Domingo, 05.04.2020 - 12:50 h
Desde una perspectiva positiva

S&P reafirma el rating de Repsol pero lo rebaja a 'estable' por el crash del crudo

La revisión a la baja refleja la estimación de una contracción en sus ganancias para este año debido al desplome en los precios del petróleo y el gas.

Luis Suárez de Lezo y Antonio Brufau en una junta de accionista de la Repsol.
S&P reafirma el rating de Repsol 

S&P ha reafirmado la calificación crediticia a largo plazo de Repsol en 'BBB', aunque ha rebajado su perspectiva a 'estable', desde 'positiva', debido al impacto por la crisis del coronavirus sobre los precios del crudo, que se han desplomado hasta la zona de los 26 dólares en el caso del Brent. 

En un informe en el que analiza los ratings de los 10 principales grupos integrados de petróleo y gas y compañías de exploración y producción europeos ante el colapso registrado en el precio del petróleo, la agencia de calificación señala que la revisión a la baja de la perspectiva de Repsol refleja la estimación de una contracción en sus ganancias para este año debido al desplome en los precios del petróleo y el gas.

Así, considera que el desempeño financiero de la compañía se verá afectado "significativamente" por un derrumbe en el precio del barril de Brent a 30 dólares este año, frente a los cerca de 60 dólares de 2019 y que la petrolera tenía como objetivo en los 65 dólares en su plan para este año.

No obstante, la agencia de calificación estadounidense ha vaticinado que sus proyecciones de medidas crediticias para la compañía petrolera presidida por Antonio Brufau mejorarán a partir de 2021 debido a la recuperación en los precios del sector petrolero. 

Los expertos de la agencia de rating subrayan que el mantenimiento de la calificación de Repsol está respaldado por la percepción "de la voluntad y capacidad" de la compañía para llevar a cabo acciones para mitigar el efecto negativo en este entorno de precios más bajos, incluidos los recortes en los gastos de capital y la venta de activos. De hecho, cree que, en conjunto, esto debería permitir a Repsol situar el ratio de fondos operativos (FFO, por sus siglas en inglés) sobre la deuda en el 40%, desde el 30% al que puede caer en este año.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING