la estructura productiva sostenida, cuando se pase la crisis se producirá un rebote de la actividad". De ser así, se espera que la "salida de la emergencia económica sea en forma de 'V' y no de 'L'", confirmó el presidente del Gobierno. 

En este sentido, desde Caixabank señalan a los inversores que de confirmarse el carácter temporal del impacto del virus, "cabría esperar un ligero efecto rebote del crecimiento en 2021". Pero antes de que eso pase, la entidad bancaria señala que este año la economía nacional sufrirá el coronavirus que se verá reflejado a través de "menores flujos comerciales no solo con China sino también con otros socios comerciales que se han visto afectados" por la enfermedad. Más allá de esto, también tendrá consecuencias como el "aumento de la incertidumbre" que, según la opinión de la entidad, "indicidirá de manera negativa en la demanda interna".

Riesgos en el escenario macroeconómico

Caixabank también señala que hay que reseñar que los riesgos que rodean el escenario macroeconómico siguen siendo notables más allá de la crisis que pueda causar las consecuencias económicas del coronavirus. En concreto, y excluyendo esta enfermedad de la lista, destacan, sobre todo, las que rodean el entorno internacional como las tensiones geopolíticas y las negociaciones entre la Unión Europea y Reino Unido por el Brexit, que pese a haber pasado a un segundo plano con la incertidumbre creada por el virus, sigue presente. 

En el resto del mundo, desde China hasta Estados Unidos, el coronavirus también tendrá efectos económicos. Las principales economías, como estos dos países, se desacelerarán, según señala la entidad financiera, o continuarán con bajos crecimientos, como en el caso de Japón o de la  eurozona. Y es que los riesgos para este escenario, en particular los geopolíticos y de salud pública, pero también los estrictamente financieros y macroeconómicos, son considerados por Caixabank como "notorios".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING